jueves, febrero 25, 2010

Si bebes...

1. No puedes salir borracho de tu despedida de soltero. Te tiene que llevar un amigo que no haya bebido o tienes que pedir un taxi. Claro, es que has de vigilar a quién tomas como ejemplo. El coche contra el que se empotró ha sufrido daños por encima de su valor.

2. No puedes formar parte de la comisión de Seguridad Vial del Congreso (ya se ha ido).

3. No deberías seguir siendo diputado. No ya porque, aunque quieras renunciar a los privilegios del cargo, no puedas y tu caso tenga que ir al Supremo (erratas aparte) porque no es posible renunciar al aforamiento. Ni porque tus abogados tengan un juzgado paralizado toda una mañana sólo por ti. Por simple dignidad moral.

4. No deberías seguir siendo presidente de Nuevas Generaciones de tu partido, y menos a tu edad, más que nada porque al parecer estás a punto de rebasar el periodo máximo permitido de permanencia. Tampoco está demostrado que las juventudes de un partido sirvan para algo.

5. Tampoco deberías ser máxima representante de una iglesia protestante (la primera mujer en ocupar el cargo, mala suerte) si te han pillado con un par de copas de más. Esta persona sí ha sido coherente dejando sus cargos. Que en España no dimite por vergüenza ni el que asó la manteca.

6. Siguiendo con religión, qué malo es a veces el celibato.

7. Tampoco debería seguir siendo secretaria general de un partido con diez millones de votantes la que dice algo como esto: "Todo el mundo tiene errores en la vida, son errores humanos, y es digno hacerle el reconocimiento por haber pedido disculpas (…) Si todos los diputados van a tener que dejar el escaño por una cuestión así me parece una exageración (…) "Si todos los diputados tuvieran que hacer la prueba de alcoholemia… ya sabemos como se pasan esas pruebas" (ver). ¿Qué es eso de "ya sabemos cómo se pasan esas pruebas"? Esto, como cuando dijo lo de las escuchas: o pone pruebas sobre la mesa (de momento nada) o que se calle. ¡Que hay gente que dimite por menos, eh! Eso sí, siempre fuera de España.

8. Otro tanto para la portavoz parlamentaria. Soraya Sáenz de Santamaría señaló que no es el primer fallo humano que se ha visto en el Congreso de los Diputados y afirmó que "el dolor de estos días quizás sea el mayor aprendizaje de madurez que puede tener una persona".

No hay comentarios: