domingo, noviembre 21, 2010

Sin que sirva de precedente

Decía. Sin que sirva de precedente voy a hablar bien de un político, en este caso Mariano Rajoy. Y más que nada por culpa de Zapatero o por comparación con este último.

Y es que el presidente del Gobierno ha declarado a El País que "En pocos días convocaremos a los 25 grandes grupos empresariales de nuestro país" para acelerar la recuperación.

Rajoy no ha tardado en responder. En Barcelona ha dicho que, en su opinión, Zapatero debería hacerlo con las pequeñas y medianas empresas (pymes) y con los autónomos, "los auténticos apaleados y sufridores de su política económica". Y en todo caso, hacen falta emprendedores con oportunidades de negocio. Eso es algo que estas grandes empresas no van a aportar.

Y en que Zapatero debería reunirse con pymes y autónomos en vez de con los gigantes, también lleva razón el presidente del PP. O igual Zapatero teme que haya alguien que por una vez se atreva a decirle las verdades del barquero.

No podemos descartar que, de ser presidente, Rajoy aplicase una política económica muy parecida, pero en que los verdaderos sufridores de la crisis, y donde más empleo se ha destruido, y más empresas y negocios han tenido que cerrar, son pymes y autónomos, creo que tiene razón. Las 25 mayores empresas del país, igual es que los tienen y los disimulan muy bien, pero no parece que sean los que más problemas tienen en estos momentos. Telefónica, por ejemplo.

Donde sí tienen problemas estos grandes grupos es en el exterior, donde les ponen, como es lógico, la etiqueta de españolas y sufren por ello la calificación de deuda y de la prima de riesgo que se atribuye al país. El lastre de la marca España. Y si se reúnen con Zapatero harían bien en cantarle las cuarenta por ello.