jueves, junio 11, 2009

Las aventuras de Trini y Bibi, entre otras boberías

No se puede tener ministras más torpes e incapaces, y ya lo siento porque son andaluzas. Menudo trío si siguiera Magdalena Álvarez.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha dado luz verde a la futura Ley de la Muerte Digna, que excluye de forma explícita el suicidio asistido y la eutanasia, al ser delitos, pero que sí reconoce el derecho a evitar sufrimientos innecesarios o a vetar la aplicación de determinados tratamientos destinados a alargar artificialmente la vida del paciente si se solicita. El PP pide respeto a las "creencias" para apoyarla y aleja así la posibilidad de un acuerdo. Esa oposición se esperaba. Lo chocante es la posición de la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, que, al contrario que su antecesor, Bernat Soria, se niega a abrir el reclamado debate sobre este delicado tema, ya que argumenta, de forma errónea, que "no hay demanda social" al respecto. ¿Es esta señora una ministra "de izquierdas"? Las medidas sociales es casi lo único que ahora mismo podría distinguir al PSOE del PP, si en el partido del Gobierno tuvieran algo de valentía. Recordemos que en Andalucía gobierna el PSOE, con lo que la discrepancia "canta" un poco más si cabe. Y mientras la gripe A, que cada vez infecta a más gente y está a punto de ser declarada pandemia, ha desaparecido de los espacios informativos.

Por otro lado, la ministrita de Igualdad, Bibiana Aído, aprende rápido del jefe y hace oídos sordos a las voces de dentro de su propio partido que le reclaman una revisión de la futura ley del aborto en el aspecto más polémico hasta la fecha: el conocimiento de los progenitores en el caso de las menores de edad. Si no lo quieres cambiar no lo cambies, pero al menos escucha a tus compañeros, digo yo. Fernando Garea ha trasladado la cuestión a los lectores de El País tanto el miércoles como el jueves, con muy escasas variaciones.

Si hubiera que juntar a estas dos mujeres con otra de igual o similar capacidad, sería a la ministra de Defensa, Carme Chacón. Claro que esta vez la metedura de pata no la ha cometido ella -se ve que se contagia-, pero tratar de tapar lo evidente resulta muy chusco. En videoconferencia pública, abierta a los medios, no se le ocurre otra cosa al general al mando de la misión en Líbano que decir sino que sus tropas habían capturado a una célula de espías israelíes. El desmentido fue inmediato alegando que se había producido "una confusión" y que no habían participado tropas españolas, sólo libanesas. No es eso lo que se le ha entendido perfectamente al general.

Felipe González les ha leído la cartilla a la Unión Europea y a Rodríguez Zapatero acerca de su incapacidad para llevar a cabo maniobras eficaces con las que combatir la crisis. Sólo se me ocurre decirle que, de donde no hay, no se puede sacar. Parece que Aznar no es el único ex presidente que ejerce de "mosca cojonera".

Sorpresa: el PSOE ganó en una provincia más de las indicadas en los resultados preliminares de las elecciones europeas. Ha sido en Málaga gracias al Censo de Residentes Ausentes (CERA), o sea al voto por correo. No obstante es significativo que el PP haya reducido a la mínima expresión los 14 puntos de ventaja logrados por los socialistas hace cinco años. O el PP lo está haciendo muy bien o el PSOE se ha dormido en los laureles. Mientras, la mitad de los diputados socialistas en la Asamblea de Madrid pide un plan urgente para paliar la sangría de votos que, tras el 7-J, les deja a 13 puntos del PP. ¿Se darán por enterados en Ferraz o se harán los suecos?

Cambios en el régimen sancionador de Tráfico. La grúa no se podrá llevar el coche en Zona Azul, sólo multarlo, salvo si has aparcado en zona reservada a minusválidos. Entonces sí, porque estás perjudicando a otra persona. Y podrás tener avisadores de radar, pero no inhibidores de señal.

Espero poder dejar el blog aparcado un par de días; depende de lo que tarde la próxima majadería que se le ocurra al Gobierno, básicamente.

Garoña que Garoña

Voy a hablar del posible cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña. Antes de suministrar enlaces, versiones y demás, voy a dar mi opinión sobre lo que me parece la postura del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en todo este asunto.

Se está metiendo en un jardín de mucho cuidado por tratar de quedar bien con todo el mundo, lo cual, si presides un Gobierno de un país, muchas veces no es posible. Ya debería saberlo tras cinco años en el cargo, pero parece que las cosas le entran por una ceja y le salen por la otra (sí, he pensado que siendo su rasgo de identidad, era mejor usar las cejas que las orejas). Es por este mismo motivo de no querer mojarse por lo que aún están pendientes el plan de rescate de las cajas, los acuerdos de financiación con las autonomías -sobre todo Cataluña, algo que parece haber pagado el 7-J perdiendo 200.000 votos- o el pacto con los sindicatos y empresarios. Y así es imposible gobernar, porque te invade la parálisis.

En el caso de Garoña, esto no se puede reducir a algo tan simple como dejarla abierta o cerrada por cumplir una promesa electoral. La política energética de un país, en este caso España, con alta dependencia del exterior, es una cuestión de estado que sobrepasa la capacidad de actuación del actual gobierno o del que venga, ya que debe gestionarse con amplitud de miras, con consenso y un amplio acuerdo, y a largo plazo para que no le afecten cambios de color en el despacho de La Moncloa. Por eso no se puede ni se debe dejar que algo así dependa de una promesa electoral. Debe ser que como ha roto muchas quiere cumplir alguna.

Centrar las miras sólo en Garoña impide que se genere un abierto debate público sobre el tema de la energía, pendiente desde hace mucho tiempo en nuestro país y que nadie se ha decidido a abordar firmemente. Implica una alarmante cortedad de miras en Zapatero, en el Gobierno y en el PSOE, e indica que carecen de una idea clara, de un programa, de una línea de actuación en la materia. La decisión sobre Garoña no la va a tomar el Consejo de Ministros, como se ha dicho -el ministro Sebastián aboga por alargar la vida útil-. La va a tomar personalmente Zapatero, del cual dudo que tenga suficientes conocimientos sobre las implicaciones de su decisión ni si cuenta con suficientes elementos de juicio. Parece un hombre instalado en un trono insonorizado a varios metros de altura al que nadie se atreve a rechistar.

Si realmente vas a cerrar Garoña tienes que tener un plan nacional de la Energía (con mayúsculas), o un proyecto marco, que diga claramente si optas o no por la energía nuclear, y, en caso negativo, es decir, que decides no hacer centrales nuevas e ir cerrando las que hay cuando cumplan su vida útil, has de decir con qué piensas sustituir la energía que se deja de producir con el cierre de la central (entre un 1% y un 2% en el caso de Garoña, nada que justificara un aumento de las tarifas eléctricas), empezar a construir la infraestructura de esa fuente de energía sustitutiva y recolocar a los trabajadores de la central, que suministra muchos puestos de trabajo directos e indirectos. Bueno, pues parece que el Gobierno de España no tiene previsto nada de todo eso.

Así que Zapatero decidirá cerrar la central, o ahora, lo que sería un grave error, porque a ver qué haces con los empleados, que ya están con la mosca tras la oreja -el Gobierno que dice defender a los trabajadores puede dejar a unas mil personas en la calle-, o bien dejar que llegue a los 40 años de vida útil y cerrarla en 2011, para lo cual ya puede ir pensando donde colocar una central de generación de energía renovable de aquí a esa fecha para compensar. Los modelos de energía limpia los dejaba muy claros un reciente reportaje de Soitu, que mencionaba seis ejemplos: eólica, eólica marina, fotovoltaica, solar termoeléctrica de concentración, geotérmica y mareomotriz.

Pero Zapatero no es un hombre de estado, no busca una política de estado, y tiene una visión a corto plazo de las cosas, y por visión a corto plazo entendamos elecciones. De ahí lo de cumplir una promesa electoral. Lo único que mueve a Zapatero a cerrar Garoña es el cálculo del número de votos que puede ganar o perder en el caso de dejar abierta la central los diez años que recomienda el Consejo de Seguridad Nuclear. Quienes crean que al presidente del Gobierno le mueve una verdadera "política verde" es tiempo de que salgan del error, por mucha batería de medidas en ese sentido que aprobara recientemente el Consejo de Ministros.

Opiniones a favor y en contra del cierre en La Ventana (clip de audio).

Zapatero, el martes en el Senado, se mostró muy ambiguo sobre si cumpliría su promesa -"procurará mantenerla", dice- sobre el cierre progresivo de centrales nucleares a preguntas de Pío García Escudero (PP) y no ha tenido más remedio que ser más explícito este miércoles en el Congreso interpelado por Joan Herrera (IU-ICV), uno de los apoyos claves para la estabilidad parlamentaria. Pero, aparte de ese cierre, ¿tiene un modelo? Yo creo que no. Greenpeace denuncia que el informe ha omitido datos sobre incidentes ocurridos en la central. El alcalde de Trespaderne, uno de los pocos socialistas en la comarca burgalesa de la central, anunció que se saldrá del partido si el Gobierno cierra la nuclear.

También en materia medioambiental, Shell ha evitado ir a juicio por sus abusos en Nigeria pagando unos once millones de euros. El conflicto acabó con la ejecución de nueve personas en 1995, entre ellas el poeta y activista Ken Saro-Wiva. Es triste que casi se vaya de rositas pero algo es algo y pienso que admite su culpabilidad, porque si no, no pagaría nada. La petrolera defiende que no tuvo nada que ver con aquellas muertes.

Ley Hadopi: ¡Zas! en toda la boca

Antes de conocer la resolución de la corte constitucional francesa, barajé otros dos títulos para este post, al respecto de la nueva ocurrencia de Ignasi Guardans para las subvenciones al cine: "La nueva estupidez de Guardans" y "No ganamos para disgustos", porque dos días antes había vuelto a declarar la guerra contra las descargas. Por suerte la patada a Sarkozy me ha permitido un titular bastante más gráfico. El Mundo ofrece el proyecto de ley y el dictamen. Al margen de las consideraciones que puedan hacerse a otras áreas de este periódico, su sección de Tecnología funciona francamente bien.

El Constitucional francés ha determinado que no es posible cortar una conexión a Internet si no lo ha autorizado previamente un juez, y no una autoridad administrativa; esa es la conclusión más importante a la que llegan, ya que tal como estaba redactada de "Ley Hadopi" o de los tres avisos, vulnera la presunción de inocencia y cuestiona el derecho a la información. Esta resolución, que hará que el proyecto deba ser revisado, afecta también a España en forma de puñetazo sobre la mesa, pues la ministra Sinde y el director del Cine Guardans querían aplicar aquí un texto igual de restrictivo.

Precisamente Ignasi Guardans, que en fecha reciente volvió a mostrar su hostilidad hacia las descargas (habría que recordarle que el intercambio de archivos no es delito), al apostar por la "represión" frente a la "piratería", se ha descolgado ahora proponiendo que las descargas autorizadas de películas en Internet se tengan en cuenta para dar las ayudas al cine. También baraja ayudar a los telefilmes que se emitan por televisión.

Si las descargas "legales" van a contar para las subvenciones, pues supongo que tendrán que hablar con las webs donde se hacen esas descargas para comprobar el volumen de tráfico y qué películas se compran más, y dar la ayuda en función de un porcentaje o en relación al número de veces que se descarga. Ya digo, o averiguar qué se baja legalmente, lo que requiere hablar con los portales y servidores, o bien que pongan los medios para crear un portal con las películas a libre disposición y en alta calidad. Ahora bien, dado que según las estadísticas la gente apenas se baja películas españolas por Internet, lo más normal es que recauden una miseria por ese concepto.

lunes, junio 08, 2009

No se enteran

El PSOE no se ha enterado de lo que significa la abstención. Leire Pajín ha dicho que si la gente hubiera querido castigar al Gobierno, habría habido más participación. Alma de cántaro, ¿aún no te han dicho que cuando los votantes socialistas están desencantados, lo que hacen es quedarse en casa?

Eso de que "si los españoles quisieran cambio" hubieran ido más a las urnas y el PP hubiera ganado por más, también lo ha dicho Zapatero ante la ejecutiva de su partido. Admite desgaste pero no ve fallos. Claro, desde arriba no se ve ni oye nada.

Y tanta abstención no quiere decir que no nos importe Europa, donde se decide buena parte de nuestro día a día, sino que no nos gusta ni nos interesa la que nos venden, ni cómo nos la venden nuestros políticos.

La derecha ha salido reforzada porque no hay candidatos fuertes ni ideas bien defendidas ni bien comunicadas del otro lado y punto. Para poner a uno que no tiene idea de qué hacer, han preferido en la mayoría de los casos dejar al que está. Menos en Reino Unido, donde ya no pueden decir más claro, pero quizá sí más alto, que no quieren a Brown, ni siquiera los suyos.

"La izquierda ha sido incapaz de articular un discurso europeo frente a la crisis que movilizase a sus votantes. En Reino Unido ha sufrido una derrota histórica", dice Andreu Missé mañana en la portada de El País. Pues eso.

A la juventud y a otros muchos colectivos no se les habla de lo que realmente les interesa. Vivienda y trabajo en mi caso. Y se les habla, se hace de un modo y con un lenguaje que no llegan. Como no venga alguien nuevo o los verdes y la izquierda alternativa se junten, vamos a tener que tragarnos el bipartidismo con patatas. Porque IU está trasnochada.

Europeas segunda parte

El PSOE insiste en que esto han sido elecciones europeas y que no hay que verlas en clave nacional. Vaya, deben ser los únicos que no han querido ver el castigo generalizado a los gobiernos nacionales. Sobre todo al británico de Gordon Brown, con los laboristas perdiendo en Gales y Escocia, derrota para los anales de la historia, quedando en el tercer lugar del cómputo general -algo seguro pese a las más de cien horas de recuento, increíble- y con la entrada histórica de dos diputados de la ultraderecha, que suma cincuenta escaños en el total de países. Algo que creo que ni es inesperado ni es un accidente porque ya se ha dado antes en tiempos de recesión (crisis del 29, ascenso de los fascismos en Italia y Alemania).

La derecha que se supone más centrista y moderada ha dominado con claridad. El último recuento le da cien escaños sobre los socialistas. Ello a pesar de ser ella y sus agentes económicos los culpables de la crisis económica. ¿Por qué? Como dice Manuel M. Almeida, "La izquierda ni ha sabido enfocarla (la crisis) ni ha sabido transmitir alternativas a una ciudadanía que vuelve a mostrar su completo desinterés por toda esa Europa que sólo parece responder y servir al bienestar de unos cuantos". En ese contexto habría que enmarcar quizá el refuerzo de los populares, y sobre todo, el descenso del apoyo a los socialistas en las comunidades madrileña y valenciana a pesar de los casos de corrupción: en ambas regiones el PSOE no supone una alternativa creíble de gobierno. En este caso parece que más vale malo conocido... Por cierto, ¿no tiene corrupción el PSOE, como en Alcaucín, Estepona o Lanzarote?

Estas elecciones europeas han supuesto dos puntos menos de participación que las anteriores, hasta quedarse en un 42,94%, la más baja de la historia de estos comicios. En España, las comunidades con más abstención han sido Cataluña y País Vasco, 62,46% y 58,04% respectivamente, un desinterés que también recuerda Lucía Méndez.

El PSOE gana en Cataluña pero cae siete puntos. Y gana en Andalucía pero el PP recorta. ¿Resultado de que empiezan a aburrir en Andalucía y de que las promesas incumplidas ya son demasiadas en tierras de Roger de Flor? Para hacérselo mirar.

Cabe distinguir no obstante entre abstención pasiva y mera indiferencia, y la llamada abstención activa, una forma de protestar contra las desigualdades del sistema, contra la ausencia de opciones creibles o contra el hecho de que en las campañas los partidos se olviden de los verdaderos problemas de la gente. Este artículo en Soitu nos lo puede dejar todo más claro.

Dudo que los partidos mayoritarios, PSOE y PP, lleguen a cuestionarse realmente el motivo de la elevada abstención, la verdadera ganadora, centrada sobre todo en los jóvenes -aquellos a quienes ZP dijo que no iba a defraudar- y que ésta se pueda deber a un hartazgo de sus nulas propuestas, de su lastimosa campaña conjunta o al olvido de la cuestión europea. ¿Cuándo se darán cuenta de que no todo vale? Nula autocrítica en ese sentido. Donde más tendría que haber es en el PSOE, que para eso ha perdido pese a una campaña tan agresiva y llena de mentiras.

Añadido: tan cierto es que no se han dado cuenta de nada que Leire Pajín ha dicho que si la gente hubiera querido castigar al Gobierno, habría habido más participación. Alma de cántaro, ¿aún no te han dicho que cuando los votantes socialistas están desencantados, lo que hacen es quedarse en casa?

No olvidemos los votos en blanco, 220.179 (1,41%), más del doble que en 2004, donde fueron 95.014 (0,61%). Un dato que ni se menciona.

Un punto muy concreto que no veo destacar a nadie es el del voto nulo. Han sido 98.079 (0,62%). Mucho menos que en 2004, cuando fueron 154.209 (0,98%). ¿A qué se debe el descenso? A que en 2004 no se pudo presentar ninguna lista vinculada o relacionada con la izquierda abertzale y quien votó a las que había, que habían sido ilegalizadas, se contabilizaron como voto nulo. Así, del total de 154.209 votos nulos, nada menos que 98.250, el 63,71% de los mismos, fueron en Euskadi. Ahora se ha presentado Iniciativa Internacionalista, que ha obtenido 175.895 sufragios, la gran mayoría en País Vasco (115.281, cuarta fuerza soplándole la oreja al PP), Navarra (22.985, tercera fuerza), y luego en Cataluña (16.575).

Suecia. Un grupo que había sido usado por parte de la acusación en el juicio contra The Pirate Bay ha publicado su disco en dicha plataforma para ser descargado. Noticia que complementa la obtención de un escaño por el Partido Pirata de este país.

Garoña. Greenpeace pide el cierre, que es posible que se produzca a pesar del dictamen favorable del CSN, y no por convicción de cambio de modelo, sino para que Zapatero pueda cumplir una promesa electoral.

Los discapacitados, víctimas de la piratería, según el presidente del Cermi tras la reunión con la ministra de Cultura. Argumento falaz, ignorante e interesado.

domingo, junio 07, 2009

Victoria corta del PP

El PP sólo le saca 2 eurodiputados al PSOE (23 a 21, sin llegar a los cuatro puntos de diferencia). UPyD logra un escaño. Rosa Díez, "eurofórica". El analista político de El País habla de "seria advertencia" para el PSOE y en Público dicen que Rajoy ha salvado el asiento. Según el gráfico por provincias de El Mundo, el PSOE sólo gana en 15 provincias. De la Vega no considera que haya castigo al Gobierno y Leire Pajín dice que son el partido socialista con mejor resultado en toda Europa. Rajoy dice que es un paso más hacia el cambio y hacia la Moncloa. Son maneras de verlo. El mejor titular, el de Lucía Méndez: "Discreta victoria, derrota agridulce".

La página web de la BBC, a las 00.42, ilustra el "castigo a la izquierda" con una foto de la victoria del PP en España. En el conjunto de Europa crecen ecologistas (gran subida verde en Francia) y minoritarios y vence lo que será el Partido Popular Europeo, más de 100 escaños de ventaja sobre los socialistas. Gran subida verde en Francia (16,01 %) y descalabro socialista (16,68 %), eso sí, con casi un 60% de abstención.

El PSOE
gana en seis de las ocho provincias andaluzas, pero baja en casi todas -subida testimonial en Huelva-. El PP queda a apenas 210.000 votos de los socialistas, unos ocho puntos porcentuales (eran 18). En 2004 la diferencia fue de 453.000 votos y dieciocho puntos con una participación dos puntos menor que la actual. El PP adelanta al PSOE en Almería. En Huelva, el PP recorta ocho puntos. Empate técnico en Málaga, con la salvedad de que el PSOE pierde más de 21.000 votos (ocho puntos y medio) y el PP gana unos 34.000 (sube cinco puntos). En Sevilla el PP gana 28.000 votos.

El PSOE también gana en Aragón pero baja de 220.719 votos (45,84%) a 204.884 (43,86%), y el PP sube de 192.406 sufragios (39,96%) a 195.395 (41,82%). El PP recorta cerca de veinte mil votos en Extremadura y se acerca mucho al PSOE en Asturias. En Cataluña, CiU (aunque iba en coalición) adelanta al PP y el PSC desciende más de 200.000 sufragios. ¿Un aviso para las autonómicas? ERC pierde casi setenta mil votos sobre 2004. En Euskadi el PP pierde más de treinta mil votos y apenas aventaja en 630 votos a Iniciativa Internacionalista, que no logra escaño. La diferencia entre PNV y PSE es de sólo 6.791 votos cuando hace cinco años el PNV le ganó por 49.802. Clara muestra del declive de la formación nacionalista, supongo. El PP duplica su ventaja sobre el PSOE en Madrid y Valencia.

La séptima opción de los españoles, el voto en blanco. El sobre introducido en la urna sin ninguna papeleta se ha duplicado en estas elecciones respecto a las Europeas de 2004, según informa la agencia Efe. Con el 99% escrutado hay 218.372 votos en blanco. Participación del 46%. Igual deberían anularse y repetirse las votaciones con una participación inferior al 50% del electorado.

En Suecia, El Partido Pirata logra un eurodiputado: “Piratpartiet 7,1 % (1)” http://www.dn.se/
“No me lo creo”, dice el líder de la formación. El próximo 1 de julio, Suecia, país euroescéptico, asume la presidencia de la UE.

En Reino Unido, el ultraderechista BNP ganaría un escaño por Yorkshire y los laboristas de Gordon Brown podrían quedar como cuarta fuerza pero aún faltan muchos datos. El descalabro parece seguro.