sábado, junio 25, 2011

La separación Iglesia-Estado

Las portadas se las llevan las visitas del Papa a España, a Santiago y Barcelona en noviembre del año pasado, y a Madrid este agosto con horas extra para funcionarios ¿voluntarios? de la Comunidad de Madrid, y protesta de sacerdotes de base por su coste y por la alianza con grupos empresariales para financiarla. También que haya políticos del PP (Juan Cotino) que ponen crucifijos en sitios que son de todos, como la presidencia de un parlamento autonómico. Hay un alcalde del PSOE (Juan Alberto Belloch), tema que fue menos difundido, que poseía la misma costumbre, pero al parecer le han dicho que para seguir en el puesto debe ir abandonando dicho hábito (leer último párrafo). Y una flamante presidenta autonómica del PP (Cospedal) que va al Corpus, donde vuelve la banda de música del Ejército a interpretar el himno de España ante una imagen religiosa, algo que en teoría está prohibido.

Pero debajo de estos temas de portada, con el Papa y políticos famosos en gran parte del país como protagonistas, se esconde la realidad de todos los años y de todas las elecciones: biblias y crucifijos en las tomas de posesión de alcaldes, presidentes autonómicos, ministros y cualquier cargo o carguillo público y varas de mando, medallas al cuello y mantillas al viento para que alcaldes y concejales de todos los pueblos de España acompañen a los cristos y vírgenes de sus localidades en el Corpus, en la procesión de las fiestas locales o en la Semana Santa. Representantes públicos que deberían tratar sin distinciones a todos los ciudadanos, con estas apariciones en actos católicos o pseudocatólicos borran de su nómina de representados a todos aquellos que no profesan dicha religión: musulmanes, ortodoxos, evangélicos o ateos, que de todo hay, y cada vez en mayor número, en toda España.

La separación Iglesia-Estado sigue siendo un tema pendiente en España. Y la Ley de Libertad Religiosa que el Gobierno aparcó en el baúl de las promesas olvidadas tampoco se antoja la solución. El primero de los males a suprimir es el Concordato (ejemplo 1 y ejemplo 2) de 1979.

miércoles, junio 22, 2011

El Metro escribe el futuro de Málaga

Esta mañana, un grupo de periodistas hemos visitado las obras de la línea 2 del futuro Metro de Málaga, a la altura de la que será parada de El Torcal, la intermedia de este tramo, en una iniciativa promovida por el director de Metro Málaga, Enrique Salvo, en la que invitaba a los miembros de la Asociación de la Prensa de Málaga a conocer el túnel, comprender las complejidades de la obra y otros aspectos curiosos del proyecto. Mi agradecimiento en primer lugar a su persona, así como a Pedro Fernández, director de comunicación, por ofrecernos esta oportunidad y por las facilidades dadas.


Plano del Metro

Siendo la estación intermedia de la línea 2, es la de El Torcal la que lleva las obras más avanzadas, junto a las que la flanquean a ambos lados, como son la de La Luz-La Paz y la de Princesa. Los trabajos se han guiado por tres principios básicos: accesibilidad universal, limpieza y seguridad. Por ejemplo, en esta estación solo hay una columna y se han tratado de eliminar todos los posibles recovecos. El suelo cuenta con una línea de pavimento táctil para deficientes visuales. Los cristales son laminados, a prueba pues de vándalos y grafiteros, o eso aseguran. Los rodapies son circulares y el suelo antideslizante. No habrá taquilleros físicos, pero sí personal de información. En esta estación en concreto falta instalar las máquinas canceladoras de billetes.


Interior del túnel

En el futuro, a las dos primeras líneas se les unirán dos más. Se espera que el servicio empiece a dar beneficios en el plazo de seis o siete años a partir de la inauguración del primer tramo de la línea 2 (azul), prevista para el 11 de noviembre de este año (11-11-11). El 31 de diciembre se contempla la apertura del tramo Puesto de Control - Universidad de la Línea 1 (roja), en superficie, y que coincidirá con el 50 aniversario de la supresión del antiguo servicio de tranvía (suburbano) con que contaba la ciudad de Málaga. La unión de las líneas 1 y 2 se prevé para febrero de 2013 y la puesta en servicio de las dos líneas al completo para el 31 de diciembre de 2014. Para esa fecha se considera que el número total de pasajeros que utilicen el Metro de Málaga será de veinte millones al año. Por supuesto la idea es que el Metro se integre dentro del Consorcio de Transportes, que ya incluye a la línea de cercanías y a los servicios de autobuses, así como a la mayoría de municipios del área metropolitana.

Una de las primeras decisiones, según nos comentó Salvo, fue si la ejecución de los túneles debía hacerse mediante tuneladoras o a través de muros pantalla, optándose finalmente por esta solución que se ha demostrado más eficaz y menos agresiva. Estos muros pantalla, cuya profundidad es en casi todas partes de 25 metros, pero que a la altura del Palacio de Deportes es de 54 metros, han contribuido a asegurar las edificaciones colindantes. En medio de los muros pantalla que delimitan la anchura de vías y andenes se han instalado las llamadas losas estampidoras. El material absorbente de ruido es a base de Herakustik. Y por supuesto habrá conectores para posibilitar el uso de telefonía móvil y wifi.

Cuando Málaga se vio anegada por las inundaciones de noviembre de 1989, el entonces alcalde, Pedro Aparicio, pidió ayuda al Gobierno central. Se descubrió que Málaga estaba atravesada por tres arroyos, lo cual facilitó la avenida de las aguas. El responsable del Metro ha relatado cómo Aparicio fue muy criticado, ya que a pesar de la petición de ayuda económica, no se observó ningún resultado visible de supuestos trabajos encaminados a evitar futuras inundaciones. La razón de ello es que los trabajos consistieron, básicamente, en embovedar los arroyos, algo que quedó bajo la superficie. Y es algo que por cierto funcionó. Durante los trabajos del Metro se han hallado estos embovedados, y de hecho en el tramo que hemos visitado está uno de ellos, el correspondiente al Arroyo de Los Caños (en la foto inferior).


Literalmente con el agua sobre nuestras cabezas

De cara al usuario, éste se encontrará con dos niveles, el de vestíbulo y el de andén. Dentro del objetivo de la accesibilidad, cada entrada cuenta con una escalera pedestre central y dos mecánicas a los lados, así como un ascensor. Hay un nivel intermedio, no visible, que es donde por ejemplo nos hemos encontrado el citado arroyo embovedado. Ahí figuran también los habitáculos de las salidas de emergencia y de los cuartos técnicos con los puntos de aporte de energía, pensados para que en ningún momento la línea se quede sin fluido eléctrico. Las estaciones cuentan con andén central con las vías a los extremos. El sentido de circulación de las unidades será al modo inglés, por la izquierda. Por seguridad, entre el andén y la puerta de las unidades habrá una mampara de separación de 1,80 de altura. Los andenes miden 67 metros de longitud, hay contratados 14 trenes o unidades y existe la posibilidad de montar composiciones dobles para periodos de alta afluencia (Semana Santa o Feria), de modo que se pueda desalojar hasta a diez mil personas a la hora. Las vías son de ancho internacional ante la posibilidad de que circule un futuro tren litoral. Hay una salida de emergencia cada dos estaciones.

Para evitar discrepancias y enfrentamientos, tan habituales en Málaga por casi cualquier cosa (va en serio), ninguna de las estaciones lleva nombre de persona. Sin embargo, los responsables del Metro han tenido problemas con los vecinos por los nombres de algunas estaciones, siendo los más sonados los episodios de la parada La Luz-La Paz y el de La Isla. En el primer caso no gustaron los nombres escogidos por la empresa y en el segundo hubo un empeño, que no fructificó, de una asociación de vecinos porque llevara el nombre de la barriada, Huelin, tomado del creador de la misma, Eduardo Huelin, que edificara allí el primer barrio de la ciudad pensado de forma específica para que residieran los obreros de su fábrica. El nombre de La Isla responde al que está considerado el primer barrio ferroviario de España, indicó Salvo.

Han sido motivo de retraso de los trabajos en la línea 1 los constantes descubrimientos de restos arqueológicos, como fue el de un asentamiento nazarí a la altura de la glorieta de Albert Camus. También se han hallado un muro defensivo árabe ¡de hormigón! contra las inundaciones del llamado Arroyo del Cuarto (que incluía un portalón y un torreón octogonal), una necrópolis romana del siglo II a.C. y restos de una industria alfarera, incluyendo lo que todo indicaba que era la tienda del alfarero en cuestión. La abundancia de arcilla en la zona, y la confluencia de dos ríos lo hacían posible. A propósito: el nivel freático de la zona es de un litro y medio por kilómetro y segundo. No es mucho si pensamos que en algunos puntos de la línea de Metro de Madrid es de hasta cinco litros. El agua subterránea que se filtra por las paredes se recoge y se destina para el riego de parques y jardines.

Otra anécdota relatada por Salvo consiste en el motivo por el cual ni los suburbanos ni el actual tren de Cercanías de Málaga han pasado nunca de Fuengirola, cuando sí han existido proyectos para que llegasen hasta Algeciras, pasando por Marbella y Estepona. Al parecer, el sacerdote y posterior Monseñor Rodrigo Bocanegra, responsable de la diócesis marbellí, siendo confesor y consejero de Carmen Polo de Franco, le pidió que el tren nunca llegara a Marbella, para que no la visitara toda la "chusma" procedente de Málaga. Y nos dice que éste llegó a llamar al ferrocarril "lengua del diablo".

Difícilmente podía imaginar al principio de la mañana que iba a estar literalmente debajo de un arroyo (sin mojarme). Y desde luego dudo que pueda volver a andar por una vía de metro con la tranquilidad de que no voy a ser arrollado en el intento. Gracias de nuevo a Metro Málaga por la amable invitación.

lunes, junio 20, 2011

Me hago preguntas. ¿Tienes respuestas?

El movimiento 15-M (atrás parecen haber quedado los lemas "Democracia Real Ya" o "No Les Votes") ha logrado este domingo movilizar a cientos de miles de personas en toda España, en esta ocasión con un tema específico dominando las marchas: protestar contra el llamado "Pacto del Euro". Según Lynce para EFE, unas cuarenta mil personas en Madrid. Según El País, hasta cien mil en Barcelona. También en Valencia, Sevilla, Málaga, Santiago... Según parece, aparte de una nueva marcha en julio, ahora tienen dos objetivos principales: la convocatoria de una huelga general y un referéndum. Quizá con el objeto de medir el apoyo popular real al movimiento, ya que por ejemplo las preguntas que plantea dicha consulta son muy generales. En cuanto a lo primero, está claro, a partir de las cifras que indica Público, que han logrado concitar más apoyo del logrado por CCOO y UGT en sus últimas convocatorias. Si lograsen dicha huelga, podrían demostrar una cosa: la inutilidad de los sindicatos en España tal y como están concebidos ahora mismo. Al menos la de los dos sindicatos mencionados. El referéndum, por supuesto, sería meramente consultivo, ya que solo son vinculantes los convocados por el Estado.

Les deseo toda la suerte desde aquí, pero me asaltan dudas y preguntas, y me gustaría que alguien cualificado me las contestase.

Pese a haber aparecido portavoces del movimiento en algunos medios de comunicación, la gran masa de integrantes del mismo no ha dejado de insistir en todo este tiempo en que no tienen o no quieren representantes, pero sobre todo en que no representan a nadie, no quieren ser representados y que los políticos no les representan.

Así pues, pregunta: si no se sienten representados por los políticos, ¿a quién pretenden hacer llegar sus propuestas?, ¿con quién quieren hablar?, ¿quién esperan que plasme sus propuestas en algo sólido?, ¿a quién se están dirigiendo?

En caso de que sí quisieran hablar con los políticos, ¿con quién deben hablar éstos? ¿Cómo van a escoger a sus interlocutores, portavoces o representantes? Es el problema de ser un movimiento vertical. Vamos, que igual los políticos quieren escucharles, pero no saben a quién deben dirigirse.

Pretenden, en líneas generales, una regeneración de la democracia. Bien, resulta que en el modelo político actual existente en España, los partidos políticos son votados en elecciones para ejercer la representación popular. Nos guste o no, son los representantes legítimos escogidos para ello. Por tanto, aunque los integrantes del 15-M digan que los políticos no les representan, resulta que estos mismos políticos son los únicos interlocutores válidos a los que hacer llegar sus propuestas, de modo que van a tener que acabar hablando con ellos aunque no quieran.

Es decir, por una parte dicen que los políticos no les representan, pero por otro lado, si quieren que sus propuestas lleguen a algún lado, es justamente a dichos políticos a los que se las han de trasladar, puesto que son los únicos capacitados para hacerlas realidad. Y porque, si dicen que los políticos no les representan, ¿a quién le estaban pidiendo este domingo que no se aplicara el Pacto del Euro? ¿Al aire? No. Precisamente se dirigían a esos políticos que no les representan.

Y es que repito, si quieren que sus propuestas no sean castillos en el aire, no pueden quedarse en lo que están haciendo: van a tener que acabar hablando con esos mismos que dicen que no les representan, los políticos, puesto que son ellos los que redactan y elaboran las leyes. La anarquía, o incluso la autogestión, no son posibles: el ser humano es débil y necesita que alguien le diga lo que tiene que hacer.

Y en todo caso, que en 2012 voten al partido que incluya estas propuestas en su programa electoral, porque, queramos o no, partidos políticos tiene que haber. Aunque sepamos que distan mucho de ser perfectos.

Como pueden ustedes leer, tengo dudas y las planteo. Si después de leerme, alguien cree que 1) estoy en contra del 15-M, o peor 2) que no tengo derecho como ciudadano a plantear estas dudas, es que es quien así piensa el que tiene un serio problema. De tolerancia y de respeto a las opiniones de los demás. Yo solo pido que alguien cualificado resuelva mis dudas. Se lo agradecería.

Actualización, martes 21.

Los 'indignados' dicen que 'es imposible negociar con el 15M. No tenemos líderes'

Pues me reafirmo, lo siento mucho. Si no se puede negociar con ellos, ¿cómo pretenden hacer llegar sus propuestas y a quién? Pues así no llegarán a nadie ni a ninguna parte. Porque ellos, por su cuenta, no pueden convertir en norma o ley las cosas que proponen.

Al final, en Extremadura gobernará el PP

Decía en la entrada anterior que algunos medios de comunicación atacaban a Izquierda Unida por la posibilidad de que sus militantes extremeños decidieran no apoyar la investidura del hasta ahora presidente, Guillermo Fernández Vara (PSOE), en contra de los deseos expresados por su coordinador general, Cayo Lara, el diputado Gaspar Llamazares y demás cúpula de la coalición en Madrid. Finalmente así ha ocurrido, y determinados medios y periodistas, curiosamente con supuesta etiqueta progresista, no han tardado nada en criminalizar, así como suena, la decisión tomada por IU Extremadura. Que sus razones habrán tenido, y deben ser respetadas. Público titula en su web "IU Extremadura se rebela y entrega el Gobierno al PP", y emplea similares términos en su portada en papel. Mientras, El País titula en la portada de papel "IU agrava la debilidad del PSOE al dar paso al PP en Extremadura" y es admisible en gran parte el texto que publicaron ayer en su web. Lo que es verdaderamente terrible es su editorial, con el elocuente título "Vuelve la pinza".

De muy grave hay que calificar la reacción, en Twitter, del diputado de IU Gaspar Llamazares, y de cínica la del principal corresponsal político de El País, Fernando Garea, el mismo que analiza las encuestas de Metroscopia para este periódico, esas encuestas en las que IU nunca aparece, como tampoco ningún otro partido del arco parlamentario, ahondando así en el bipartidismo. Menos mal que el propio Guillermo Fernández Vara ha puesto cordura, también en su cuenta de Twitter, respetando la decisión de IU y asumiendo la responsabilidad propia en lo ocurrido. La reacción más incendiaria, impropia de un periodista que se las dé de medianamente objetivo, me ha parecido la del exjefe de informativos de la Cadena Ser (aquí). Demos gracias a que ya no está allí.