jueves, septiembre 02, 2010

Diccionario

Hoy, en una noticia del diario AS: "El honorable objetivo de disputar unos JJ OO persigue a las mejores promesas futbolísticas de nuestro país, que hoy pueden ver sesgado ese sueño si caen derrotadas en Alcoy ante Holanda".

Y al verlo me pregunté, ¿sesgado o segado? Veamos:

DRAE.

Sesgar.

(Del ant. sessegar, y este del lat. vulg. *sessicāre, der. del lat. sessus, part. pas. de sedēre, estar sentado).

1. tr. Cortar o partir en sesgo.

[O sea, sólo es cortar de una determinada forma].

2. tr. Torcer a un lado.

3. tr. Atravesar algo hacia un lado.


Segar.

(Del lat. secāre, cortar).

1. tr. Cortar mieses o hierba con la hoz, la guadaña o cualquier máquina a propósito.

2. tr. Cortar de cualquier manera, y especialmente lo que sobresale o está más alto. Segar la cabeza, el cuello.

3. tr. Cortar, interrumpir algo de forma violenta y brusca.

Para mí que lo correcto hubiera sido "segar" y no "sesgar" las aspiraciones. ¿Ustedes cómo lo ven? Ya, ya sabemos que el periodismo deportivo no merece llevar delante la palabra periodismo, pero qué le vamos a hacer. Bueno, el periodismo normal a veces tampoco. Y mejor no sigo que me cargo el edificio entero.

miércoles, septiembre 01, 2010

La noche y el día

Nuevo episodio de "catalanofobia" en la prensa conservadora española.

Portada de El Mundo, martes 31 de agosto. Noticia principal: "Un tripartito agónico [N.d.A. esto es no saber diferenciar opinión de información] impone saber catalán a los catedráticos. La Generalitat recupera el decreto que intentó aprobar en enero de 2006, mientras Montilla apura su mandato. Han tenido que pasar cuatro años, pero el tripartito no está dispuesto a ceder en una de sus demandas históricas en la Universidad catalana. En sus últimos coletazos, y a las puertas ya de las elecciones autonómicas de noviembre, el Govern ha recuperado la cruzada para obligar a todos los profesores universitarios a que hablen el catalán". Para colmo se le dedicaba al asunto uno de los editoriales, que pueden ustedes leer aquí (es lo que tiene no ser abonado de Orbyt), titulado "Un 'Govern' moribundo obliga a los catedráticos a aprender catalán". Adjetivos o epítetos empleados: "moribundo" (dos veces), "disparate", "norma absurda", "mediocridad", "sangrante", "despropósito". Y aquí, dentro de la misma página (e-pesimo), el texto de la noticia sobre esa supuesta e inminente obligación a las universidades catalanas. Además de que el titular dice "impone", en presente, como si ya fuera un hecho consumado y vigente.

El mismo redactor, un día más tarde, en la portada del miércoles 1 de septiembre, trata la "marcha atrás" de dicho proyecto y resulta que, oh sorpresa, "Lo que el lunes se aseguraba que era un acuerdo cerrado y listo para ser aprobado pasó a ser una propuesta que se está estudiando". Bastante diferente de lo que se aseguraba el día anterior. Por si fuera poco, el tratamiento, como se puede observar al comparar ambas portadas, es también muy distinto. Mucho menos espacio dedicado, tercera noticia en vez de primera, y a la derecha de la página, donde los canones mandan que se ve menos. ¿De verdad "Montilla corrige a Huguet" sobre algo que estaba casi hecho o es que no había absolutamente nada que fundamentara el profuso tratamiento dado al mismo hecho el martes? ¿Habrá editorial esta vez? El tratamiento de una noticia y otra, de un día para otro, es como la noche y el día. Y ya no está en la página 4, sino que pasa a la 8. Pero, eso sí, no relajamos la artillería. La noticia de este miércoles en la página 4 de El Mundo, como ven, también está destinada a torpedear al inquilino de La Moncloa utilizando de ariete la acción o palabra de una de las autonomías donde gobierna su partido.

Lo he dicho alguna vez o aquí o en redes sociales: parece que hay quien oye o lee "catalán" y/o "Cataluña" y le entran los siete males. En El Mundo parecen alojarse varios convalecientes de dicha dolencia, absolutamente imposible de extirpar: no tiene cura. Y porque llevo varios días sin verme las portadas de ABC o La Razón, que si no... Bueno, y por supuesto, sacar el recurso de Cataluña o el del País Vasco para torpedear por dianas indirectas al presidente del Gobierno es también moneda de uso corriente en estos medios. Y mira que hay motivos de sobra, como los reiterados incumplimientos de su programa electoral, para criticar la actuación del Gobierno, pero es que esta gente siempre recurre a los mismos (hace un par de días Mayor Oreja volvía en Intereconomía TV con la matraca de la tregua de ETA). Y casi siempre sin razón.

martes, agosto 31, 2010

El ministro de Deportes

Este martes en la portada de El Mundo.

Y lo malo es que el titular dice una gran verdad. Probablemente el mayor logro de Zapatero en esta legislatura sea éste. Y ni siquiera es suyo.

lunes, agosto 30, 2010

Si no hay más remedio...

... Me pondré a criticar al Gobierno, aunque eso pueda suponer que venga algún listo de esos que hay por Internet dando y quitando carnés y poniendo etiquetas a gente que no conoce y se ponga a decir que soy antisocialista o que soy del PP. Gente que no entiende que no todo es blanco o negro y que puedes criticar al Gobierno o al PSOE sin ser del PP, o sea, siendo de IU, del PNV, de CiU o incluso de ninguno. La identificación "critica al PSOE, luego es del PP" denota pocas neuronas por parte de quien la hace con sorprendente ligereza. Y en la red hay bastantes.

Bueno, al tema. No voy a criticar al Gobierno por la solución dada al caso de los cooperantes que estaban secuestrados en el Sahel. No. Sino por su dejación de responsabilidades en dos casos muy concretos: los desaparecidos del Franquismo y la situación del Sáhara Occidental, en ambos casos por ser el legítimo heredero de ambas circunstancias, en el segundo de ellos la responsabilidad administrativa que le corresponde como antigua potencia colonial de la zona.

Tema fosas. Hace un par de días Amnistía Internacional hacía público su informe anual sobre Derechos Humanos y le daba un recado al Gobierno español por su pasividad a la hora de investigar las fosas del Franquismo. Se trata de delitos de desaparición forzada no incluidos en el Código Penal, muertes violentas que están sin resolver y donde debería asistir un juez a los levantamientos de cadáveres, como en la que se viene excavando la última semana en La Pedraja (Burgos). AI critica la limitación de la jurisdicción universal aprobada el año pasado. Hoy es el Día Internacional de los Desaparecidos y las asociaciones de desaparecidos españoles cifran su número en el territorio nacional en al menos 113.000 personas. También denuncian la "pasividad" gubernamental y el chasco de la Ley de Memoria Histórica, ya que la responsabilidad de encontrar y rescatar los cuerpos queda en las asociaciones de familiares. Y claro, como al PP le encanta que todo lo relacionado con la dictadura franquista se quede como está, no hace suyas estas reivindicaciones. Sólo aquellas que le pueden servir para desgastar al ejecutivo. Las familias de los desaparecidos quedan solas y desamparadas.

Sáhara Occidental. Las agresiones a once españoles que se manifestaban en El Aaiún en favor de la independencia saharaui se han producido por parte de las fuerzas de seguridad y servicios secretos marroquíes, no por parte de la población civil como asegura la prensa del reino alauí. Marruecos habla de "provocación". Y este episodio me parece, es evidente, más grave que las protestas organizadas y el bloqueo comercial de hace un par de semanas en el paso fronterizo de Melilla, otro episodio aprovechado por el PP (visita de González Pons, visita de Aznar, acto de Esperanza Oña en favor de las mujeres policía). Aunque diré que me molestó que Rubalcaba no fuera a Melilla a apoyar a sus subordinados. La gravedad, no sólo reside en las agresiones, sino en que el presidente del Gobierno, desde Shanghai, prima las relaciones con Marruecos por encima del respeto a la ley y los derechos humanos y civiles. Y olvida los deberes de España con la población saharaui como ex gobernante del territorio. Zapatero ha dicho que apuesta por una diplomacia "sensata e inteligente". O sea, plegarse ante Mohamed VI y no hacerle cumplir ni los Derechos Humanos ni las resoluciones internacionales para el referéndum. Me río yo de las "explicaciones" solicitadas a Rabat.

Excusa: "eh, que quien se fue del Sáhara fue Franco, no nosotros". No cuela. El actual régimen democrático español es heredero de aquella situación y lleva todo este tiempo, desde 1975, haciendo dejación de responsabilidades. La actitud de Elena Valenciano, cuestionando a los manifestantes prosaharauis y justificando a Marruecos, deja en evidencia la política exterior del PSOE y por tanto del Gobierno. ¿Y aún alguien se pregunta por qué hablo mal de los socialistas? Lo que no quiere decir que eso implique hablar bien del PP, por supuesto: su demagogia y electoralismo son vergonzosos y nada responsables. Quiere atacar al Gobierno, no defender en ningún caso las legítimas aspiraciones del pueblo saharaui.

Desde China, Zapatero ha hablado también de economía y presupuestos. Cuando llegó al cargo en 2004 dijo que no hablaría de asuntos internos cuando estuviera en el extranjero. Hace tiempo que lo incumplió. Y me dirán: "¡es que le preguntan!". Bueno, será que hay que preguntarle en cuanto hay oportunidad porque aquí no hay oportunidad de hacerlo, que siempre dan la cara Blanco, Rubalcaba y otros, nunca él. Como el globo sonda y la demagogia lanzados por el ministro de Fomento con la posible subida de impuestos.

Más fracasos del Gobierno: no quitar los crucifijos de las aulas, cuya permanencia está siendo justificada por la Justicia apelando "a la tradición". Y eso que la Iglesia dice que al ritmo que bajan las matriculaciones acabará desapareciendo la asignatura de Religión. Y otro traspiés de Moncloa: la opacidad (curiosamente) en la elaboración de la ley de... transparencia. Y más: el Gobierno archiva la Ley de Libertad Religiosa. Otra al cajón de promesas incumplidas. Zapatero ha confirmado el descarte en China.

Actualización sobre los activistas detenidos en Sáhara Occidental:

Exteriores pide a los activistas que respeten "la legislación vigente" en Sáhara Occidental, es decir, la marroquí (ver portada de El País). Un comunicado del Ministerio recoge las explicaciones de Rabat en las que se defiende que la protesta era "ilegal" y que los "enfrentamientos" fueron entre los "manifestantes y los ciudadanos marroquíes" y no la policía. Los activistas, que denunciarán a la policía marroquí, ya se encuentran en España.

Traducción: el Gobierno español, una vez más, asume las tesis de Marruecos, que como todos sabemos es un ejemplo en materia de respeto a los DDHH, obviando la versión dada por sus propios ciudadanos, los españoles agredidos. Plas, plas, plas... Los activistas han dicho que han visto en el barco con el que llegaron a Las Palmas a algunos de los mismos agentes marroquíes que vieron en El Aaiún, que les habrían seguido.

Como redactan en Público, "los activistas, que llegaron por la mañana a Las Palmas, sostuvieron desde el primer momento que fueron golpeados salvajemente por policías disfrazados de civiles. Los 11 que pasaron más de siete horas detenidos en comisaría afirmaron haber identificado en dependencias policiales a algunos de sus agresores. El comunicado del Gobierno no parece haber tenido en cuenta la versión de los 14 españoles, que anunciaron nuevas acciones de protesta en favor del pueblo saharaui". Desde luego que no. Sólo se acepta la versión marroquí. ¿Y se me pide que confíe en el Gobierno? No, gracias.

domingo, agosto 29, 2010

Más de radio

El viernes puse Tiempo de Juego y Carrusel Deportivo hasta que en la antena de la SER coincidieron Manuel Esteban y Tomás Roncero. Ayer sólo puse Tiempo de Juego. Hoy seguí por la SER el final de la Fórmula 1, de modo que desde las tres y media seguí un poco el Carrusel. Horroroso. Lo del "¡Aú!" da vergüenza ajena. Así que estoy escuchando Tiempo de Juego. He leído algunos comentarios en Facebook de gente que decía que no escucharía Tiempo de Juego por no escuchar la COPE y no darle dinero a los curas. Considero que es una postura algo radical ya que se trata sólo de un programa de radio. Yo pienso escuchar sólo los programas deportivos de la nueva redacción de la COPE, no el resto de su programación. Me falta comprobar quién narra allí los partidos del Real Madrid en ausencia de Manolo Lama. Pero casi desearía que Lama no se incorporase a la COPE. Es un gran narrador, pero he escrito otras veces si le sacas de ahí y le pones a opinar o presentar, es para apagar la radio o cambiar de canal. Respecto al grupo de gente que ha decidido acompañar a Paco González, puede entender que se vaya él, por las discrepancias con la dirección de la cadena, o que se lleve a Jorge Hevia, que tenía la suspensión por el tema de la Superbowl, pero no puedo comprender cómo la Cadena Ser ha permitido la marcha de todos los demás, aparentemente sin hacer nada por retenerlos, y encima luego los llama "individuos", cuando algunos como Pepe Domingo Castaño o Manuel Oliveros llevaban toda la vida en la SER. En fin, políticas de empresa. Yo hubiera hecho todo lo posible por que se quedaran, pero supongo que ese periodista sobrevalorado gracias a una sentencia judicial y convertido en directivo, Daniel Anido, sabe más que yo, evidentemente. Por cierto, ¿que hacía el viernes el jefe de informativos de la SER, Rodolfo Irago, el otro crecidito por la sentencia, dándole indicaciones a Javier Hoyos (ver foto 12)? ¿Un recado del jefe para que tuviera cuidado?