sábado, agosto 07, 2010

Personas que se van

En la reducción de altos cargos aprobada en abril por el Consejo de Ministros se contaba [aparte de la incalificable rebaja de la Biblioteca Nacional, de dirección a subdirección general, lo que resultó en la dimisión de Milagros del Corral] el cese de David Cierco como director general para el desarrollo de la Sociedad de Información. Se dio como uno de los motivos sus malas relaciones con el entonces secretario de Estado de Telecomunicaciones, Francisco Ros. Éste fue relevado hace un par de semanas, habiendo sido el artífice de la implantación de ese cajón desastre llamado TDT, y famoso además por haber hecho declaraciones en contra de la neutralidad de la red y a favor de la industria de las telecomunicaciones. Ahora acaba de hacerse pública la destitución del director general de Industrias Culturales, Guillermo Corral Van Damme. Parece que su futuro más inmediato está en la Embajada de España en Washington. A los tres hay que decirles aquello de "tanta paz lleves como descanso dejas". Del Corral fue el interlocutor principal del Ministerio de Cultura en aquella reunión con personas como Ignacio Escolar, Fernando Berlín, Enrique Dans o Julio Alonso, firmantes del Manifiesto donde se posicionaban, con la adhesión de miles de internautas españoles, en contra de las reformas legales que en materia de Internet y derechos de propiedad intelectual, entre otras cosas, se incluían en un sospechoso y muy oculto anexo, llamado "Ley Sinde" a partir de la ministra de Cultura, inserto con calzador en la llamada Ley de Economía Sostenible (LES). La ministra sólo se dignó a estar media hora en aquella reunión y Del Corral fue el elemento más combativo por parte del Ministerio, defendiendo la cruzada contra las descargas de contenidos. Lo siguió haciendo en varios reportajes televisivos. No sabemos en qué cajón de la administración anda cogiendo polvo la famosa LES, que se vendió por parte del Presidente del Gobierno como el cambio del modelo productivo y que puede que ni vea la luz en esta legislatura, entre otras cosas porque muchas de las cosas que planteaba ahora no son posibles debido a los recortes presupuestarios. La gestión de Sinde al frente de Cultura ha sido poco menos que desastrosa, cuando no rayando en la prevaricación en el tema de las subvenciones, que por supuesto nadie ha querido investigar. El caso es que, con la marcha de Cierco primero, y sobre todo las tan seguidas de Ros y Corral, el Gobierno se ha desecho de tapadillo y con "veranidad" (por aquello de nocturnidad) de tres de las personas, sobre todo Ros y Corral, ya decimos, que más daño han hecho a los derechos civiles en España en el último año y medio. El Gobierno, por medio de éstas y otras personas, ha tratado y trata de lograr unos propósitos tales que estos: canales de TDT pésimos y llenos de refritos para contentar a los gigantes de la comunicación y que no informen mal de quien les ha dado los "multiplex"; conservación de un modelo anquilosado de "industria cultural", y persiguiendo a los usuarios, en vez de apostar por la necesaria transformación; y proponer medidas legislativas coercitivas en el seno de la Unión Europea para atacar a la llamada neutralidad de la red y favorecer, como en los dos ejemplos anteriores, a la industria del ramo. A Cierco lo licenciaron dentro de un paquete de ceses más amplio para despistar, aunque seguro que el Gobierno no esperaba el revuelo montado con la Biblioteca Nacional. Y a los dos últimos, Ros y Corral, los larga en pleno verano, para que no nos enteremos. Así se comporta el Gobierno.

martes, agosto 03, 2010

Se divierten con su nuevo juguete

Un periodista hablando mal del periodismo y de los periódicos, radios y televisiones. No es que sea mi tema único, pero la saco a menudo. Depende de rachas. De si sueltan una cantidad enorme de barbaridades seguidas en muy poco tiempo, por ejemplo. Estos días lo han estado haciendo a cuenta de la supresión de las corridas de toros aprobada en el Parlamento de Cataluña. Esto, los medios inclinados a la derecha, sobre todo. He llegado a una conclusión absurda yo sólo. Teniendo en cuenta que hay un montón de gente pagando a otra gente para que haga estudios que lleguen a conclusiones igual o más absurdas, no está mal. Ojalá me pagaran. Esa conclusión es que los medios de comunicación, sobre todo los escritos, tienen unos "juguetes" con los que se divierten de vez en cuando. Algunos se les rompen enseguida y otros aguantan por muchos golpes que les des y puedes guardarlos y volverlos a sacar de vez en cuando si te apetece. Los de los periódicos de la izquierda (se supone que El País y Público) son Rajoy, Esperanza Aguirre, la corrupción en el PP, el caso Gürtel... Pero la lista en los periódicos liberal-conservadores es mucho más larga, y no se limita a situaciones sino que se extiende a personas. Supongo que me han entendido: son temas o personajes que ellos saben que les dan mucho juego y los sacan de vez en cuando. Y a veces, como con los juguetes, te aguantan hasta que se te rompen o los intentas romper aposta. No, Zapatero no cuenta. Ese no es un juguete, es un pim-pam-pum, y tienen tiques infinitos para jugar e intentar tirarlo a la cubeta.

Los juguetes son, o han sido, aunque me puedo dejar alguno: Cataluña, Carod Rovira, Leire Pajín, Bibiana Aído, el Estatut, José Bono, Mariano Rajoy (sí, no hay peor cuña que la de la misma madera), Baltasar Garzón, la reforma de la Ley del Aborto, el supuesto acoso al Ejército, el supuesto acoso a la Iglesia, la Ley de Memoria Histórica, la Ley de Libertad Religiosa, la Ley de Economía Sostenible y el Plan E, el matrimonio homosexual, el supuesto acoso a la lengua española o castellano en Cataluña, las supuestas negociaciones del Gobierno con ETA... Ello sin menoscabo de que algunas de las ostias que hayan recibido hayan podido ser merecidas.

Ya digo, seguro que me dejo algo. Bueno, pues podemos asegurar, creo yo, que esa prohibición de las corridas de toros en Cataluña, para 2012, es su último juguete o capricho, a ver lo que les dura. De momento lo han guardado, porque este martes sólo reflejan, en pequeño, en las portadas de El Mundo y ABC, que una eurodiputada socialista francesa sí defiende las corridas. Como si ser socialista y francés diera un 'plus' de autoridad en la materia. Es sabido, y se han hecho artículos y reportajes al respecto estos días, que hay una importante afición al toro en el sur de Francia. En el mismo acto, un señor que se hace llamar presidente de una cosa llamada "Unión Internacional de la Cultura de Tauromaquia" demuestra que necesita con urgencia unas lecciones de Historia, al afirmar que los recientes acontecimientos ocurridos en Cataluña suponen el ejercicio "de la mayor dictadura jamás conocida" (ver). No sé yo... Más de lo mismo en La Razón y ABC. Estos dos se han hecho toda la gira. No les va a la zaga la alcaldesa de Fuengirola y portavoz del PP en el Parlamento de Andalucía. Esperanza Oña, al frente de uno de los consistorios más opacos de España, ha seguido la estela de otros de su partido y ha comparado las corridas de toros con los abortos. Debe haber tomado lo mismo que Javier Arenas.

Pero este lunes, ay, este lunes. De veras creo que algunos periódicos abusaron del juguete. Empecemos por la portada de El País, que mostraba en fotografía la realidad de la plaza de toros de Barcelona el domingo. Medio vacía. Las imágenes de Antena 3 el domingo por la noche, que tras haber visto las mismas en otras cadenas, creo que eran de agencia, se revelan pues engañosas, ya que sólo mostraban planos cortos de partes de la grada donde había público, y ni un solo plano general, lo que hubiera desvelado la verdad. La narración y el tratamiento dados a esas imágenes por parte de la cadena de Planeta no fueron inocentes en absoluto. Y eso que no me pongo a analizar Telecinco...

Y claro, si no podíamos poner el ejemplo de la plaza barcelonesa porque registró poco público, ¿cómo lo arregló El Mundo? Pues hablando de clamor... sumando la asistencia de todas las corridas de toros que se celebraron el domingo. Así cualquiera. Ya veo yo cómo cuentan algunos las manifestaciones. No contentos con volver a maltratar la palabra libertad, aprovecharon para reafirmar la 'españolidad' del País Vasco (¿qué falta hacía, es que hay dudas sobre la misma acaso?) destacando el "Apoyo masivo en Azpeitia, donde el texto se dio a conocer en euskara y castellano". Me suena que cuando el Mundial, algún medio hizo cosas similares.

La portada de ABC también fue para enmarcar, hasta con artículo del "insigne" Ignacio Camacho, destacado como corresponsal de guerra en pleno territorio comanche, así como Zabala de la Serna que hablaba de "clandestino" en un texto para El Mundo, pero es que la cosa no tenía desperdicio si entrábamos en la página web de ABC:

Vemos términos y expresiones como "acoso", "la Monumental se indulta", la frase del manifiesto que se leyó y que habla de "manipulación política" y finalmente el hecho de calificar la jornada del día 1 de agosto como de "domingo de luto". El sensacionalismo y la exageración al poder. Se acaba el mundo mañana y seguro que los titulares y cintillos son más flojos. Mientras, La Razón repetía imagen icónica, con foto del torero Miguel Tendero sujetando senyera, orejas y rabo, todo en uno.

Conclusión: para ser un catalán y un español de bien, lo que se conocía en tiempos como 'gente de orden', en definitiva, alguien respetable, te tienen que gustar las corridas de toros. Sí hombre. Y ya metidos en faena, nunca mejor dicho, pongamos todos los topicazos: las sevillanas (el baile), el tintorro, la sangría, dame la bota María que me voy a emborrachar, las figuritas de flamenca, las procesiones de Semana Santa, la pandereta (en los dos sentidos), los villancicos... Y si me apuras saltarme los semáforos, no ponerme el cinturón, aparcar en doble fila, colgar galgos de los árboles y darle de leches a la parienta. Total, ya puestos... Y me imagino que hay que ser del PP, que defiende con vehemencia todo lo español. Empezando por la libertad, ya se sabe. Pero, si como yo creo la libertad es de todos y es de cada uno, ¿por qué vienen unos y se la apropian? Ah, claro, olvidaba que la corrupción, el fraude y el trinque también son otros de nuestros orgullos nacionales. Y estas tres cosas, no sólo en el PP. Puestos a copiarnos, cojamos lo malo, claro que sí.

Por cierto, para terminar. La lidia no se sostendría sin las ayudas públicas, se estima que unos 500 millones de euros. Y es estimación porque el dinero viene de ayuntamientos, diputaciones, comunidades autónomas... Y hay escasa transparencia al informar sobre el destino de las inversiones. ¿Cultura o ganas de chupar de la teta del estado? Han aflorado las ganaderías, como a la vez han bajado las reses. Menciona el artículo apoyos de la Junta de Andalucía. Hace bastante tiempo el Defensor del Espectador de Canal Sur me dijo que en la cadena pública que pagamos todos los andaluces se promocionan y emiten las corridas de toros, entre otras cosas, porque hay varios pronunciamientos del Parlamento en ese sentido.

Y no era Marbella

Un día y se supone que vendrá la mujer del presidente de los EEUU con una de sus hijas al sur de España a pasar unos días de vacaciones. El primer día que se rumoreó acerca de la visita, una televisión nacional preguntó a gente que estaba en la playa qué lugares de Marbella o de Málaga le recomendarían visitar, a ella o al marido, que aún hay quien cree que va a venir. Ojalá, pero creo que ni así se iba a lograr el supuesto impacto mediático y el pretendido repunte del turismo que en estos días se ha venido diciendo en la prensa malagueña y en el sector turístico que se espera deje esta visita de carácter privado. Ojalá me equivoque. De momento los únicos dos sitios que se da por seguro que Michelle Obama va a visitar no están en Málaga; son la Alhambra de Granada y Palma de Mallorca, para ver a los Reyes. También salió la alcaldesa de Marbella encantada con la visita y la proyección que iba a dar a la ciudad. Se ha llegado a decir que iba a beneficiar a toda la Costa del Sol. Bien. A mí todo esto me suena a castillo en el aire y a cuento de la lechera. La economía va tan mal, turismo incluido, y aquí dependemos casi en exclusiva del turismo, que los que dependen de él o que tienen la responsabilidad de promoverlo se agarrarían a un clavo ardiendo con tal de lograr un sólo visitante más. Si viene el propio Barack Obama más de uno va a necesitar pañales para no orinarse encima de la emoción.

Una agencia de comunicación, sin saber cómo, ha llegado a la conclusión de que el impacto comunicacional de la visita se cifrará en 800 millones de euros. Ya saben que siempre los informativos nos salpican con estudios absurdos que plantean conclusiones de las que desconocemos cómo han llegado a ellas. Como cuando dicen que cada español se va a gastar de media tantos euros en las rebajas cuando tú no te vas a gastar nada o dicen que "los españoles" son partidarios de esto y de aquello y tú eres uno de esos millones de españoles a los que nunca les han hecho una encuesta y sin embargo esos estudios hablan por ti y creen saber lo que piensas y lo que te gusta. Esa agencia de comunicación calcula que se harán eco de la visita 660 televisiones, 2.500 periódicos, 2.100 medios digitales, 900 radios, 950 revistas generales y 900 del corazón. ¿No lo habrán buscado en Google? Esto ha llegado a través de un comunicado. El estudio elaborado por esta agencia para llegar a semejante conclusión es de cosecha propia: yo me lo guiso, yo me lo como, y de paso me promociono, por si alguien cuela. Y ha colado. ¿Cómo nadie puede hacerse eco de semejante chorrada y publicarla sin más? ¿Sabemos de verdad cuántos estadounidenses pueden estar interesados de verdad acerca de en dónde pasa unos días de descanso parte de la familia presidencial? Con la reforma financiera, la anunciada fecha de regreso del grueso de las tropas desplegadas en Irak, o la ley de inmigración de Arizona, ¿de verdad se van a preocupar por eso?

Al final resulta que el hotel escogido, donde por cierto han mejorado el camino de entrada y han llegado a la soberana estupidez, para mí una catetada de primera, de poner una bandera de los Estados Unidos, no está en Marbella, sino en Benahavís. Como dije, dudo que salga del hotel salvo para esas dos visitas al parecer comprometidas. No tiene necesidad. Es una visita privada, acompañada por otros amigos estadounidenses, que son quienes la invitan. El hotel tiene todo incluido. No. No creo que vea Marbella. No creo que vea Málaga. No creo que vea nada. Y si va Granada y Palma, serán esos dos sitios los que salgan en las noticias de allá, porque en esos dos sitios sí se va a dejar ver. Este fragmento de un reciente artículo en ABC es muy duro, pero ejemplificador: "El núcleo de población más cercano es Cancelada, una popular pedanía de Estepona venida a más por los últimos coletazos del boom urbanístico. Con el desarrollo de su litoral (las urbanizaciones de Costalita) la zona acoge a un turismo de nivel medio-alto mitad británico, mitad español. En suma, Michelle Obama no veraneará en Marbella (lo hará en Benahavís, con vistas a las playas de Estepona), no verá desde su suite la tradicional campiña andaluza, sino la teatralidad de una falsa Toscana, y, llevada en volandas por su séquito, se librará del tradicional atraco de la ración de pescado a la sal a precio «según mercado» de cualquiera de los restaurantes de los alrededores. O sea, que no va a conocer nada". Espero equivocarme pero me temo que este texto no va desencaminado. Por si acaso, miren ustedes, le voy a preguntar a una amiga mía que vive en EEUU, en la zona de Atlanta, por si allí sale algo de la visita. Vamos a ver si la repercusión es alta, media, baja o nula. Y luego les cuento.

Y, como he dicho, el hotel no está en Marbella. No parece haberse enterado el presidente del Partido Popular en Andalucía, Javier Arenas, que, en un acto celebrado este lunes en dicha ciudad, ha dicho una de las estupideces más grandes que le recuerdo a un político: que Michelle Obama ha escogido Marbella como lugar de descanso gracias al cambio de signo en el Ayuntamiento de Marbella y a la gestión de su actual equipo de Gobierno. Que la mujer de Obama va "a Marbella" gracias al PP. Asombroso. Aparte de que no está en Marbella el hotel dichoso, señor Arenas, ¿de verdad es tan ingenuo como para creer, o tan imbéciles ve a los demás como para que le crean? ¿De verdad cree usted que Michelle Obama sabe dónde está Marbella y aún más, quién ganó allí las últimas elecciones municipales? ¿Y que por eso ha decidido venir a esa zona? Si usted se cree eso, señor Arenas, le informo de algo: los Reyes Magos son los padres. ¿A que no se lo esperaba? No olvido a la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, que ha convocado para esta mañana una rueda de prensa para informar "de las iniciativas municipales que llevará a cabo el Ayuntamiento con motivo del viaje de la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, a la ciudad". No sabía que esta señora es alcaldesa de Benahavís en sus ratos libres. Según cuenta Sur, tampoco han dado muchas muestras de lucidez los socialistas Juan Luis Rascón, diputado por Córdoba, y David Valadez, alcalde de Estepona, un Ayuntamiento prácticamente en la quiebra (cosa heredada, aclaremos) pero que no tiene reparos, nos cuentan, en mandar imprimir 40 banderolas de diferente tamaño con la leyenda 'Es Estepona. Costa del Sol', para que la señora de Obama las lea al pasar.

domingo, agosto 01, 2010

Unos pierden la cabeza y otros el prestigio

Continuando donde lo dejé en la entrada anterior.

El diario El País sigue demostrando que, si ellos son el periódico más vendido y leído de España, madre mía cómo serán los demás. Mientras ABC, La Razón, El Mundo y la Gaceta se han posicionado claramente a favor de las corridas y atacado a Cataluña, y Público lo ha hecho claramente a favor de la prohibición, al igual que los diarios editados en Cataluña, por parte de El País está claro que yo y otros muchos lectores esperábamos un tratamiento y una respuesta más ponderados y equilibrados, pero no ha sido así. Ha cometido varios errores en la última semana a la hora de realizar la cobertura de este acontecimiento, tal como se señala en el artículo escrito por su Defensora del Lector, Milagros Pérez Oliva. Las acusaciones son de haber informado de forma tendenciosa y sesgada, haber mantenido una postura incoherente entre las secciones de Opinión y de Cultura, donde los criterios de elección y de tendencia de los artículos han sido claramente opuestos y, en fin, de haber dado más relevancia a los escritos de los protaurinos que a los de los antitaurinos, en parte porque, al intentar corregir un error han cometido otro mayor, según se explica en el texto. Primero le dieron mucho bombo a la parte de los antitaurinos y luego quisieron compensar dándoselo a los protaurinos, pero se les fue la mano en ello. Evidentemente, esto redunda en el desprestigio de este medio. Dejando aparte el hecho de que podemos incluso discutir el hecho de que El País decida que los textos sobre las corridas de toros hayan de ser incluidos en la sección de Cultura.

Y el tratamiento también se las trae. Copio: "Aparte del desequilibrio en la opinión, algunos lectores consideran desafortunados otros aspectos de la cobertura. Emilio Escrivà Montó, de Valencia, critica por ejemplo el titular Cataluña entra a matar, del miércoles 28 [en el faldón superior]. Le parece de una ligereza inaceptable. A Emilio Fonseca le ha parecido mal que en varias de las crónicas del debate parlamentario el periodista haya recurrido de forma insistente a las metáforas taurinas. Es uno de los firmantes de la iniciativa legislativa y considera una burla que se utilicen expresiones como "estocada", "golpe de banderilla" o "rejoneo" para describir las posiciones y argumentos de quienes se oponen a esas formas de violencia en el ruedo". Sin olvidarnos del titular empleado en portada y a cinco columnas el día después de la votación, que también emplea argot taurino, con un inclasificable Cataluña da la puntilla a los toros. Tanto si el autor de estos despropósitos es favorable a las corridas, como si ha querido hacerse el gracioso, es para untarlo de brea y plumas (ver alguna historieta de Lucky Luke como Daisy Town).

Otro error del diario El País es haber incluido la polémica sobre las corridas de toros en la habitual encuesta de opinión que para este medio elabora la empresa Metroscopia. Se ve que alguien en las altas esferas del periódico de Prisa estaba muy aburrido o seco de ideas, y ha visto que el asunto le podía venir bien para las ventas, quién sabe. Encuesta en la que, como siempre, han preguntado por la intención de voto citando únicamente a PSOE y PP. Se han defendido en alguna ocasión diciendo que ellos no están fomentando el bipartidismo, sino que se limitan a reflejar la realidad, y es que sólo esos dos partidos pueden llegar a gobernar. Pero claro, si sólo hablan de PSOE y PP e insisten en ningunear a los demás, lo que hacen es contribuir a que la situación de injusticia siga como está. Ayudan a que nada cambie. Es como aquello de que no te puede tocar la lotería si no la compras. Pues si no hablas nunca de Izquierda Unida, por ejemplo... Vamos, que parece que a El País le interesa sobremanera que todo siga como está. Será para poder seguir pidiendo favores al gobierno de turno.

Ayer un hombre murió enganchado por el cuello con los sistemas de anclaje de un toro embolado en la Comunidad Valenciana, que le seccionaron la arteria. Ha habido muertos otras veces, cinco desde el año 2000. En este caso parece que el individuo en cuestión fue muy imprudente y antes del suceso que le costó la vida había sido expulsado en dos ocasiones del recinto, porque vieron que no estaba en condiciones (posiblemente ebrio). Yo no opino si esta práctica debe eliminarse o no, pero en el caso de Cataluña sí es curioso asistir al doble juego de algunos políticos, que defienden esta actividad mientras se significan en contra de las corridas de toros. Ellos sabrán, porque le dan pie a la prensa cavernaria para que les ataque.

En la entrada anterior dije que, evidentemente, hay y habrá muchos catalanes con ansias de independencia por el simple hecho de no tener que compartir suelo y nacionalidad con según qué periódicos, según qué supuestos periodistas que deshonran la profesión todos los días, según qué políticos, según qué ciudadanos exaltados, etcétera. En todo caso imagino que querrían compartir cosas y causas comunes con aquellos españoles que les valoran, no con aquellos que les desprecian. Que por desgracia son los más ruidosos y visibles.

Tras la prohibición aprobada por el Parlamento de Cataluña, que entrará en vigor en 2012, el sector taurino, que en un primer momento quedó estupefacto, ha tratado de reaccionar con rapidez. Lo primero que se produjo fue una reunión entre toreros y apoderados. Una de las cosas que acordaron fue pedir ayuda a la ministra de Cultura, que enseguida, entrevistada en la radio, se declaró aficionada a las corridas de toros y se apresuró a dejar clara la vertiente cultural que para ella tienen las corridas. Repito una cosa: tenemos que tener muy claro qué es lo que queremos considerar cultura. Yéndome a la tremenda (eso que tanto gusta en este país), en los países africanos en que se practica la ablación de clítoris, la defienden diciendo que forma parte de su cultura. Aquí, por supuesto, es delito. E igual que muchos españoles consideran que las corridas de toros son cultura, otros muchos pueden considerar que no lo es, y rechazar que algo así pueda tener tal consideración.

Esta tarde ha tenido lugar la primera corrida de toros en la Monumental de Barcelona tras la prohibición. Se han producido enfrentamientos entre 'antis' y 'pros' en el exterior del coso. Se ha leído el manifiesto elaborado por la llamada 'Mesa del Toro' expresando su repulsa por la decisión votada democráticamente en el Parlamento de Cataluña. Por megafonía se ha dicho que todo era una "manipulación política". ¿Dónde, si esto viene de una Iniciativa Legislativa Popular (ILP), que consiste en que si consigues recoger un cierto número de firmas puedes llevar una propuesta al parlamento y, si pasa todas las instancias y cumple todos los requisitos, puedes tener la oportunidad de que se vote? ¿De qué "manipulación política" hablan? ¿Es manipulación política decir por ejemplo que las corridas de toros llevan varios años muriendo lentamente, en parte por la mala calidad de los festejos o las taras genéticas de los astados? Según porcentajes citados este domingo por Público, Asturias, Galicia y Baleares celebraron menos de diez festejos en todo 2009. Y entre 2007 y 2009 el número de festejos cayó el 53% en Murcia, el 41% en Andalucía, el 31% en Castilla-La Mancha y el 26% en Madrid. No parece que sea sólo cosa de Cataluña, donde por cierto la afluencia a las corridas es bajísima. El único error de los parlamentarios catalanes puede haber sido, aunque hayan votado en conciencia la propuesta, prohibir algo que lleva camino de caerse por sí solo. Hecho éste que los protaurinos no quieren admitir.

Rematadamente sesgado y protaurino ha sido el inicio del informativo nocturno de Antena 3 al respecto de la corrida de toros celebrada en la Monumental de Barcelona. El tratamiento dado a los diestros que en ella han tomado aparte, si observamos imágenes y narración, es poco menos que de héroes nacionales, hidalgos de la patria, defensores de la tradición inalienable (desde el 06:57 del primer fragmento al 00:10 del segundo). Y otro vídeo donde se entrevista a turistas y lugareños, todos en defensa de la "Fiesta". Que también es sesgado que Antena 3 la llame así. ¿Qué fiesta? La presentadora del informativo ha hecho suyas las palabras sobre la denuncia de la supuesta "manipulación política". Tendría que haber dicho "la que el mundo del toro califica de 'manipulación política", para no significarse (06:10 a 06:20). En el vídeo se habla de "público, eso sí, escaso", pero los planos sólo enfocan sectores con público, para dar la falsa apariencia de más aforo. Penoso. Pensarán que, claro, ¿para qué disimular? ¿Para qué aparentar objetividad, cuando es más divertido manipular a tu antojo? Todo muy lamentable.

Una falsedad a desmontar es que la prohibición aprobada en Cataluña sea una venganza por la sentencia del Estatut o por la victoria de España en el Mundial. Lo dijo Mayor Oreja y la dueña del bar más taurino de Barcelona no dudó en seguir su estela. Una mentira mil veces repetida no ha por ello de convertirse en verdad. Por desgracia, a los protaurinos no habrá manera de convencerles de su error. Sobre todo porque hundiría parte de su argumentario. Y es que, aparte de que en Canarias no hay corridas desde 1991, hecho obviado de forma interesada, la plataforma que elaboró la Iniciativa Legislativa Popular que se tramitó en las cortes catalanas tiene como cabeza visible a un ciudadano argentino. Pero dará igual. Los que no quieren ni ver ni oír ni callar seguramente dirán que este señor es un hombre de paja, que tiene un oscuro pasado y que los peligrosísimos independentistas catalanes están detrás. La España negra es así. No dejes que la realidad te estropee una buena polémica con la que puedes alimentar las portadas y la semilla del odio durante semanas o meses.

Otra falsedad es que la supervivencia del toro como especie corra peligro sin las corridas. El Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino, consultado por Público, considera que, del total del censo de reses bravas, "sólo un escaso número de animales se dedica a los espectáculos taurinos". Medio Ambiente señala que el número de reses bravas en la actualidad es de 275.748 ejemplares inscritos. Cada año, se utilizan alrededor de 15.000 toros en los distintos festejos taurinos que tienen lugar en toda España. Una opción viable es dedicar su carne al consumo. Además se indica que el "toro de lidia" ya es hoy por hoy una estirpe protegida en el catálogo oficial como raza autóctona, circunstancia que obliga a su fomento y protección por parte de las administraciones. Que por cierto, ¿por qué llamarlo "toro de lidia" y no simplemente "toro"? Como se dice en los comentarios a la noticia, el "toro de lidia" no es ninguna especie de toro aparte, simplemente el nombre que se le da al toro que se emplea para las corridas. Y si no sirven ni para corridas ni para comida, que les dejen sueltos en el campo.

¿Que se va a quedar mucha gente en el paro? También se fueron al paro los fabricantes de fonógrafos cuando se inventó la radio o el tocadiscos, o los de máquinas de escribir por culpa del ordenador. El toro no corre peligro de extinción en absoluto, sino la lidia, o sea, el negocio que se hace a su costa. Más y más falacias. Pero por más que uno se empeñe en esta labor, o por más cargado que crea uno estar cargado de razón, ya digo que siempre habrá gente a la que la verdad le entre por un oído y le salga por el otro. Los escasos asistentes a la Monumental invocaban a la "libertad". Cuando según quién invoca a la libertad, es para echarse a temblar. Como la "señora" que según parece ha dicho "Hoy en día no se puede prohibir nada" y mezclaba los toros con el aborto. Se hacen llamar "defensores de la libertad". Mucho cuidado con ellos.

"Typical Spanish"

Seguimos con los toros a cuestas, que sí, que no, y tras un par de días de receso, que no de descanso, me pongo con un tema sugerido en uno de los comentarios de una entrada anterior. Que consistía en que, junto con los toros, incluyese la crítica a otras cosas típicamente españolas, como el tópico de paella, sangría, toros y pandereta que siempre tienen instalado los "guiris", o bien les instalamos nosotros. Si uno se deja caer por Málaga en las tiendas cercanas al Museo Picasso se encontrará con muchas referencias al toro, quizá demasiadas. Y muchas figuritas de toreros y flamencas. Lo peor son los sombreros mexicanos. Por lo visto hasta hace poco eran una plaga en Barcelona, sin ir más lejos. Si los estadounidenses piensan que España está en México, encima no confirmemos sus sospechas. Célebre fue ese episodio de la serie "McGyver" con unos terroristas de ETA que eran cualquier cosa menos vascos. Tienen que reflexionar muy mucho los touroperadores turísticos, y también los organismos oficiales, acerca de qué imagen quieren vender de España en el extranjero para atraer qué turistas.

Con la polémica aún encendida, la plaza de toros Monumental de Barcelona ha aparecido como uno de los lugares destacados en la transmisión de los dos días de la maratón de los Europeos de atletismo que hasta hoy domingo se celebran en la Ciudad Condal. ¿El responsable de la transmisión es aficionado a los toros o quería poner de relieve el atractivo arquitectónico del edificio? Vistos los planos que se nos han ofrecido, incidiendo en los remates de la parte superior o en el azulejado, me inclino a pensar esto último. Es un edificio bellísimo y debe ser conservado, como el también barcelonés coso de Las Arenas, que se está transformando en centro comercial pero respetando su aspecto externo.

Como digo, las instituciones deben velar por la imagen que trasladan de cara al exterior. Resulta pues sorprendente lo que el diario ABC llevaba en portada este viernes: "Barcelona usa la Fiesta de gancho turístico. 'Toros, paella, flamenco y sangría', reclamos del plan de la Ciudad Condal para atraer visitantes hasta 2015". Con la prohibición en portada de medios franceses, británicos o alemanes, no sólo no resulta inteligente que el Ayuntamiento de Barcelona mantenga estos elementos como parte de su promoción turística. Además es que no se entiende que con la cantidad de atractivos que presenta Barcelona (ver 'Videos from Barcelona' para hacerse una idea), sean éstos los "leit motiv" con que vender la ciudad.

Creo que Barcelona no se distingue por ninguna de esas cuatro cosas arriba citadas, sólo quizá salvaría el flamenco si resulta que la ciudad alberga algún tablado de postín. Ya no es que estés engañando al turista prometiendo algo que no encontrará (o que no debe encontrar). Es que estás vendiendo un producto que sólo atraerá turismo joven, barato, de mala calidad, que no dejará casi dinero en la ciudad y que sólo viene en busca de juerga. Es decir, el combinado "alcohol + sexo fácil" que venden por ejemplo algunas agencias del Reino Unido y creo que de Alemania para las costas catalana y valenciana. Infame propaganda que las autoridades locales cometerían un grave error estimulando. Yo, para ir a Barcelona, voy a ver Gaudí, Puig i Cadafalch, Domènech i Montaner, Picasso (malagueño que residió en Barcelona), Miró... Créanme que no me voy a ir de copas. Pero si por desgracia sus responsables turísticos me quieren vender otra cosa... No me gusta lo "typical Spanish", lo siento, y creo que quien venda ese tópico debería dejar de hacerlo. Aunque sea por salud mental. ¿Quién se va a creer que intentamos ser un país moderno?

Otro tema vinculado por el que yo pasé de puntillas en la primera entrada sobre este tema era el de los 'correbous' y similares. Se dan tanto en la Comunidad Valenciana como en Cataluña, se justifican diciendo que el toro no muere, suponen un atractivo turístico de cierta relevancia y son "festejos" muy arraigados en las poblaciones donde se celebran, de hecho tienen el calificativo de "tradición", aunque no diría yo tanto. Recordemos que en este país tenemos tradiciones como tirar pavos y cabras de campanarios. Según parece, hace tiempo, los niños se entretenían atando ristras de latas a las colas de los perros. Todo muy divertido. Eso de llamar "tradición" a todo conlleva un serio riesgo. Volviendo a los 'correbous', en el caso catalán, quitarlos podría restar muchos votos a las formaciones responsables, según se dice. En todo caso, lleva cierta razón, por no decir bastante o mucha, quien dice que es hipócrita el comportamiento de las fuerzas políticas que, votando a favor de la ILP que pedía la supresión de las corridas de toros, al mismo tiempo protegen o amparan las otras prácticas, también denigrantes para el toro. Por supuesto, que el diario El Mundo lleve eso a su portada, también la del viernes, demuestra igualmente, por parte de este medio, animadversión manifiesta hacia las fuerzas independentistas catalanas, otro poco de hipocresía y un bastante de demagogia. La receta habitual de este medio impreso, por otro lado.

No se puede obviar la cuestión de que, estés a favor o en contra de las corridas de toros, hay un componente ineludible en la polémica, como ya he mencionado durante la semana. El globo engorda por el simple hecho de que la polémica procede de Cataluña o ha sido aprobada allí. A algunos nombrarles Cataluña es peor que mentarles al diablo con tridente y rabo. Capaces son de echarte un exorcismo, seguro. Y es que de hecho esta prohibición ha alentado de nuevo los ánimos contra... los productos catalanes, tal como contaba La Opinión de Málaga. Viendo cosas así, uno entiende que los catalanes no quieran convivir con semejante panda de descerebrados, que está claro que no les quieren ni en pintura. Se podría aplicar una frase del estilo: "pues si no nos quieren, nos vamos", y no les faltaría razón. A mí también me horroriza compartir patio de vecinos con según qué individuos. O sea, no quieren a Cataluña pero al mismo tiempo les ponen a caldo porque muchos catalanes quieren independizarse. Pues no lo entiendo. Apliquemos aquí ésta otra frase: "ni contigo ni sin ti tienen mis males remedio".

Los ataques a Cataluña no sólo proceden de dentro de las fronteras españolas. El semanario británico The Economist se ha descolgado en su último número con una espectacular diatriba en contra de esta región, a la que califica de "tierra de prohibición". Me pregunto cómo se habrán documentado para eso. Dicen por error que allí se ha ilegalizado el burka, cuando el Parlamento catalán votó precisamente al contrario, aunque hubiera que repetir la votación. Es una publicación de tinte claramente conservador y neoliberal, de modo que los protaurinos y de derechas en España deben de ser los más satisfechos con la publicación de semejante discurso incendiario, nada propio de un semanario que se las da de serio y formal. Serán los calores del verano. "Los catalanes le están cogiendo el gusto a prohibir cualquier cosa que les fastidie", afirma la publicación. Pues no sé si habría que prohibir los ingleses borrachos... ¿O acaso les fastidia que ahora ya no van a poder usar a los toros tanto como hasta ahora para hacer chistes sobre los españoles? De paso critican a Zapatero por su inestabilidad parlamentaria, que puede depender precisamente de los partidos independentistas y/o soberanistas catalanes. Esto sí es más habitual.

Aún escribiré otra entrada hoy, sobre algunas reacciones que ha suscitado la prohibición. Por ejemplo en cierto periódico que sigue perdiendo prestigio a cada día que pasa: El País. Por bipartidista, por sesgado y por tendencioso. Y ya son muchas veces.