sábado, agosto 09, 2008

Protesta virtual

De Reporteros Sin Fronteras, reclamando el respeto a los Derechos Humanos y la Libertad de Expresión en China. Con una manifestación de internautas ante el Nido.

lunes, agosto 04, 2008

La lesión de Sneijder

Wesley Sneijder, centrocampista holandés del Real Madrid, se lesionó ayer de gravedad tras sufrir una injustificable entrada, siendo un amistoso, del jugador del Arsenal, Abou Diaby. Todo apunta a una rotura del ligamento cruzado o el anterior de la pierna izquierda, lo que le tendría apartado de los terrenos de juego entre cinco y siete meses (Actualización: por suerte los exámenes determinan que sólo tiene afectado el ligamento lateral interno, no el cruzado, y estará de baja de tres a cuatro meses). Pero esta desgraciada lesión lo que ha puesto de manifiesto, sobre todo, es la nefasta planificación de la dirección deportiva del Real Madrid, encabezada por Pedja Mijatovic. Desvestir un santo para vestir otro es lo que supondrá la contratación de Rafael Van der Vaart, que en vez de venir como complemento para el centro del campo, deberá ejercer la labor de reemplazar a su compatriota durante la lesión. Además, para no rebasar las veinticinco fichas federativas, alguien tendrá que marcharse, teniendo Baptista casi todas las papeletas. La otra opción sería dejar a Sneijder sin ficha hasta que pueda reincorporarse. Además, para sufragar la posible contratación de Cristiano Ronaldo aún es factible la marcha de Robinho, ya que apenas se han obtenido ingresos por los traspasos y cesiones, y por muy bien que esté la economía del Real Madrid, sería el tercer año consecutivo superando los cien millones de euros gastados en fichajes, algo inaguantable seas quien seas. En definitiva el potencial deportivo del equipo se vería seriamente mermado y se reduciría el margen de maniobra para ejecutar fichajes que serían más necesarios.

Schuster pidió desde el pasado mes de mayo reforzar los laterales, el centro del campo y la delantera. Que con lo que había no se podía pelear por la Champions. Al final su insistencia ha motivado la llegada de Van der Vaart por más dinero de lo que hubiera costado dentro de un año. Así que dirán que eso es culpa del alemán. Pero es que al final la lesión de Sneijder hubiera acabado por provocar la llegada del quinto holandés de la plantilla de un modo u otro. Y la queja de Schuster sobre la falta de refuerzos a estas alturas de pretemporada era perfectamente razonable, al igual que echarle las culpas a Calderón y Mijatovic. No tanto por no informarle, sino por no hacer su trabajo bien y a tiempo. Y como mucho vendrá Cristiano Ronaldo además de Van der Vaart, pero primero no está claro si la llegada del portugués va a perturbar la paz de un vestuario hasta ahora idílico, y segundo Schuster se queda sin poder reforzar los laterales y, sobre todo, la delantera, con los dos titulares rebasando la treintena y los dos suplentes, con pocos minutos y escaso gol, como son Higuaín y Saviola, además de las dudas acerca de que este último tenga el nivel mínimo exigible a un jugador del Real Madrid. Es imposible que Raúl y Van Nistelrooy puedan aguantar a buen nivel toda la temporada por razones biológicas, y los mencionados Higuaín y Saviola ofrecen serias dudas sobre el rendimiento. ¿Cómo se atreve a decir Calderón, una vez más metiéndose en la gestión deportiva, que no va a venir otro delantero? ¿Quién sabrá mejor lo que necesita la plantilla para ser competitiva, él o el entrenador que la ve todos los días?

Desde luego Mijatovic está siendo este verano un perfecto desaparecido en combate. Si viene Cristiano Ronaldo, no será mérito suyo. Como se suele decir, a éste lo fichábamos cualquiera y no hace falta un director deportivo para saber que el portugués es un buen jugador. El fichaje de Van der Vaart tampoco sería mérito de la labor de Mijatovic, dado que se trata de una petición del entrenador. En el caso del portugués, además, no se trata de un fichaje sugerido por la dirección deportiva, sino de un capricho de Ramón Calderón, como lo fueron los galácticos de Florentino. Esto de parte de un presidente que dijo que no se metería en el tema de fichajes y que cada vez que ha concedido una entrevista, la última hace poco en el diario As, se ha dedicado a decir que tal jugador interesaba y estaba más o menos cerca, como el caso de Van der Vaart, a decir con toda la cara del mundo que lo de Cristiano Ronaldo es un tema entre el jugador y su actual club, y que el Real Madrid no había hecho nada, o andar diciendo que el club tiene las mejores cuentas de la historia y tanto dinero en caja para fichar. Esa imagen de prepotencia, presumiendo de billetera, es lo que hace que al Real Madrid le pidan el oro y el moro cuando trata de fichar a cualquier jugador. Cualquier fichaje blanco siempre se acaba complicando, retrasando y costando más de la cuenta por tanto abrir la boca. Por no hablar de que siempre acaba fichando a última hora, lo que es un claro perjuicio a la hora de la preparación del equipo.

La lesión de Sneijder y el fichaje de Van der Vaart vienen a confirmar más despropósitos de la discutible dirección de Pedja Mijatovic, puesto que dos jugadores perfectamente válidos para ocupar ese puesto en el centro del campo, como son Granero y Parejo, de forma prematura como ahora queda demostrado, han sido traspasado y cedido, respectivamente, al Getafe y al QPR de la First Division. Un absoluto desprecio pues a la cantera del Real Madrid. Y está por ver qué ocurre con Javi García y De la Red. Quizá también acaben pagando el pato de las fichas que haya que dejar libres para los que vienen de fuera y que, en muchos casos, no han demostrado más que ellos. Granero y De la Red llevaron al Getafe a las semifinales de la UEFA y el segundo ha ganado la Eurocopa. ¿Qué ha hecho Van der Vaart? ¿Son peores Granero o Parejo que Van der Vaart? Ni mucho menos, pero como son españoles y de la cantera se les valora menos, lo que implica pegarle una patada a tu patrimonio, y por supuesto dejan menos dinero en comisiones. Así le luce el pelo al Real Madrid, que, sintiéndolo mucho, por este camino, se volverá a quedar sin Champions. Porque, ¿qué sería mejor? ¿Un equipo con Cristiano Ronaldo y Van der Vaart? ¿O uno sin ellos dos pero con Robinho, Granero, Parejo y Villa? Y desde luego otra opción sería olvidarse de Cristiano Ronaldo y buscar un centrocampista llegador para suplir del modo más adecuado a Sneijder. O sea, dedicar ese dinero a fichar a Cesc, por ejemplo.