viernes, septiembre 11, 2009

Un poco de actualidad

De la corrupción, la política, la economía y esas cosas... Zapatero ha tenido que admitir que subirán los impuestos indirectos (IVA, tabaco, alcohol, gasolina), y no lo ha dicho en España -ignorando al Congreso-, sino en Italia, donde Berlusconi ha estado faltón y machista como nunca y nuestro presidente y los ministros que llevaba (entre los cuales dos ministras) no han tenido los bemoles de plantar el puño encima de la mesa y largarse de allí. Intentando disculparse por aquello del "Gobierno rosa" que dijo el año pasado ha soltado más burradas todavía, como: "siendo ésta la patria de Casanova y los playboys, ¿cómo iba a hablar mal de las mujeres?", o "La mujer es el mayor regalo de Dios al hombre" (sic). ¿Tanto valen los acuerdos con Italia como que haya que aguantar impasible a este individuo? Zapatero tampoco se ha dignado a defender al corresponsal de El País mientras estaba siendo objeto de las descalificaciones de "Il Cavaliere".

El mercado laboral, a otra cosa mariposa, ¿Zapatero no quiere hacer reformas por miedo a una huelga general? Lo de la subida de impuestos le está dejando con el trasero al aire: en el debate del miércoles dio muchas cifras, pero en cuanto Rajoy dijo que la subida alrededor del 1,5% del PIB eran 15.000 millones, esa cifra fue la que quedó en el imaginario colectivo y de los medios: ZP perdió esa batalla. Hasta tal punto que los editoriales tanto de El País (más blando) y ABC (más duro), tradicionalmente antagónicos, coinciden en criticar al presidente. Ah, y el de El Mundo, claro. Esta vez no ha funcionado la chistera. O aquello de señalar a la luna para que mires el dedo. Subiendo los impuestos indirectos logrará lo que pronosticaba Rajoy: bajará el consumo cuando lo que habría que hacer es estimularlo.

ABC: "Cuando la previsión es que la tasa de paro alcance el 20 por ciento y el déficit, el 12 por ciento, es una temeridad que el jefe del Ejecutivo persista en hacer de portavoz de primicias falsas. La situación del paro y de las cuentas públicas es de extrema gravedad, pero el Gobierno quiere gobernar otra realidad distinta y así se explica que los resultados de su gestión se resuman en un fracaso sin paliativos" (...) "El presidente del Gobierno no concretó siquiera de dónde van a salir los 15.000 millones de euros en los que se ha cifrado la subida de impuestos" (...) "No es extraño que ayer, en el Congreso, Rodríguez Zapatero no recogiera apoyos explícitos de ningún grupo parlamentario. No tiene política económica reconocible".

El País: "una parte de la izquierda parece dispuesta a pactar la subida de impuestos (que no es tan moderada como proclama Zapatero) con el Gobierno" (...) "Eso y que todos los grupos políticos acusan al Gobierno de practicar una política económica improvisada, algo en lo que no les falta razón" (...) "Y Zapatero sigue sin distinguir bien entre una política económica anticrisis y las decisiones encaminadas a cambiar el patrón de crecimiento" (...) " La culpa es de ambos líderes (ZP y Rajoy). Pero quien gobierna es Zapatero. Suya es la responsabilidad de cómo van las cosas".

El Mundo: "Zapatero decepcionó ayer a todos los grupos parlamentarios y no logró cosechar ningún apoyo" (...) "El presidente del Gobierno no logró tampoco entusiasmar a ningún grupo parlamentario con sus explicaciones sobre la ley de Economía Sostenible, de la que se limitó a explicar su filosofía sin anunciar iniciativas concretas ni cuantificar su coste" (...) "dijo una serie de banalidades que corroboran que estamos ante un proyecto sin contenido, con fines exclusivamente propagandísticos".

Muy interesante la pequeña pieza de Antonio Gala, "Consejos cariñosos 1".

Una vez más, Público es el más blando con el Ejecutivo: sólo se puede destacar el artículo del economista J.F. Martín Seco, miembro de su Consejo Editorial: "15.000 millones de impuestos".

Mal trago para Leire Pajín: su madre ha apoyado la moción de censura en el Ayuntamiento de Benidorm y tendrá que dejar el PSOE (la madre, no la hija, lástima).

Novedades judiciales en los casos Gürtel (un cierre y una desaparición) y Palma Arena, así como en un posible cambio de criterio de la Audiencia Nacional: perseguir a los neonazis con la calificación de terroristas. Pero mientras, la Falange podrá manifestarse en Arenys de Munt y, ¿quién está detrás de Manos Limpias, el pseudosindicato ultra que ha logrado encausar a Garzón? Según parece, un tipo poco recomendable.

jueves, septiembre 10, 2009

El médico o cómo acabar de los nervios

El 22 de julio ya tuve mis problemas yendo al médico, y hoy los he tenido de nuevo. Empecemos porque de nuevo mi médico no estaba y había un suplente. El ordenador de la consulta no funcionaba y por esa razón tan sencilla hubo que pasarse a otra, donde de nuevo había que compartir espera con los pacientes asignados a la misma. Por suerte esta vez éramos pocos. Mientras, daba la impresión de que la mitad de las consultas estaban desocupadas.

Las citas están puestas de cinco en cinco minutos, algo incomprensible si en realidad el examen a cada paciente se demora por más de ese tiempo. Luego, haciendo memoria, al pedir la cita por teléfono sólo te dicen el nombre del médico (que ya sabes), el número de consulta (que también) y la hora de la cita. Hasta hace no tanto también te daban un número de orden para entrar, ya no. Y se puede montar un pequeño lío si vienen dos personas con la misma hora -a mí me ha pasado-. El sistema no admite eso y borra una de las dos -en este caso la mía- así que tienes que ir, esta vez al mostrador, a pedir una nueva cita.

Otra variante es que el médico llegue tarde, abra tarde, y por su culpa se retrase todo aún más, que también pasa. Como algún paciente tenga que ir luego a trabajar y venga con prisas ya ha perdido la mañana, de nada le habrá valido pedir que la cita sea a primera hora. Más: se supone que el médico te tiene que llamar por el nombre, la mayoría en mi centro de salud al menos no lo hace. Entonces, ¿cómo saben los pacientes cuándo tienen que entrar? Pues, conforme llegan, preguntando a los ya presentes qué hora les han dado, la comparas con la tuya y averiguas quién te toca delante.

Más ejercicio de memoria: antes, tampoco hace tanto, se colgaba la lista de citas en la puerta de la consulta, con nombre, número de la Seguridad Social y hora de cita. Con las nuevas normas para salvaguardar la intimidad del paciente, esto también ha desaparecido. Sin embargo existiría una solución intermedia para, al mismo tiempo, conservar en el anonimato la identidad del paciente, y a la vez conocer su hora de entrada sin tener que andar preguntando a la concurrencia. La misma lista en la puerta con la hora de cita y el número de la Seguridad Social o tarjeta sanitaria, pero sin el nombre de la persona. Ya que, aunque no recuerdes el número de tarjeta, la tienes que llevar. Te identificas en silencio y tu nombre queda a salvo. Digo yo que algo mejoraría la cosa. En fin, si paran ustedes por Benalmádena, les aconsejo que procuren no ponerse enfermos, nada más.

Explayándome

"Bajar los impuestos a las rentas del trabajo es de izquierdas": José Luis Rodríguez Zapatero, el 3 de septiembre de 2005 ante el Comité Federal del PSOE. Fuente: la propia web del PSOE, para que no haya lugar a dudas.

Hoy, El País: Zapatero subirá los impuestos para recaudar 15.000 millones más

Hoy, El Mundo: Zapatero subirá de golpe la presión fiscal un 5%

Soitu: Cómo 15.000 millones de euros arruinan el discurso de ZP

¿Por qué nuestros ministros son tan mediocres, tan difícil era elegir gente válida? Eso se pregunta uno de los comentarios de esta noticia y yo tengo una explicación: Zapatero ha buscado rodearse de gente más incapaz de él para parecer más listo de lo que realmente es, no le dejasen en evidencia y para que no le eclipsaran mediáticamente. No ha buscado el Gobierno de los más capaces sino el de aquellos que no abrieran mucho la boca y le bailaran el agua. Se ve aún más claro en este gabinete que en el anterior.

Zapatero, este miércoles: "la recuperación no será vigorosa si no logramos reactivar el sector inmobiliario". ¿No decía que el ladrillo y la burbuja inmobiliaria tenían la culpa de todo? ¿Dónde está el "cambio de modelo productivo"?

Y ahora, foto de El Mundo al margen, me voy a meter con el acto del PSOE en Rodiezmo. ¿Por qué? Porque en ese acto Zapatero atacó a los empresarios, además de ser un acto sindical de UGT. Es el presidente del Gobierno de todos y en el diálogo social no puede tomar partido por nadie. Si echa a la CEOE de la mesa de negociación y luego va a un acto a ponerse del lado de uno de los sindicatos y encima despotrica contra los empresarios -que, quitando a la Administración, son los generadores de empleo en un país-, tomando partido cuando debiera ser más neutral o al menos parecerlo, el señor presidente puede quedar deslegitimado como un interlocutor válido. Desde luego ahora no le faltarían razones a la CEOE para lanzarle esa acusación.

Y otra cosa: Zapatero debe ser más inclusivo. Desde el Gobierno se ha dicho que la CEOE sólo representa a las grandes empresas, por tanto ni a Pymes ni a autónomos. Pues bien, ni la UGT ni CCOO, que reciben sus buenas subvenciones desde la Administración, están solos. Aunque lo pueda parecer, no son los únicos sindicatos de España. También están CSI-CSIF, USO, CGT o Satse (el Sindicato de Enfermería), que a mí me suenen, y nunca se habla de ellos -vacío mediático- ni hay noticia de que ningún gobierno de España les haya incluido nunca en las negociaciones por los llamados pactos sociales. También están el Sindicato de Pilotos (Sepla), pero como se dice, se habla, se comenta. que son unos pudientes privilegiados, sólo nos acordamos de ellos cuando hacen huelga en plena temporada alta de vacaciones. Como de los controladores aéreos.

El Ministerio de Defensa quiere mandar 220 militares más a Afganistán, con riesgo mayor dado el evidente fraude detectado en sus comicios. En cambio se niega a atender la petición de nuestros buques atuneros de llevar militares a bordo, tras sufrir el tercer ataque de piratas en esta semana. La ministra se ha limitado a pedirles que faenen más juntos unos de otros.

Y más, en función de uno de los titulares de este jueves en El País que a mí al menos me parece gravísimo, sobre todo después de que los organismos internacionales hayan advertido de nuestro retroceso en educación y competitividad: El Ejecutivo planea un recorte del 37% en las ayudas a la investigación. Si es así, nos irá mucho peor en ambos aspectos y no saldremos del agujero.

Por desgracia, el profesor del CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas) Javier López Facal ya se olía la tostada de esa reducción de presupuesto en las ayudas a la investigación, y en un artículo publicado en El País el lunes ya se ponía la venda antes de la herida. Cabe decir, sintiéndolo mucho, que tenía sobrados motivos para estar preocupado, y la noticia que hoy adelanta el rotativo donde escribió la pieza le da la razón tres días después.

En el texto de opinión, titulado Los presupuestos de I+D: 'Deteriora sequor' ('hago lo que es peor'), López Facal decía y dice: "la inminente presentación de los Presupuestos Generales del Estado que, en materia de I+D, presentan unos augurios negrísimos" (...) "estoy casi seguro de que el presidente de Gobierno está íntimamente convencido de que las mejores inversiones públicas son las que se orientan a la economía sostenible y a fomentar las políticas de innovación, pero por alguna razón inexplicable, él sigue gastando en ladrillo, a través de los planes E y de otras prioridades inversoras" (...) "la actual presidencia de la UE, que recae en Suecia, ha fijado como una de sus prioridades, las políticas de investigación que fomenten la innovación ("pro-innovation research policies") y el desarrollo del "Espacio europeo de investigación" (ERA) de la agenda de Lisboa" (...) "Sería una lástima que un gobierno progresista de un país importante de la Unión, como España, no pudiese continuar la senda a la que ha vuelto Suecia, por el simple hecho de que nuestro presidente haya renunciado a las prioridades e ideales de su primera legislatura" (...) "no creo que el señor Zapatero encuentre tan irresistible la economía del ladrillo y del parcheo como para darle una puñalada presupuestaria por la espalda al gasto en I+D" (...) "No somos pocos los científicos españoles que estamos estos días en una situación de desánimo preventivo, a la espera de que se cumplan los peores augurios cuando se presenten los presupuestos de I+D. Presidente, por favor, disipe nuestros temores y demuéstrenos que somos unos mal pensados".

En el texto también indica que Zapatero, cumpliendo lo que dijo en la sede del CSIC cuando aún era candidato en 2004, duplicó el gasto en I+D entre 2004 y 2008, pero ahora, cuando este sector podría ser clave para el cambio de modelo y para sacarnos de la crisis, el temor expresado en el artículo es que con ocasión de los próximos Presupuestos el presidente les de la espalda. Tristemente parece que el pésimo vaticinio fue correcto.

Si hacemos caso a lo que publica El País (recordemos: El Ejecutivo planea un recorte del 37% en las ayudas a la investigación), los temores de nuestros científicos, lejos de disiparse, se confirman, y de malpensados, nada. Otro colectivo pues que se bajará del barco de fantasías y humo ofrecido por Zapatero. Luego querremos evitar la fuga de cerebros. Para colmo, según desvela Público, las carreras de Física, Química y Matemáticas han perdido un 30% de alumnos desde 1997. ¡Qué raro, con lo bien que se trata a los científicos y a los becarios de investigación en este país, verdad...? Y con el recorte, más alumnos que perderán. Así nos va.

miércoles, septiembre 09, 2009

Meretrices y el bolsillo, dos temas muy candentes

Primero hay que leerse este post mío de hace un par de días, sobre la prostitución en las calles de Barcelona denunciada por El País mientras publica anuncios de contactos en sus páginas.

Público es de los pocos que ha decidido no insertar ese tipo de anuncios. Por eso está moralmente autorizado a publicar el artículo de denuncia que ha escrito en su edición de hoy, criticando la hipocresía de otros rotativos como El País (que ingresa por este concepto más de cinco millones de euros anuales), El Mundo o ABC (que paradójicamente publica un suplemento religioso). En conjunto ingresan más de cuarenta millones al año por este concepto.

Como curiosidad, Público está dirigido por un ex de El País, Felix Monteira.

Debate sobre la crisis económica. Todos contra el Gobierno, con más o menos virulencia. El presidente ha dicho: "la recuperación no será vigorosa si no logramos reactivar el sector inmobiliario". ¿No decía que el ladrillo y la burbuja inmobiliaria tenían la culpa de todo? ¿Dónde está el "cambio de modelo productivo"? Ha afirmado que el objetivo a medio plazo del sector inmobiliario es "alcanzar un mercado estable" con unas 400.000 ventas de viviendas al año, el mismo día que se conoce, dicho por el Ministerio de Vivienda, que la venta de ídem cayó un 31% en el primer semestre de este año: versión El País, versión El Mundo.

Ha vuelto a sacar de la chistera el conejo de la "ley de economía sostenible", sin apenas concretar en qué consiste, y ha anunciado dos fondos: uno de 20.000 millones para proyectos de inversión y otro de 5.000 millones para inversión local (proyectos de tecnología y de I+d+i, nada de levantar aceras, se supone). Pero al mismo tiempo dice que los Presupuestos serán austeros y elevará la presión fiscal que soportan los españoles hasta un 1,5% del PIB, lo que equivale a entre 15.000 y 16.000 millones de euros. Pues sigue faltando dinero y me pregunto de dónde lo va a sacar, si no va a subir las Sicav.

Zapatero, en un momento de su réplica, ha estado con los dos puños cerrados en el aire más de un minuto, como un boxeador, en un gesto para mí muy agresivo. Zapatero le preguntó a Rajoy de dónde recortaría gastos. Yo lo tengo muy claro: en un gesto similar al realizado en México, suprimiría los Ministerios de Vivienda, Cultura, Igualdad e Innovación, así como la vicepresidencia tercera de Manuel Chaves, para que pudiera responder de los casos Matsa y Mercasevilla, en los que la fiscalía no mueve ni el aire y de los que medios como Público, El País o la Ser no dicen ni "mu" mientras se les llena la boca con el caso Gürtel o el Fundescam. Tienen que informar de todos los casos de posible corrupción política, no de unos sí y de otros no. De lo contrario estamos ante una doble vara de medir.

La nueva campaña de RTVE

RTVE ha sacado un par de spots promocionales de la nueva temporada. Uno lleva por título "Informar con total independencia" (ver) y el segundo "Vamos a poner el acento" (ídem).

Parte final de la locución del primer vídeo: "Ahora más que nunca en Televisión Española vamos a poner el acento en informarte con total independencia, porque somos la televisión pública y porque alguien lo quiere así: tú".

Locución del segundo vídeo: "En esta radiotelevisión ahora más que nunca vamos a poner el acento. Vamos a poner el acento en la más absoluta independencia informativa" (...) "Vamos a poner el acento en que todos nos sintamos orgullosos, porque somos la verdadera radiotelevisión pública (...)".

Vale, con Urdaci entiendo que eso no fuera posible. Pero, y entonces, ¿los últimos cinco años de gobierno socialista? ¿O de repente, con la supresión de publicidad, se han vuelto más independientes? ¿No se suponía que ya lo eran, o eso han estado vendiendo? La idea la saqué de un artículo en Soitu, pero antes de opinar preferí ver los vídeos, y sí, pregonan tener algo que, de facto, ya debían de haber estado ejerciendo con anterioridad, o sea que, ¿no hacían información independiente hasta el pasado 1 de septiembre?

La Unión de Televisiones Comerciales (UTECA) cree que la Corporación RTVE se ha pasado de lista contratando publicidad en agosto hasta final de año, amparándose en una transitoria de la ley de financiación del ente. RTVE ha replicado diciendo que las acusaciones sobre publicidad son "inadmisibles". Hombre, un poco competencia desleal sí parece...

martes, septiembre 08, 2009

TVE, ¿servicio público?

Esta mañana, Mariló Montero hablaba en "La Mañana de la 1" del traje de Armani utilizado por Cayetano Rivera para la corrida goyesca de Ronda, que estaba allí aún manchado de sangre, adornado con hilos de plata y cristales de Swarovski. Miles de euros para un traje empleado en matar animales.

Mientras, al mismo tiempo en Antena 3, Susanna Griso hablaba en "Espejo Público" con el jugador del FC Barcelona Andrés Iniesta, que ha donado las botas con las que jugó la semifinal de Champions ante el Chelsea para sortearlas y con el dinero obtenido ayudar a que un niño con parálisis cerebral pueda continuar su tratamiento en los EEUU.

¿Quién ha hecho periodismo de servicio público esta mañana y a quién se le debería caer la cara de vergüenza?

domingo, septiembre 06, 2009

La doble moral de El País

Lo más polémico de la semana son las imágenes del diario El País mostrando escenas explícitas de sexo practicado en pleno centro turístico barcelonés, el Mercado de la Boqueria, por clientes y prostitutas. ¿Amarillismo, morbo, sensacionalismo o acaso denuncia? Porque después de su aparición los gobernantes sí se han puesto las pilas y desplegado a la policía. Muchos lectores se han quejado a la Defensora del Lector del periódico en cuestión a causa del reportaje, tema al que dedica su artículo de este domingo. Pero en todo el texto no hay una sola mención a los anuncios de contactos, es decir, prostitución, que publica el mismo periódico que hace esta denuncia de la situación de Barcelona. Doble moral. No es la primera vez que la Defensora se mete en camisas de once varas a cuenta de este doble rasero, ya le pasó cuando hicieron una serie de reportajes sobre redes de explotación sexual en España.

La escritora Maruja Torres, columnista habitual de El País, dedicó su artículo en la última del periódico a este mismo asunto, un par de días más tarde. Torres se escandaliza e incluso hace una crítica velada (demasiado) al reportaje. Pero Maruja Torres, aparte de usar este mismo texto para meterse de forma injustificada con Madrid, también cae en la famosa doble moral, ya que según resalta Periodista Digital, la escritora barcelonesa tampoco dice nada de los anuncios de prostitución de su periódico, donde ella escribe.

Hasta donde yo sé, sólo Público y 20 minutos tienen vedados anuncios de prostitución y contactos. Lo malo de El País aquí es el hecho de denunciar algo y al mismo tiempo fomentarlo, y luego hacer como si nada cuando los hechos te dejan en evidencia.

La caraba en bicicleta: El País machaca a Zapatero

Se veía venir después de lo de la TDT de pago, que Prisa ya no le iba a bailar el agua al Gobierno socialista. Pero lo de este domingo en el suplemento Negocios de El País es un torpedo a la línea de flotación. Vale que la noticia más destacada vuelve a tener relación con el caso Gürtel y la conexión valenciana, y la foto de portada es para un mulá talibán en Afganistán, pero el contenido del suplemento económico, en el faldón a la izquierda, es el que sigue (sírvanse clicar encima de la imagen):
















No sé ustedes, pero el dibujito, con los tiburones del paro, el PIB y el déficit rodeando a ZP al timón del barco a la deriva que es España, el titular, y lo de "un Gobierno errático en su política económica", más ese artículo "Donde dije digo... digo impuestos", porque el presidente dijo en el Debate del Estado de la Nación que no los subiría, se las trae y me parece bastante demoledor teniendo en cuenta la permisividad que El País había mostrado hasta la fecha con la 'política' económica del Gobierno. Ver para creer.

Ah, Afganistán... Que sí, que las tropas originales las mandó Aznar en 2001, pero el Gobierno actual las ha seguido mandando. Con la excusa de que hay detrás una resolución internacional, se ha dicho que era una misión de paz y de reconstrucción, lo que ya no hay por dónde cogerlo. En abril se pidió al Congreso autorización para mandar un aumento de tropas "temporal" para las elecciones afganas, y ahora, saltándose aquello, se quiere hacer ese aumento permanente, y pedir permiso para otros 200 soldados más. Las asociaciones de militares ya se le rebelan a la ministra Chacón -que dijo que ella es pacifista y nuestro ejército también lo es- y dudan de la capacidad de nuestras tropas para asumir la escalada bélica. Más soldados puede, pero también más medios, y que reconozca la verdadera naturaleza de la misión. Eso es lo que pide Rajoy, mientras que Cayo Lara reclama directamente la retirada de las tropas. Otro manchón en la agenda del Gobierno.