jueves, febrero 25, 2010

Conciertos, una ligera contradicción

Diario El País, información publicada el martes 23:

La recaudación de los conciertos sube un 50% desde 2000

El último dato anual de ingresos es de 150 millones de euros.- El número de espectadores crece un 34%, hasta los 33,4 millones


Según datos facilitados por la Asociación de Promotores Musicales (APM). Público reflejaba así la misma noticia a partir de la misma fuente:

Los conciertos salvan la industria musical

Los ingresos por directos crecen un 117% en una década

"El dinero de la música no ha desaparecido, o al menos no todo. Ha cambiado de manos: de las discográficas a los músicos. Esta es la conclusión que se extrae de los rotundos datos divulgados ayer por la Asociación de Promotores Musicales (APM), que engloba al 80% del sector del directo en España", seguía esta información.

Pero a alguien de la SGAE no le debe de haber gustado esta noticia y debe de haber llamado a El País para que publique lo contrario, esto es, que "El concierto ya no es la panacea" y que "Caen los ingresos de la SGAE por música en directo". Los de la SGAE, no los de la APM, imagino.
De modo que así titula este jueves el rotativo de Prisa:

El canon salva las cuentas de la SGAE


La recaudación por música en directo cae por primera vez y las ventas de CD vuelven a desplomarse - Los ingresos por compensación de copia privada suben un 72%

Y así sigue: "'El directo salvará la música'. Era el mantra que venía entonando la industria musical desde hace años. Y lo cierto es que resultaba tranquilizador. Pues hasta eso es patrimonio de los viejos (buenos) tiempos. La panacea ya no es tanta, a juzgar por los datos provisionales de recaudación de la Sociedad General de Autores (SGAE) correspondientes a 2009, a los que ha tenido acceso este diario [vamos, que se los han pasado aposta para contraprogramar a la APM], aún pendientes de los últimos ajustes antes de ser hechos públicos en unos meses".

¿Qué contradicción con la otra noticia de dos días antes, eh? Ah, por cierto, uno de los coautores de la cosa ésta que publica El País hoy es... Ramón Muñoz, claro, que ya le echábamos de menos. A su vez, en el mismo periódico, publican un reportaje donde se cuestiona la utilidad de las subvenciones públicas a la cultura:

Salvad al creador, no al amigo

La vida cultural sufre la embestida de la crisis por su dependencia de lo público - Las subvenciones son necesarias, pero demasiadas veces derivan en clientelismo - El gremio defiende la rentabilidad inmaterial. ¿Acaso dan dividendos los colegios?

A este "País" ya no hay quien lo entienda. ¿Y ustedes?

No hay comentarios: