lunes, febrero 22, 2010

EEUU nos dice de nuevo lo que tenemos que hacer

La industria cultural de EEUU denuncia una vez más que España no protege los derechos de autor en su "Lista 301" (Blanca Salvatierra y Patricia F. de Lis en Público). El informe (ver en "No al cierre de webs") reconoce la importancia de las medidas recogidas en la LES, pero solicita al Gobierno la modificación de otras leyes. Dicho informe lo elabora de forma anual la Alianza Internacional para la Propiedad Intelectual (IIPA) y nos pone en estado de "en vigilancia". La lista trata de interferir en la soberanía española y en nuestro ordenamiento jurídico interno, al solicitar la anulación de la circular de mayo de 2006 de la Fiscalía General del Estado, a la que cataloga como una de las principales responsables de la situación actual, detallando que "despenaliza las descargas realizadas mediante redes P2P". La circular dice, entre otros puntos, que es necesario que exista ánimo de lucro comercial para considerar que las páginas web que incluyen enlaces a contenidos con copyright han cometido un delito. "Como resultado de las incertidumbres legales, la policía rehúsa emprender acciones" en Internet, sostiene el informe.

Ésta sería una intromisión intolerable en nuestras leyes y nuestra autonomía como nación, que merecería una dura y contundente respuesta de nuestra clase política... Si es que nuestra penosa y acomodada clase política valiera para algo. La información de Público tiene dos apoyos que pueden verse si se desplaza el cursor hacia abajo, "Los jueces endurecen sus sentencias" y "Dos meses de pelea" (esto último es por la LES). La publicación de la 'lista 301' se ha adelantado tres meses este año con respecto a los informes de años anteriores y coincide pues con España en plena polémica incendiaria. Pueden ustedes consultar tanto el informe completo de la IIPA o bien la parte específica dedicada a España (en inglés, claro).

¿Recuerdan que el Consejo Fiscal criticó y considera "dudoso" que la protección de la propiedad intelectual "deba ponerse a la misma altura" que la del resto de los bienes jurídicos protegidos -algunos de ellos derechos fundamentales- y que la propiedad intelectual debe ser tratada "como derecho de propiedad" y no como un derecho fundamental? Bueno, pues resulta que ahora el Supervisor Europeo para la Protección de los Datos (SEPD) opina que el secretismo de las negociaciones es inaceptable y que la defensa de la propiedad intelectual no puede ponerse por encima de los derechos fundamentales. Esto, en relación al acuerdo secreto anti piratería que están negociando Europa y EEUU, el ACTA (Acuerdo Comercial contra la Falsificación o Anti-Counterfeiting Trade Agreement). Lo primero que cuestiona es que, siendo un organismo oficial con competencias en la materia, "no ha sido consultado por la Comisión Europea sobre el contenido de un acuerdo que suscita cuestiones relevantes para los derechos fundamentales, en particular el derecho a la privacidad y la protección de datos". Dos de las medidas que se contemplan en ACTA son cortar la conexión a los usuarios y exigir a los operadores vigilar el material que circula por sus redes.

Según cuenta Enrique Dans, "ayer, finalmente, se filtró el capítulo de ACTA referente a Internet, y en efecto, se demuestra que todos los temores estaban justificados: se trata del mayor ataque a la libertad de la red jamás concebido, con provisiones para convertir a Internet en un auténtico estado policial, y pasado por la vía de un acuerdo multilateral de comercio que los países se verán obligados a ratificar si no quieren ser objeto de sanciones comerciales". "En el documento filtrado aparecen provisiones destinadas a forzar a cualquier actor en la red o fuera de ella (...) a detener la actividad de todo aquel que se crea pueda estar tomando parte en infracciones de cualquier tipo a la propiedad intelectual o las marcas registradas, en lo que se constituye como un auténtico cajón de sastre susceptible de ser utilizado contra absolutamente cualquier cosa".

Mientras, en China, un alto cargo militar pide la creación de una nueva agencia de control para Internet. "Para la seguridad nacional, Internet ya se ha convertido en un nuevo campo de batalla sin pólvora'', escribió el general Huang Yongyin en el número de febrero de la revista 'Chinese Cadres Tribune', publicada por la influyente Escuela Central del Partido, perteneciente al Partido Comunista.

Dos aportaciones más. Javier Mesonero (Moscas en la Sopa) sobre este mismo asunto y dirigiendo sus iras (totalmente justificadas y que suscribo) contra esa tercera pata del banco de la triada, el ministro de Industria, Miguel Sebastián. Como dice al acabar: "¿Alguien puede explicarle, en dos tardes, para que sirve el valor de la neutralidad en la red o lo dejamos por imposible?". Pues... Quien no se deja enseñar no puede aprender, ¿verdad? Y por último la entrevista que Diagonal realiza al creador de Menéame, Ricardo Galli. Rescato lo siguiente, que es lo que además les ha servido para construir el titular: "... nadie sabe qué puede pasar con comisiones ministeriales, por eso nos oponemos radicalmente a la “propuesta Sinde” Es tan absurda que con la interpretación literal podrían cerrarnos el sitio sin un juicio en condiciones". Como lo que busca ACTA, vamos. En la entrevista, Galli dice que "Lo que dijo César Alierta, presidente de Telefónica, de cobrar a los buscadores por utilizar sus redes, es una tontería absoluta, pero se le escapó", pero hoy en Twitter afirma estar "seguro que fue premeditado y medido". Yo también lo creo. Pilar Portero da datos en su blog compartido para pensar, o ella así lo cree, que sí fue un error. Sea como fuere, el ministro y los lobbies, encantados.

No hay comentarios: