domingo, febrero 21, 2010

Metiéndome con los azules

El Tribunal Supremo ha archivado la querella del PP de Andalucía contra el vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, por estar basada en "conjeturas" sobre un supuesto tráfico de influencias derivado de que su hija Paula trabaja en una empresa minera (MATSA) que obtuvo una subvención de la Junta de Andalucía, entonces presidida por Chaves.

El auto del Supremo implica un severo correctivo a la conducta jurídica del PP, al que reprocha acudir a la vía penal tras denunciar unas supuestas irregularidades que, en su caso, deben ser investigadas en la vía administrativa. Ver en El País y Público.

Sin embargo el PP no pide disculpas, o no se da por enterado, y sigue al ataque. Javier Arenas aseguró que mantendrá viva la vía, que inició su partido hace unos meses, contencioso-administrativa por la supuesta incompatibilidad en la concesión. Esteban González Pons considera que la Fiscalía ha dado un trato de favor al vicepresidente tercero del Gobierno.

Mientras, su otrora líder y aún presidente de honor saca el dedo corazón a pasear en Oviedo. Ver en El País y Público. Y buena parte del PP se lanza a defender a su antiguo jefe. Javier Arenas dice que el nombre de Aznar le evoca los sentimientos de "respeto, admiración y gratitud", González Pons, que el ex presidente sufrió "una agresión intolerante e intolerable", mientras Carlos Floriano ha lamentado "profundamente" en una nota de prensa las "continuas manipulaciones" y el "sectarismo" que, a su juicio, aplica TVE, tras difundirse que el presidente de la Comunidad Valenciana Francisco Camps dijo sobre la cadena pública: "Sólo vienen aquí al lío, qué pena de tele".

¿Y Rajoy, su supuesto líder? Pues nada, ahí, dando largas y evadiendo la cuestión.

No hay comentarios: