miércoles, enero 06, 2010

Valencianos de primera y de regional

Da igual que el Ministerio de Cultura haya dicho que el barrio del Cabanyal de Valencia no se puede tocar porque atentaría contra el patrimonio (de lo poco bueno que ha hecho la ministra del ramo). Rita Barberá, alcaldesa de la ciudad del Turia, dice que seguirá adelante con los derribos y que recurrirá. A ver, si está muy claro por qué quiere ampliar la avenida Blasco Ibáñez hasta la playa (ver recreación en el vídeo). Para tirarlo todo abajo, especular con los terrenos, meter rascacielos y ganar una pasta gansa. Venga...

Recuerdo a Miguel Hernández, valenciano de Orihuela, al que han deshonrado allí mismo en este año que se conmemora el Centenario de su nacimiento. La alcaldesa del PP, Mónica Lorente se hace llamar, ha promovido una ignominiosa iniciativa consistente en modificar la letra de algunos de sus poemas para satirizar a Carrillo o Zapatero y glosar a dicha alcaldesa y a la lideresa de Madrid. En justo contraataque, muchos blogs han posteado poemas del desdichado autor para desagraviarle. Como lo mío es la prosa y no la poesía, éste es mi trocito de homenaje, recordando su a veces olvidada faceta de corresponsal de guerra, o sea de periodista, como un servidor:

Defensa de Madrid
Madrid y las ciudades de retaguardia
[Revista Al Ataque* nº2]

Cuando la ciudad de Madrid se conmueve y se desangra por todas sus ventanas y todos sus campos: desnuda, muda y serena, bajo los bombardeos y los cañonazos italianos y alemanes, ansiosos de absorber los hijos y las riquezas de España: cuando los hombres del pueblo de Madrid, los campesinos y los obreros que sienten en los más hondo la gran tragedia de la capital de España, desesperadamente deseada y firmemente defendida; cuando estos hombres, digo, están viviendo en las trincheras unos días inacabables de hambre, de fuego y muerte, sin dormir; con los ojos dilatados para vigilar los movimientos del enemigo, con las ropas mojadas de barro, de sangre, de lluvia; cuando lo más digno de vivir y perpetuarse de nuestra juventud, de los que sólo anhelan el exterminio de sus verdugos para volver al trabajo de sus talleres y sus arados y no al carguito tal y al sueldecito cual de otros, faltos de alma y excesivos de estómago; cuando lo más digno, digo, desaparece insustituiblemente de sus puestos gloriosos de lucha: cuando la guerra está salpicando de luto el corazón de tantas madres y tantos compañeros... (...).

No resulta muy academicista escribir de seguido una frase-párrafo tan larga como la que aquí he reproducido (y que seguía), pero hay que entenderlo trasladado a la pasión del momento en el cual se puso a escribir, ya que estamos hablando de un autor comprometido que a la vez es soldado. Éste es el inicio del primero de una serie de seis artículos describiendo la actuación de la Brigada del Campesinado en la defensa de Madrid, escritos en el periódico Al Ataque. *= Órgano de la 1ª Brigada Móvil de Choque. Madrid. Año I, nº 2, del 16 de enero de 1937. Portada.

Es el primero que escribió de estas características durante la contienda. Extraído de "Crónicas de la guerra de España", Miguel Hernández, Fundación Domingo Malagón (Ed.), Flor del Viento Ediciones (Barcelona), 2005. Forma parte de una colección más amplia aparecida con motivo del 70 aniversario del inicio de la Guerra Civil. Oberón sacó otra, también estupenda. Compren el libro aquí.

Si he juntado en el mismo post a Miguel Hernández con Rita Barberá es, primero, porque por supuesto las alcaldesas de Valencia y de Orihuela van en el mismo lote; segundo, para que vean ustedes la diferencia entre un valenciano universal (Hernández), otros que son héroes (los vecinos que luchan por el barrio del Cabanyal) y dos señoras muy enseñoreadas de las que, espero, dentro de unos años apenas se guarde memoria. De ellas, claro, porque de sus obras sí que va a quedar huella perenne, y si no que se lo digan a los gobernados por Rita, con esas mastodónticas y carísimas edificaciones, todas de un cegador blanco nuclear.

Actualización: Web de la plataforma Salvem El Cabanyal y página en Facebook. La cerrazón pepera por el ladrillo llega al punto de que la Generalitat del trajeado Camps anunció que estudiará modificar la normativa autonómica en relación con los BIC (Bienes de Interés Cultural) para ejecutar el plan aprobado por el Ayuntamiento de Valencia en 2001. Es decir, quitarle al barrio la calificación de BIC que le otorgaron para posibilitar los desmanes de la señora del Vuitton.

No hay comentarios: