miércoles, enero 06, 2010

Editorial de FT: mala traducción

Si no estás registrado en la web del Financial Times sólo puedes ver un artículo. Si lo estás (hay una modalidad gratuita) puedes ver un máximo de diez textos en un mes. Es lo que he hecho para poder acceder a la versión original de su editorial de hoy, dirigido a poner en cuestión las prioridades marcadas por la presidencia de turno española de la UE -voy a tener que acabar haciendo un corta y pega con esta expresión- y con las capacidades de nuestro gobierno. Disponible en este enlace, si no va ya saben lo que toca, recorrido: columna de la izquierda, comment, editorial, sin haber pinchado ningún otro texto antes. Lo quiero más que nada para comprobar que la versión traducida que ha llegado a España se ajusta al lenguaje original, ya sabemos que a veces hay errores clamorosos de traducción, false friends y esas cosas.

Ya falla la traducción del titular. En inglés dice "A stumbling Spain must guide Europe", y se ha traducido por ''Una España torpe guiará Europa''. Yo no soy filólogo, pero lo vería más como un "Una torpe España debe (must) liderar Europa". "Stumbling" es como dubitativo, tambaleante. Viene de "stumble", tropezón.

Menciona la aparición de Mister Bean del lunes. La Cadena Ser señala en su web que "Tras dos días con problemas, el sitio web de la presidencia volvió a ser accesible este miércoles por la tarde". Y mientras, el director de comunicación de la web dando entrevistas como si tal cosa y negando la mayor...

Dice que el personaje interpretado por Rowan Atkinson es famoso por sus "tropiezos y percances" y que España también tiene "tendencia a sufrir accidentes" ("Spain is also looking accident-prone at the moment").

A la hora de fijarse prioridades de cara a la presidencia, FT dice que la página web creada al efecto proclama que el Tratado de Lisboa va a ser el foco de la misma, ya que, dado que éste acaba de ganar peso y se inserta dentro de una estructura compleja que combina la presidencia rotatoria con una nueva presidencia permanente, es COMPRENSIBLE (eso significa "understandable") que España vea cómo poner a trabajar el nuevo sistema como una prioridad. Sin embargo la noticia en los medios españoles se ha traducido incorrectamente, ya que se dice (ver) que "la publicación ve 'incomprensible' que la primera de las prioridades españolas sea el nuevo Tratado de Lisboa". Todo lo contrario. No es una crítica sino un elogio, pero se ha tornado en crítica tras la mala traducción. Pueden ir al traductor online de El Mundo, al de El País o al de Google y verán que "Understandable" quiere decir "comprensible", no "incomprensible". De hecho, si de verdad fuera así, "standable" querría decir algo, y no existe. El traductor de El País me ha traducido "derstandable" también como "comprensible", los otros no.

El error viene quizás por la partícula o prefijo "un", por el sentido que se le da cuando va delante en palabras como "uncertainly" ("incertidumbre"), "uncertain" ("incierto") o "undoubtfully" ("sin lugar a dudas"). No es el caso y este error de traducción deshace buena parte de las interpretaciones que los medios españoles han hecho del texto. De hecho acabo de ver que El País dice: "El principal equívoco de Zapatero es, según la publicación británica, centrar la presidencia de la UE en la aplicación del Tratado de Lisboa, puesto que ya ha entrado en vigor". Error. Ya hemos dicho que dice todo lo contrario: lo ve comprensible, es decir, entendible, lógico, justo porque como acaba de entrar en vigor hay que ajustar todos los engranajes.

Luego sí viene la crítica, en el siguiente párrafo: "All the same", o sea, al mismo tiempo, la presidencia española estaría cometiendo un error ("would be making a mistake", condicional) si sólo se concentrara en hacer funcionar el Tratado, con el riesgo de dejar de lado los verdaderos problemas de la ciudadanía. Pero el error de base procedente del párrafo anterior pervierte la traducción y el sentido que le queramos dar al resto del editorial.

Acaba señalando que, por supuesto, el principal de estos problemas es la crisis económica, y que durante estos seis meses los gobiernos tendrán que ponerse de acuerdo en retirar -y cómo de rápido- las medidas de estímulo fiscal implantadas durante el pasado año -aquí España tiene un problema porque fue casi el último en tomarlas. Alerta de la posible crisis en Grecia y Letonia. La última frase indica que luchar contra estos desafíos será la mayor tarea a la que se tenga que enfrentar Zapatero en estos seis meses (quitando de lado acontecimientos "desafortunados" como el de la página web).

Total, una noticia casi echada a perder por una mala traducción de una sola palabra. Ole.

No hay comentarios: