lunes, diciembre 14, 2009

Sobre los sindicatos en España

Tomando como base un estupendo artículo de Jesús Encinar.

"Los 3 problemas de incentivos de los sindicatos".

Y no es un problema de cifras de asistentes.

1- "Los sindicatos no representan a los parados. Los trabajadores votan y eligen a los sindicatos, pero los parados ni votan ni tienen representación sindical. Una empresa pierde ingresos si hay crisis/paro pero a los sindicatos no les afecta el paro en sus ingresos".

2- "Los sindicatos ganan dinero con cada E.R.E. Cada vez que se firma un Expediente de Regulación de Empleo los sindicatos que lo han negociado con la empresa obtienen por ley un porcentaje de la compensación que se acuerde. Los ERE son por tanto una fuente de financiación para las organizaciones sindicales".

3- "Los sindicatos los financia el Estado. A pesar de la constante, lenta y continua bajada en la afiliación sindical de los trabajadores desde la instauración de la democracia, el Estado continúa financiando a las organizaciones sindicales de manera directa en una gran parte de sus ingresos".

Y también lo aportado por El Blog Salmón:

"Los sindicatos tienen un problema y lo saben: no pueden morder la mano que les da de comer, en este caso Gobierno vía subvenciones y tampoco pueden reivindicar contra los que ya no pueden hacer nada, como son los 400.000 autónomos que han abandonado sus empresas en estos dos años".

Recordemos cómo Zapatero les dio las gracias a los sindicatos: hace un mes que mostró su "profunda gratitud" a los trabajadores españoles, que han tenido "el temple, la cordura y la responsabilidad" de mantener un clima de paz social durante la crisis económica. "Os aseguro que nunca se me va a olvidar" esa actitud, dijo el presidente del Gobierno en la clausura del 25 Congreso Federal de la Federación del Metal, Construcción y Afines (MCA) de la UGT celebrado en Pamplona. Traducido: gracias por no montarme un follón en la calle pese a rozar los cuatro millones de parados. Y a los autónomos (500 al día hasta septiembre) y emprendedores que han tenido que cerrar, que les den. Resulta que 127.000 empresas han cerrado desde septiembre de 2007, que si contabilizamos los autónomos la caída es de más del doble.

¿Los sindicatos mayoritarios van a reprocharle a Zapatero su Informe Económico o su nuevo contrato precario para los jóvenes? Menos mal que sí le dijeron algo, aunque fuera poco, en la manifestación del domingo: "Señor presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, señor presidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, no hay atajos a la creación de empleos a través de la precarización del trabajo (...)" -Toxo-; "El Gobierno no tiene que anteponer las inversiones de carácter público y garantizar de protección social" -Méndez, más blando.

Estaría bien que alguien aclarara por qué los convocados a Moncloa siempre son UGT y CCOO y nunca otros como CGT, USO o CSI-CSIF. Ni SATSE, ni SEPLA, ni los de agricultores, a los que ahora sí va a recibir tras la protesta multitudinaria del 21 de noviembre. O cuántos afiliados tienen los sindicatos en relación al número total de trabajadores que hay en España, por si resulta que unos pocos están representando a muchos que ni siquiera están afiliados a ningún sindicato. Si es verdad que los representantes sindicales son poco menos que intocables y faltan cuando quieren a sus puestos de trabajo aduciendo que tienen reuniones -con lo que se pierde productividad, se pierde dinero y quizá alguien debería trabajar en su lugar cuando no están-. ¿Está claro si actúan de forma democrática en su estructura interna, en su toma de decisiones o en la elección de candidatos, listas y mandos? Y por supuesto estaría bien saber cuánto reciben al año en concepto de subvenciones procedentes de las diferentes administraciones. ¿No deberían vivir de la autofinanciación?

No les pediré que lean este artículo de Jesús Cacho, pero sí que vean la foto que le acompaña. Yo lo siento, pero si en una mesa negociadora con Gobierno, sindicatos y patronal, resulta que quien debiera ser neutral y ejercer de mediador entre las partes (el Gobierno) toma partido por uno de los implicados (los sindicatos), para mí eso le inhabilita como interlocutor. El acto de Rodiezmo es un ejemplo. Ahí arranca un compromiso del presidente, para salvar el sector de la minería, que implica el desastre ecológico y económico de obligar a las eléctricas a quemar 20 millones de toneladas de carbón hasta 2012. En España el carbón es el principal emisor de CO2 y principal causante del cambio climático. Un despropósito. A mí me gustaría que algún día un gobierno español pudiera actuar sin la influencia de los lobbies, o que no llevara a cabo medidas injustas o equivocadas a causa de la presión de los mismos. Pidamos lo imposible.

Nota: soy parado, no me siento representado por los sindicatos, no he estado ni estoy afiliado a ninguno y no tengo la intención de hacerlo. Antes, modernícense y democratícense.

Ah, las autonomías son estado, aunque a algunos de sus representantes se les llene la boca con eso de "estado español" o "estado central" como si la cosa no fuera con ellos. Un poquito de responsabilidad y lealtad en la resolución de la crisis, por favor. Ya sabemos que el Gobierno lo está haciendo de pena y hoy sólo quería la foto, pero encima no le hagan el juego haciéndole parecer una víctima.

No hay comentarios: