domingo, diciembre 13, 2009

Entra en vigor una reforma vergonzosa

Hoy domingo entra en vigor la nueva Ley de Extranjería. La nueva norma amplía a 60 días el plazo de detención de los inmigrantes ilegales y restringe el derecho de reagrupación familiar. Las asociaciones de inmigrantes ya se quejaron de sus deficiencias cuando la aprobó el Congreso. Supone una auténtica vergüenza como país y la cuarta reforma de la legislación de extranjería en España en menos de una década. Además la nueva ley no va a impedir que la policía inicie el expediente de expulsión de una inmigrante en situación irregular que acuda a comisaría a denunciar malos tratos. Si un juez firma una sentencia a su favor, se le concederán 'los papeles' que haya solicitado o se le dará un plazo para pedirlos, pero si no hay sentencia favorable, se reanudará el procedimiento sancionador. Otro problema que esta reforma no resuelve es la situación de los inmigrantes hacinados dentro de los Centros de Estancia Temporal, CETIs o CIEs, a la que ya he hecho varias referencias, la última un informe coordinado por CEAR. Valga de esto como muestra el artículo de opinión de Isaac Rosa.

No hay comentarios: