martes, marzo 02, 2010

Mix carbón escribe CO2

Elena Salgado, la señora niega que su plan para salir de la crisis y tal, presentado este lunes (aviso: las primeras 11 páginas sobran), sea una transposición de la LES, cuando resulta que recoge, total o parcialmente, 18 de las 24 propuestas de aquella, que sigue sin aparecer por el Congreso pero que el documento dice que será remitida a la cámara en las próximas semanas. Un ejemplo de ese copia y pega es la voluntariosa pero fantasiosa medida de rebajar las fechas de pago a 30 y 60 días para atajar la morosidad, pero ahora fijada en las empresas y restringiendo la posibilidad de que acuerden entre ellas otra modalidad de pago, lo que podría ir contra la libertad de empresa. ¿Esto invalida la LES? Vuelta al ladrillo, aunque sea rehabilitando. ¿Y el cambio de modelo productivo? ¿Y Zapatero diciendo que no ha podido acabar con el ladrillo porque las "medidas correctoras" que planteó en 2004 para solucionar la crisis inmobiliaria fueron inútiles ante la "caída espectacular" del sector a causa de la crisis? ¿No era tan mala la construcción?

Salgado no cede en su terquedad y no se altera la prevista subida del IVA en dos puntos. Dice la ministra que "el IVA es el impuesto que menos distorsiona la actividad económica" y que "nuestra recaudación por IVA es la segunda más baja después de Luxemburgo". ¿Y a mí qué me importa Luxemburgo? ¡Si el consumo se va a retraer a partir de julio gracias a dicha subida, y nos vamos a ir otra vez al hoyo! Dice que se recauda poco del IVA. Vale, genial, si lo subes vas a recaudar menos aún, porque la gente no va a consumir y pagará más en negro. Lo que tienes que hacer es subir el tipo de las SICAV y las SIMCAV, luchar contra la evasión y el fraude fiscal, y aumentar el cuerpo de inspectores para detectarlo, o igual tiene suficiente personal pero está ocioso. Y hablar con Corbacho para aumentar las inspecciones de Trabajo y reducir el absentismo.

Se pretende que, ya que los bancos no prestan, el Instituto de Crédito Oficial (ICO) conceda créditos directos con un importe máximo de 200.000 euros, y cobertura de riesgo del 100%. El Gobierno quiere comercializarlos a través de una entidad financiera de ámbito nacional seleccionada por concurso que haría de intermediario. Dado que, como muchos han señalado, esto supone en la práctica convertir al ICO en una especie de banca pública, ¿por qué no crear directamente una banca pública, que reciba tal nombre, como han pedido algunos economistas de izquierdas? Ah, no, hago una cosa a medio camino, ni sí ni no, no se me vayan a molestar los banqueros.

El plan de ayer insiste en el impulso al coche eléctrico (¡¡¡otra vez!!!) y el desarrollo de las infraestructuras de las tecnologías de la información (como la inclusión de la banda ancha dentro del servicio universal de telecomunicaciones en enero de 2011 o el despliegue de redes ultrarrápidas mediante una línea de crédito "en condiciones favorables" de 200 millones de euros). Vale, banda ancha con un ministro de Industria -compañero de comisión suyo- que en noviembre dijo que la banda ancha de un mega formará parte del servicio universal en 2011 pero que unos días antes de eso afirmó que España es pionera en banda ancha, que las conexiones españolas son veloces y sus precios, bastante competitivos, siendo las más lentas y caras de Europa. E insistió nada menos que en el Senado: que los precios en España son un 37% más bajos que la media europea. Enhorabuena, ha ganado usted una muñeca chochona.

El Gobierno ha introducido, además, una medida de impulso a la industria de los contenidos digitales que tiene su traducción en una línea de crédito y subvenciones con un total de 250 millones de euros para esa área (videojuegos, animación, cine en 3D y realidad aumentada). Y además, aumento de la inversión en I+D, con el compromiso para alcanzar un nivel de inversión en I+D del 2,5% del PIB en 2015. Plantean que el incremento medio anual de la inversión pública en I+D sea superior al crecimiento de los PGE. Asimismo, favorecer la inversión empresarial en I+D+i, incrementando del 8 al 12% la deducción aplicable a las actividades de innovación en el impuesto de sociedades y ampliando, en algunos casos hasta el 60%, el límite general que existe a la deducción por actividades de I+D+i. Todo lo cual choca de frente con el recorte en esta área establecido en los presupuestos (PGE). Y nada indica que dicho aumento en I+D va a ir a parar al sector científico.

Les recomiendo la atenta escucha de la primera parte de la tertulia de Hora 25 (Cadena Ser) de ayer, en particular todo lo que dice Santiago Belloch.

Y, tal como dicen en la misma, la traca de campeonato está recogida en el anexo del documento presentado ayer, en las páginas 31 y 32, y se trata de lo que el gobierno pretende que sea el 'mix energético' a fecha de 2020, es decir, de dónde va a sacar España sus fuentes de energía. Bien, pues echándole un vistazo poco me ha faltado para coger el avión y plantarme en la sede de Industria a estamparle algo en la cabeza al ministro Sebastián, y luego al de Economía a decirle a Salgado que cómo deja que le cuelen estas mamarrachadas. O cardarle el pelo a lo afro.

Pretende nuestro gobierno que la principal fuente de extracción de energía para esa fecha sea la energía eólica, pasando del 13% actual al 22,3%. ¿Cómo lograr ese aumento sí aún no has establecido dónde colocar las plantas eólicas marítimas? ¿Cómo lograrlo si Industria bloquea la energía minieólica, dado que no contempla "ningún cambio de legislación" para facilitar la instalación de miniturbinas en las viviendas, lo que permitiría a muchas familias autoabastecerse? ¿Cómo, si la energía eólica que se produce no se puede almacenar, y el pasado miércoles 24, ante la imposibilidad de reducir la producción de las plantas nucleares que suponían el 28% de la producción, y el estado de los embalses que no permitía almacenar energía mediante el bombeo de agua, el operador de sistema eléctrico tuvo que ordenar la reducción de la energía eólica en 1500 MW, siendo el tercer corte de estas características en unos pocos meses, y siendo la misma noche en que esta energía batió su propio récord de generación de electricidad instantánea, con 12.902 MW? Greenpeace denunció que tuvieron que desconectarse molinos porque, ante una bajada de la demanda de electricidad, es más sencillo parar la producción eólica que una central nuclear.


Y ya la risa padre te entra al ver el gráfico en forma de tarta. Ya habiendo dicho que, con las capacidades actuales y la actitud de Industria, no es posible alcanzar ese 22,3% de energía eólica, resulta indignante ver cómo la solar supone tan sólo un 8% o la derivada de la biomasa y similares un mísero 3,3%. Más sonrojo aún produce ver cómo la energía nuclear, pese a descender un 3% sobre la cifra actual, pretenden que siga suponiendo nada más y nada menos que un 15% del total. Y el colofón de los despropósitos es decir que el carbón va a representar el 9,3%, siendo la energía más contaminante, por el azufre o por la generación de CO2, además de estar vinculado a una industria obsoleta y acabada, un sector deficitario que sólo se sostiene gracias a las promesas del presidente del Gobierno en Rodiezmo y el plan del ministro de Industria para, a cambio de una subvención, obligar a las empresas energéticas a consumir carbón nacional de aquí a 2012. Y esto, como han dicho en la radio, saltándose a la Comisión Nacional de la Energía y a la comisión parlamentaria encargada del área. Viva y bravo. Y el día 4, los tribunales de la UE decidirán sobre el canon digital.

No hay comentarios: