viernes, enero 22, 2010

Otra vez, cierto periódico y cierto plumilla

El País y Ramón Muñoz. Y me he indignado tanto al ver que vuelven a mentir que me ha dado un ataque de tos, me dan cuando me encabrito al ver cosas como éstas. Probablemente no vale la pena el enfado ni tampoco el tiempo que les dedico a mi ex periódico de cabecera y a ese papanatas juntaletras que tiene en plantilla, pero es que si no suelto para que ustedes vean lo que pasa, juro que reviento. Me viene una angustia en la zona del estómago que ni les cuento.

Así sale la "noticia" en la portada:

Ya dije en el anterior post que no me parecía la manera "más profesional" de titular un hecho ni de hacer la llamada en portada. Vamos, que talmente El País se va asemejando al Sun, al Mirror y al News of the World, con detalles así de chuscos y barriobajeros, de taberna.

Con razón: el titular del desarrollo no tiene nada que ver, y es como se debería haber titulado también en el exterior. ¿Un exceso de creatividad, pensé? El caso es que titulan así:

Fuente Obejuna salda su deuda de casi 30.000 euros con la SGAE

Y subtitulan: El pueblo se negó a pagar por la representación popular de la obra de Lope

Fuenteovejuna, o sea. Si indagamos vemos en qué ha consistido, siempre según R.M., dicha compensación: "el Ayuntamiento (...) ha liquidado gran parte de la deuda que mantenía con la SGAE. En efecto, a finales del año pasado, el consistorio liquidó toda la deuda excepto unos 6.000 euros, aunque esta cantidad (...) se debe a un error en la atribución de obras que ya se ha subsanado" [...] "En ese acuerdo, el Ayuntamiento reconocía una deuda con la SGAE de 31.987,34 euros, a pagar en tres plazos (...) reconocía una deuda de 20.387 euros por la utilización de obras del repertorio administrado por la SGAE, (...) -por diversos conceptos- desde 1998 a 2008. Además, la corporación local también aceptaba el pago de 11.600 euros por la representación de la obra de Fuenteovejuna, entre 2004 y 2006, en concepto del 10% de ingresos de taquilla". Y ocurre que, lo que hasta ese momento era un artículo casi modélico, el tal R.M. lo estropea al final con otro alarde creativo, olvidando separar información de opinión, dejando caer sus preferencias personales, algo imperdonable en el ejercicio periodístico salvo casos como crónicas o críticas. Éste es el último párrafo de la noticia, en ataque directo e injurioso contra la localidad cordobesa: "En el caso de Fuente Obejuna, el honor se ha restablecido con un cheque. Si Lope de Vega escribiera esta crónica bien pudiera decir: "¿Quién pagó a la sociedad de gestión?; ¡Fuenteovejuna, señor!" Es decir, y yo lo interpreto así, este "señor" hace mofa, befa, burla y chanza de que Fuente Obejuna haya pagado y podemos inferir claramente que lo festeja. ¿Qué hace un tipo así suelto en la redacción de un periódico? Y he marcado "crónica" en rojo, porque miente, miente de nuevo descaradamente. Dice que es una crónica para justificar que se deslice una opinión personal. No señor. Una crónica es esto otro que sale hoy en El Mundo sobre el comportamiento de los periodistas españoles desplazados a Haiti y la mezquina intervención del Ministerio de Asuntos Exteriores. ¡Aprenda!

Y si por lo menos el resto del texto hubiera sido cierto... ¡Pero resulta que tampoco! La alcaldesa de Fuente Obejuna habla en 20 Minutos y desmiente que hayan pagado cantidad alguna por la representación de la obra del "Fénix de los Ingenios". Así, Isabel Cabeza ha explicado a este medio que sí han pagado los cerca de 20.000 euros por la difusión de temas musicales en las fiestas populares, "pero en ningún caso hemos pagado los 11.000 euros -11.600 según R.M.- que nos reclaman por representar la obra de Lope" en 2004 y 2006, en concepto del 10% de ingresos de taquilla, y afirma que el municipio "no se ha rendido".

20 Minutos también publica que, apoyándose en el artículo 20 de la vigente Ley de Propiedad Intelectual, la SGAE cobra a los centros de mayores para que las personas que acuden a ellos puedan ver la televisión. Legal pero indigno. Se ha sabido a raíz de que se reunieran en septiembre pasado los alcaldes de la comarca del Ripollès (Girona) y expusieran que allí los centros de mayores abonan a la SGAE 20 euros trimestrales por este concepto, alegando que se produce comunicación pública. Obras populares, conciertos benéficos, festivales infantiles, tunas, peluquerías, jubilados... ¿Qué será lo siguiente? El cobro es legal, pero su abuso delata que parte de una base errónea.

Por cierto, hablando de música, El País vuelve a tergiversar las noticias sobre el descenso en la venta de música en formato físico en España. En una "noticia" que firma Antonio Fraguas, que en estos días ha perpetrado varias atrocidades en comandita con R.M. Si ayer se atrevió/ atrevieron a plasmar semejante ocurrencia, en caliente, en la página web:


Hoy busco la noticia, por si ha habido algún cambio, y me encuentro con este titular:

La música, en caída libre

Los subtítulos no son más amistosos: Las ventas de las discográficas bajan un 17% en 2009 - "España podría convertirse en un páramo", dice el sector

Y el primer párrafo, no digamos: "Vender música grabada definitivamente no es un buen negocio. En 2009 los ingresos de este sector en España cayeron un 17% respecto a 2008, según datos presentados ayer en Londres por la Federación Internacional de la Industria Discográfica (IFPI, en sus siglas inglesas). La caída de ventas acumulada desde 2001 es del 71,46%. Una auténtica debacle que los directivos de grandes discográficas achacan a la piratería y a la pasividad para combatirla".

¿Menciones al aumento de ventas en formatos digitales que representan ya un 27% del negocio mundial de la industria? Sí, pero en el segundo párrafo y poniendo excusas en las líneas anteriores (el manido victimismo). Un hecho relevante, este aumento de ventas en soporte digital, que no se destaca donde la gente lo ve: titular, subtitular y primer párrafo o "lead", de donde muchos lectores no pasan. Y el redactor lo sabe. Y luego, ojo a este párrafo, canela fina: "Las acusaciones de pasividad e inacción contra el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero fueron suavizadas por el presidente de Promusicae (sección española de IFPI), Antonio Guisasola, quien en un comunicado expresó su deseo de que "el actual Gobierno continúe con el proceso que acaba de iniciar", en referencia a la polémica ley antidescargas de Cultura". ¡Pero si la persecución contra las descargas en Reino Unido ha reducido considerablemente la venta de discos! ¿En algún lado dice que los artistas, a pesar de las descargas ilegales, ganan cada vez más dinero, gracias sobre todo a través de las actuaciones en directo? (informe elaborado por The Times Online vía Lainformacion.com) Pues no, no lo dice, qué raro.

Es más, en una noticia de hace un par de días que he encontrado hoy, se dice que la industria europea de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) propone eliminar el canon digital por copia privada, como el que pagamos en España, por considerarlo "gravoso y desfasado", y también apoya la carta europea de derechos de usuarios. Los derechos de autor -que, reconocen las empresas, son básicos en la financiación de contenidos- habrán de ser defendidos mediante un sistema "adecuado, responsable y transparente". ¿Están desfasados IFPI, Promusicae, SGAE y demás? En todo caso, también lo están ciertos redactores de El País.

No hay comentarios: