viernes, diciembre 04, 2009

Como quien oye llover

"La ministra ha actuado acertadamente"; las declaraciones de Zapatero "no suponen una desautorización de la ministra de Cultura"; "Esta es una norma de todo el Gobierno, no sólo de la ministra de Cultura. Al presidente le parece que la ministra lo está haciendo de manera adecuada"; "Tanto los creadores como los internautas son ciudadanos y el Gobierno debe garantizar los derechos de unos y otros". Estoy de acuerdo con la última frase. Las tres anteriores son un "como quien oye llover" o un "-¿Qué hora es? -Manzanas traigo", y las ha dicho la vice De la Vega tras el Consejo de Ministros.

La Policía Nacional ha detenido a dos personas e imputado a un menor de edad por distribuir a través de Internet hasta 30.000 copias de películas, juegos y otros contenidos protegidos. El servicio funcionaba mediante descarga directa, no por un sistema P2P. Éste es el tipo de descarga ilegal que sí hay que perseguir a toda costa y que los internautas responsables también condenan el delito y aplauden las detenciones. Lo malo es que luego vengan redactores de El País con veneno en las venas o editorialistas y contertulios varios sin dos dedos de frente y mezclen churras con merinas. El texto lo dice bien clarito: El servicio funcionaba mediante descarga directa, no por un sistema P2P. Que luego nos encontraremos con barbaridades...

Los inspectores de la SGAE: La entidad que gestiona los derechos de autor ha creado un estructura de más de 200 inspectores a comisión. Un antiguo inspector en Andalucía, que prefiere mantener el anonimato, explica que "el sueldo varía entre los 2.000 y los 3.000 euros, pudiendo llegar fácilmente hasta los 4.000 si se le da bien el trabajo".

1 comentario:

Raúl Masa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.