martes, diciembre 01, 2009

La música se queja

Tienen razón en algunas cosas. En otras, no. Información sesgada. Aparecer como la víctima. Los grandes estudios han venido ganando dinero por decenios explotando a sus artistas con contratos leoninos. Industria con modelo de negocio anticuado que no sabe o no quiere adaptarse a los tiempos. Que no piensa en otras formas de negocio. Que al parecer no piensan en aprovechar las oportunidades que les ofrece Internet. Autoedición, podcast, ofertas exclusivas. Que si de quince canciones de un disco, muchas veces sólo valen la pena una o dos. Si se enfrentan al usuario, saldrán perdiendo. Por mucha pena que pueda dar que 15.000 empleos del sector se hayan destruido en el último año.

Estoy hablando de los músicos, que según escribo estas líneas ya le habrán entregado al ministro de Industria un manifiesto titulado 'La música es cultura. La música es empleo' pidiendo protección para los derechos de autor y contra las descargas. Solicitarán una Ley de la Música. Dicen que Zapatero se lo prometió hace cinco años, la primera vez que ganó, cuando se hicieron una foto con él, y que desde entonces, agua. Y no será ante Cultura, porque Industria es quien dice que va a poner Internet a un mega como mínimo, y es que la industria musical le echa la culpa de las descargas, no te lo pierdas, a las empresas de telecomunicaciones, ya que es a través de las conexiones a Internet que éstas venden por donde la gente se baja la música.

Poco importa pues que los usuarios paguemos un canon cuando nos compramos discos vírgenes, un ordenador o cualquier aparato susceptible de grabar, bajar o guardar archivos, y que ese canon, que es en suma un impuesto, en vez de ir al Estado, se lo queden empresas privadas de gestión de derechos como la SGAE y su red de espionaje. Posiblemente estemos pagando otro canon al comprar el disco, más un IVA del 16% que, tienen razón, es demasiado alto, pero que si no me equivoco viene marcado así desde Europa. Y poco importa que a las empresas de telecomunicaciones ya se las vaya a obligar a pagar un porcentaje de sus cuentas de resultados en financiar la televisión pública estatal. Yo no soy sospechoso de bajarme la música gratis por Internet: lo puede comprobar el ministro, si gusta, violentando mi ordenador gracias a Sitel. Sólo me he comprado alguna canción suelta a través de iTunes. A saber (pantallazo y sírvanse pinchar encima):


Tampoco he comprado nada en el "top manta", que por cierto en la reforma de la Ley de Extranjería sigue siendo delito castigado con hasta dos años de cárcel, para los manteros, no para los explotadores. El artículo 270.1 del Código Penal, por el que resulta más grave vender CD piratas en la calle que acabar con la vida de alguien por imprudencia leve o defraudar 4.000 euros a Hacienda seguirá en vigor.

Música que me he comprado en los dos últimos años o así, algunos discos comprados en tienda, otros en stands de tiendas en salones, otros pedidos por Internet y otros a través de Círculo de Lectores, al que he estado abonado un año y pico hasta que dejé de tener noticias del "agente" (títulos en cursiva):

- Russian Red, I love your glasses
- Valery Gore, Avalanche To Wandering Bear (de Canadá, me firmó el plastiquito porque lo pedí directamente en su web y el cual tengo guardado)
- 'Facto Delafé y las Flores Azules' vs El Monstruo de las Ramblas (en este caso es indisoluble el nombre del grupo del que le pusieron a su trabajo)
- Nena Daconte, He perdido los zapatos
- Dover, 2
- Utada Hikaru, Ultra Blue
- Conchita, Nada Más (creo que es la única artista de quienes se concentran ante Industria de quien tengo sus discos, creo que con eso está dicho todo; es como lo del cine español, que tampoco voy a verlo)
- Blood +, OST I, Marc Mancina
- Blanco y Negro 02.08 Hits y Blanco y Negro 05.08 Hits (canta una amiga mía)
- Winter Moods, Special Moments of Classical Music
- Federico Mompou, Complete Piano Works
- Valery Gore, Valery Gore (éste es el disco de debut de la cantante citada arriba)
- Tegan and Sara, The Con (también de Canadá)
- Kate Nash, Made of Bricks
- Princess Mononoke OST, Joe Hisaishi
- Spirited Away OST, Joe Hisaishi
- Me cuesta tanto olvidarte, Ana Torroja
- Stand Alone Complex OST
- Blood + Complete Best
- Ana Torroja - Miguel Bosé, Girados en concierto
- Lídia Pujol, Els amants de Lilith
- Ana Torroja, Esencial
- 'Facto Delafé y las Flores Azules' en La Luz de la Mañana (+ bonus cd, algo que prestigia el disco, le da un carácter exclusivo y hace que te entren ganas de comprar el original).
- Conchita, 4000 palabras (repito lo dicho de ella más arriba)
- Marlango, The Electrical Morning (tengo ganas de comprar los demás)
- Nena Daconte, Retales de Carnaval
- Zahara, La fabulosa historia de la chica que perdió el avión... (autografiado, y nota para los anclados que reniegan de la tecnología: no habría tenido noticia de esta chica de no ser porque se hizo un perfil en MySpace y puso allí sus canciones y sus vídeos, y me acabé comprando el disco)


Para que quede claro.
Algunas referencias en prensa:

23-11 (Público):
Cultura cuestiona la Ley de la Música. El director del Inaem, Félix Palomero, duda de que el sector necesite una ley y estudia otras opciones. Los profesionales denuncian que el proyecto está parado y no es prioritario.

25/11 (Público):
El Inaem reactiva el estudio de la Ley de la Música. Félix Palomero se compromete a mediar con el resto de ministerios.

27/11 (Público, firma EFE):
Los profesionales de la música se movilizarán contra la 'piratería'. Ana Belén, Víctor Manuel, Martirio, Malú, Alejandro Sanz, Manolo García, El Canto del Loco y Aute entre los asistentes previstos al acto.

En esta información se dan más nombres de artistas que han confirmado su asistencia al acto, y se menciona que el manifiesto lo han firmado más de 2.000 profesionales del sector.

1/12 (web de la Cadena SER):
El sector de la música se manifiesta para exigir al Gobierno que actúe contra la piratería. Este martes acudirán a la sede de Industria los firmantes de 'La Música es Cultura. La Música es Empleo'.

1/12 (El País):
Ya toca (la ley de) la música. Representantes del sector entregan hoy en Industria un manifiesto.

En este reportaje recaban la opinión de Carlos López, director de Sony BMG, y de Antonio Guisasola, presidente de Promusicae (Asociación de Productores de Música de España) -que lleva perdidos más juicios que ganados a cuenta de las descargas-. Y se ve que en el Grupo Prisa son de trabajar más bien poquito, porque son los mismos dos personajes a los que han consultado esta mañana en 'Hoy por Hoy' (clip de audio) de la SER. El tratamiento del señor Carles Francino, como viene siendo usual, muy parcial y sesgado.

Un factor que se ha apuntado en el programa de la SER: la ausencia de conciertos en salas pequeñas, dicen que restringido a Madrid y Barcelona. No es verdad porque por ejemplo en Granada está la Sala Industrial Copera y en Málaga la Sala Vivero. Pero sí es cierto que ninguna de las dos está en el centro de sus respectivas capitales. ¿Será que molesta la música en directo? Incluso hay ciudades donde se penaliza y se prohíbe la existencia de salas que celebren conciertos o incluso 'tablaos' flamencos, con lo que eso supone de merma para el turismo. ¿O incluso falta un programa estable de conciertos escalonados a lo largo del año? Parece evidente que hay una mayor concentración de los mismos en verano (coincidiendo con las fiestas patronales de los pueblos) y escasean el resto del año. Supongo que habrá más ejemplos, pero sólo pondré uno: las actuaciones en directo en los 'pubs' irlandeses, siendo Irlanda uno de los países con más grupos y cantantes por metro cuadrado en relación a su población: The Chieftains, The Corrs, Enya, Sinead O'Connor, The Cranberries, The Dubliners... Y añado a los escoceses Mark Knopfler y Texas. Digo yo que la posibilidad de cantar en locales en directo tendría algo que ver.

Artículo posterior a la entrega del manifiesto: "En cinco años esto desaparece. No habrá ni canciones ni música" (Luis Eduardo Aute, muy apocalíptico, en declaraciones a 'Hoy por Hoy').

Artículo relacionado, sobre la disposición final primera de la Ley de Economía Sostenible, que modifica a la LPI y a la LSSI: El Gobierno permite que se corten servicios de Internet por la 'piratería'. La Ley de Economía Sostenible introduce la "salvaguarda de derechos de la propiedad intelectual" como motivo para la restricción por orden judicial.

Y quien quiera que saque sus propias conclusiones, yo ya tengo las mías y, como espero haber dejado claro, no soy sospechoso de ser un malvado pirata que parece que haya asesinado a la banda de cornetas y tambores de su majestad. Fin del post.

No hay comentarios: