domingo, noviembre 29, 2009

A las dos semanas...

Dos semanas de huelga de hambre y de presión popular -que culminan hoy con un concierto solidario en Rivas-Vaciamadrid- son las que han hecho falta para que el ministro de Asuntos Exteriores del Reino de España, Miguel Ángel Moratinos Cuyaubé, se haya dado cuenta del fenomenal embrollo en que está metido el Gobierno por ceder ante Marruecos y dejar entrar a la activista saharaui Aminatou Haidar en territorio nacional sin pasaporte. Finalmente mantuvieron una conversación telefónica este sábado y la última propuesta consiste en ofrecerle la nacionalidad española por razones extraordinarias. Haidar le ha mostrado su indignación por el mal trato recibido. Según su letrada, sin un posicionamiento o reunión de carácter oficial no iban a entender la oferta por realizada. No es lo que ella quiere, de modo que si de verdad nuestro Gobierno quiere resolver esto, tendrá que recurrir al Rey para que convenza al monarca absoluto de Marruecos -al que Zapatero habría enviado una carta- a que dé marcha atrás y permita a Haidar volver a El Aaiún, y con el mismo pasaporte, y no otro, que le fue retirado por los gendarmes marroquíes antes de expulsarla con destino a Lanzarote. Este domingo la activista recibirá la visita, no de un alto cargo, como solicitan ella y su abogada, sino del jefe de gabinete del ministro. ¿Será considerado suficiente, siendo que es algo apenas equivalente a un secretario personal? ¿Aceptará Haidar ésta solución?

El mundo está lleno de tropelías; grandes, medianas y pequeñas. Enorme la cometida con la saharaui, no menos la que acontecerá este domingo en Guinea Ecuatorial: Teodoro Obiang aplastará en los comicios farsa orquestados en el único país africano de habla española (si exceptuamos a buena parte de la población saharaui, claro está). Menos espectacular desde el punto de vista humano, pero igual de indignante, es la pretensión del Ayuntamiento de Murcia, de desmontar unos relevantes yacimientos árabes -48 casas, siete palacios y hasta una pequeña mezquita con la base de su minarete- y luego reconstruirlos sobre lo que se pretende ejecutar en el terreno: un aparcamiento subterráneo.

Despropósito: España no podrá asumir a partir de 2014 toda la renovable que produce. Red Eléctrica admite que desperdiciará un 2% de la eólica por la baja demanda nocturna. La imposibilidad de almacenarla obliga a escalonar los proyectos. Bueno, ¿y no se puede transportar para venderla? Este país, siempre con sus defectos estructurales.

No hay comentarios: