jueves, noviembre 26, 2009

Palabras del (y al) presidente de la Academia

A estas alturas les supongo enterados de la suspensión de la orden que sirve para otorgar las ayudas al cine español y del revuelo montado. Lo trataré ampliamente en otro post, así como de la publicación de los documentos que demuestran que la expulsión de la activista saharaui ha estado premeditada.

Con motivo de la suspensión y las diversas reacciones y declaraciones suscitadas, se ha producido una respuesta del colectivo 'Cineastas contra la orden' a las declaraciones de Ignasi Guardans a Hora 25 de la Cadena SER.

Mientras, el presidente de la Academia del Cine ha escrito un artículo que sale publicado este jueves en El País.

Destacados: "Cuando la redacción de esta orden ministerial se estaba ultimando, un grupo de cineastas, ejerciendo su legítimo derecho, manifestaron su desacuerdo con algunos de los criterios por los que se van a otorgar las subvenciones" (...) "Nos consta que algunas de sus reclamaciones fueron recogidas en el texto finalmente publicado. Sin embargo, no pareció ser suficiente y, con todo el derecho del mundo, enviaron a Bruselas una carta que informaba, en su opinión, de lo dañina que era la orden para el cine" (...) "Estoy absolutamente convencido de que su principal propósito era mejorar las condiciones de nuestra industria, considerando la orden ministerial un problema que debían evitar a toda costa. Sin embargo, es posible que no conocieran las dramáticas consecuencias de su decisión" (...) "Éste es uno de los mejores años del cine español, y parece que no somos capaces de contárselo a los demás" (...) "Lamento profundamente que este mensaje se ensombrezca por la continua sensación de nubarrón que tenemos sobre nuestras cabezas. Es muy difícil meter gol cuando los de nuestro equipo nos damos patadas para quitarnos el balón. No podemos seguir así".

Y nada, yo, que soy muy respondón y criticón, y me busco problemas donde no los tenía, le he escrito un correo electrónico al señor Álex de la Iglesia. Dice así:

Estimado Señor:

Acabo de leer en la edición digital de El País su artículo o reflexión mostrando su preocupación por la revisión de la orden ministerial que bla, bla, bla, usted lo sabe mejor que nadie. Francamente me ha encantado lo que ha escrito. Como usted dice, los cineastas que mandaron un escrito a Bruselas lo hicieron con todo el derecho. Es un flaco favor a ustedes mismos el llamarles "idiotas", como ha hecho alguno, por ejercer un derecho que asiste a todo ciudadano. Hay que saber aceptar las reglas del juego. Lo que no puede ser es que ahora ese colectivo cargue con todas las culpas y se olviden ustedes del Gobierno, se lo digo sinceramente. En el Ministerio han tenido demasiada prisa. Hubieran podido perfectamente mantener el régimen de ayudas que estaba vigente e incluir la reforma una vez que hubieran tenido el visto bueno de la UE. Ahora hay un vacío legal: la reglamentación anterior está derogada y la actual en suspenso. Y de eso no tienen la culpa los reclamantes, sino el Gobierno por ir con prisas y con una mala planificación, así lo creo y espero me disculpe si no está de acuerdo, que también está usted en su derecho, cómo no. Hay quien ha dicho que esta decisión de Bruselas no impide la ejecución de la Orden, pero el hecho es que sí, y por tanto bloquea las ayudas. El Gobierno no puede ni debe arriesgarse. ¿Qué pasaría si dan el dinero, Bruselas dice que nones y hay que devolver esas cantidades? O una sanción millonaria de la UE. Craso error en un señor que ha sido eurodiputado, ha cometido para mí un error de novato. Y de la ministra, será amiga de usted, pero... Lo de que Mozart murió pobre es de traca.

Bueno, esto y básicamente comentar una de sus frases: "Éste es uno de los mejores años del cine español, y parece que no somos capaces de contárselo a los demás". Pues mire, esto es tan sencillo como que tienen ustedes un problema muy serio de comunicación (también el Gobierno). Lo que se daría en llamar "mala prensa", y no sólo porque algunos hicieran el apoyo para Zapatero. Apenas van ustedes a los medios, igual porque temen que se les pregunte por su vida privada, igual porque no hay buenos programas de entrevistas. Por lo general veo que los actores españoles son muy ariscos a la hora de atender a los medios, lo siento pero dan esa imagen desde fuera. Cruz y Bardem han logrado un hecho histórico, pero por aquí no se les ve el pelo (sobre todo a él, ella vino para promocionar "Los abrazos rotos") y claro, piensas que se lo tienen muy creído y que ya les vale. Ya, ya sé que no vienen para que no se les pregunte sobre su relación, pero es que así acaban resultando antipáticos (u odiosos, incluso).

Los actores estadounidenses han estado más participativos y graciosos cuando han estado en programas como "El Hormiguero", como Will Smith o Rob Schneider, que casi ningún actor español que haya ido a ese mismo programa. Tienen otra mentalidad. El sentido del espectáculo y saber que se deben al público. Veo a actores estadounidenses ir a los magazines de allá y participan de las bromas preparadas por los guionistas, se lo pasan en grande: Jim Carrey haciendo muecas, disfrazándose, haciendo sketches (busque casi cualquier entrevista suya), Drew Barrymore -absolutamente genial- patinando y tirando tartas, Matt Damon haciendo que el público rompa a aplaudir... ¿Usted ha visto algo así aquí? Yo no. Me entra una envidia impresionante cuando veo a los actores y actrices españoles y sus, por lo general, caras de funeral, salvo cuando tienen que promocionar una película, claro. No cuela. No es todo el problema, pero creo que es parte del problema. Por ejemplo, actores españoles que promocionen cosas o hagan publicidad de un producto y gracias a ellos éste se venda más, un dos tres, responda otra vez... Arturo Valls y el H&S, pero él no va a aumentar las ventas de ese champú. ¿Alguno más? No lo recuerdo. A ver, y si es que... ¿no los contratan para hacer publicidad porque pueden perjudicar a la marca a la que se asocien? O sea, lo de la mala prensa. Estadounidenses... Benicio del Toro y Quentin Tarantino (Dewar's), George Clooney (Nespresso). Porque las campañas del Corte Inglés las han estado haciendo actores de series de televisión, ninguno que hubiera hecho una película.

Luego está lo del compromiso político. Muchos actores y actrices estadounidenses se significaron en la última campaña por la presidencia (la mayoría por los demócratas), pero sus carreras no se han visto afectadas. Los más marcados pueden ser la pareja Robbins & Sarandon, pero tienen dinero de sobra para elegir sus proyectos, y tienen su propia productora, al igual que Jodie Foster o Drew Barrymore y otros cuantos. En cuanto que ustedes dicen algo... patapúm. Pues aquí pasa algo raro. ¿El qué? No lo sé. Mire, es estupendo que se manifestaran contra la entrada en Irak, pero de lo de Afganistán no se les ha visto decir nada ni salir a la calle. Willy Toledo es de los pocos coherentes: denuncia cualquier injusticia, la cometa quien la cometa (Aminatou). En fin, esto es algo que tendrán que analizar ustedes. Echarle la culpa de la baja afluencia al espectador es como pegarse un tiro en el pie o escupir para arriba.

En cuanto a ver cine español, no le prometo nada. Quizá "Planet 51". Lo siento pero lo próximo que voy a ver es la japonesa "Still Walking" en un cine club que hay en mi ciudad. Es decir, prefiero ver algo que no tenga nada que ver y que me aleje lo más posible de lo que veo todos los días por la calle o de lo que leo en los periódicos. Igual por eso la gente ve tanto cine estadounidense, al margen del poderío de las distribuidoras. Si estoy parado, por ejemplo, ¿para qué voy a ver una película sobre parados? Si estoy saturado de noticias sobre la Memoria Histórica (hoy otra más por algo aprobado en el Congreso), ¿para qué ver una película ambientada en la Guerra Civil, si yo ya sé lo que pasó allí (acabo de visitar una muestra sobre Norman Bethune y la masacre Málaga-Almería)? Lo siento si le ofende, pero para esas cosas me veo un periódico, un libro o un documental: no cuentan ustedes nada que me interese lo más mínimo. Fíjese que veré la Gala de los Goya sólo por Buenafuente. El discurso de usted me lo saltaré si es como el de la anterior presidenta hace un año o si le vuelven a cantar "Cumpleaños Feliz" al Príncipe, que no sé si toca. Como va a ir en diferido, rece usted porque hagan un buen trabajo el regidor, el realizador y el montador (para las elipsis).

Hay tres colectivos en este país que hacen todo lo que NO se debe hacer en materia de comunicación: el sector del cine como le acabo de explicar, la SGAE y entidades similares, y el Gobierno, que no sabe vender ni las cosas buenas que hace. Un desastre. Y no, yo no me bajo ni películas ni música pirateados, sólo algo por ITunes, que como sabrá es de pago por canción o álbum. Ni siquiera tengo instalada la mula en mi pc. Compro de cinco a diez cds de música por año y compro las películas que vienen de vez en cuando con los periódicos.

Reciba un cordial saludo y perdón por la parrafada. Usted no tiene la culpa, acaba de llegar al cargo.

Firmado, yo. Espero que no se vaya a molestar demasiado, como el director Gerardo Herrero, que ha llamado "idiotas" a los firmantes de Cineastas contra la Orden por ejercer los derechos que les asisten en una democracia.

2 comentarios:

marcela dijo...

Muy bueno, sí señor, para leer algo que merezca la pena, que tenga debajo de cada letra un poco de sentdo común y pensamiento hay que ir buscando os blogs. Yo no voy al cine español porque me gusta demasiado el cine para pagar por historias que se hacen únicamente para pillar la subvención del Ministerio. Gritan protestan y siempre están con el poder progre cuando viven los que aparecen como millonarios.
¿Acaso se han manifestado contra ETA?. ¿Acaso se manifiestan en solidaridad con los parados?.
¿Tienen en su haber alguna obra que verdaderamente merezca la pena.
la idiota internacional s.l. blogspot, visítame, Yo también critico al gobierno, no tengo más ideología que la de contar lo que no me parece bien.
Ánimo, no somos fachas y cada vez seremos más.

John Constantine dijo...

Ya nos comentaras si el pobre Alex te responde. La verdad es que se está comiendo los marrones que su ilustre antecesora cocina a fuego lento. Menos mal que los chicos del cine pensaban que con Sinde les iba a ir mejor. A lo mejor si fuera un poco menos corporativistas se hubieran dado cuenta de que han puesto a una inútil al frente de Cultura. Claro que eso hubiera sido reconocer que al frente de su academia ha estado durante unos cuantos años una inútil. O más.