martes, noviembre 24, 2009

Bomba de Bruselas: estacazo a Guardans

Bruselas deja en suspenso todas las ayudas al cine español para 2010

(El País)

Quedan bloqueadas hasta comprobar que la orden ministerial -que ha vivido momentos de gran tensión y cuyo borrador generó durísimas críticas- cumple la legislación comunitaria.

Relacionados: Todos contra la película del Ministerio y La reclamación de Cineastas contra la Orden ante Bruselas.

"La Unión Europea ha dejado de momento en el aire la orden ministerial que regula las ayudas al cine y que fue publicada en el Boletín Oficial del Estado el pasado 24 de octubre. Al estar derogada la orden ministerial anterior, todas las ayudas al cine para 2010, tanto las anticipadas como las automáticas, aquellas que se consiguen según la recaudación en taquilla, quedan anuladas, porque no existe soporte jurídico para su convocatoria. Esta decisión de Bruselas, de la que ayer tuvo conocimiento el Ministerio de Cultura español, provocó un verdadero terremoto: Cultura, a través de su director general de Cine, Ignasi Guardans, daba por supuesto que la UE iba a respaldar esta orden que, desde que se dio a conocer a los distintos sectores, ha vivido momentos de gran tensión y cuyo borrador generó durísimas críticas".

"Cultura decidió publicar la orden en el BOE, antes de que la Unión Europea diera su visto bueno, y posteriormente pidió a Bruselas una homologación por el procedimiento de urgencia, modalidad que la Comisión ha negado. Es la primera vez que la industria del cine vive una situación tan grave, que podría llegar a provocar la paralización de todo un sector no se sabe durante cuánto tiempo. Bruselas abre ahora un periodo de consultas y aclaraciones con el Gobierno español para comprobar que la orden cumple con los requisitos de la legislación europea".

"El colectivo Cineastas contra la Orden, un grupo de profesionales que ha recogido más de 200 firmas contra la citada orden, presentó un escrito informativo a la Unión Europea, con fecha de 27 de octubre, en el que dieron cuenta de lo que ellos consideran un atropello frente al texto de la Ley de Cine, aprobada por mayoría parlamentaria en diciembre de 2007, y sus posibles contradicciones con la legislación europea. Cineastas contra la Orden denuncia que el desarrollo de la ley elimina la diversidad cultural y que se centra únicamente en su aspecto más industrial. Bruselas envió el pasado 18 de noviembre una carta a los firmantes de la plataforma pidiéndoles autorización para utilizar el material empleado de cara a las explicaciones que iban a solicitar con las "autoridades españolas". La UE se mostró en esa carta preocupada por la posible confidencialidad de los documentos aportados por Cineastas contra la orden".

Ya lo advirtió ayer Álex de la Iglesia: "Desgraciadamente hoy vivimos un momento en el que las iniciativas legislativas en marcha van a poner en serio peligro la propia existencia de nuestro cine en un plazo muy breve. Y creemos que nuestra obligación es, al menos, advertirlo". Pues o sabía algo o yo le sugeriría que fuera comprando un décimo del Gordo de Navidad.

Hace muy poco, durante el FICOD, le preguntaron a la ministra por la orden que regula la Ley del Cine y confió en que Ignasi Guardans, sin duda, había hecho su trabajo perfectamente. Confiaba la ministra en que a Guardans le valdría su experiencia como eurodiputado, salvo que allí su tema era la lucha contra las descargas, no el cine exactamente. En caso de que no fuera así, de que algo estuviera mal, creo que bromeó con la posibilidad de deportarle o algo parecido. Pues igual tiene que ir preparando las maletas para su director del ICAA...

Actualizando, El País me ayuda porque este miércoles rescata esas declaraciones: "Finalmente se le preguntó -a la ministra- si, en caso de que la orden sea derogada por la Comisión, se enviará al exilio a Bruselas al director general del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA) del Ministerio de Cultura, Ignasi Guardans, tal y como bromeó la ministra hace unos días. "No, no va a pasar, pero bueno, si ocurre algo, que no creemos que pase, sí lo enviaremos a aprender en conferencias en Bruselas. Ahora en serio, no va a rodar ninguna cabeza. Insisto, no tenemos aún la notificación con las alegaciones".

No hay comentarios: