martes, junio 23, 2009

Otro que no acepta lecciones

Ignasi Guardans, a punto de cumplir dos meses al frente del ICAA (Instituto de la Cinematografía de las Artes Audiovisuales) y con tal motivo es entrevistado por el diario Público. Acaba de presentar a la industria el proyecto de la orden ministerial que desarrolla la Ley del Cine. Las frases más "sobresalientes":

"Hay algunos que se han erigido en portavoces de no se sabe muy bien qué. Y todos somos consumidores. Tengo respeto por la iniciativa social, pero rechazo que nadie me dé lecciones sobre Internet".

"Legislativamente (sobre la piratería) se pueden hacer cosas dejando tranquilo al usuario final, e incidiendo en los intermediarios que se están lucrando con los derechos de propiedad intelectual de otros".

"La legitimidad de la lucha contra la piratería se refuerza si hay una alternativa legal potente y con contenido. Uno de los problemas es que las descargas ilegales no se basan en el precio sino en la disponibilidad, en la necesidad de disponer de películas a las 48 horas del estreno".

"Yo soy defensor de la libre distribución de cultura. Soy tan internauta como otros, y soy defensor del acceso libre y universal, claro que libre dependiendo de lo que entendamos por libre. También quiero trabajo libre y debe ser remunerado".

"Yo no pido que alguien valore una película española mala por ser española. Hay películas españolas malas, vaya tabú he dicho, y hay buenas y medias. Pero en España hay mucha gente que no va a ver cine español porque es malo, sin ir. Eso es lo que considero falta de respeto".

Está claro que eso de acceder a un cargo contamina, de una u otra manera.

Guardans ha estado este martes en Valladolid y ha prometido un máximo de 300.000 euros por película a partir de 2010 a los productores independientes interesados en realizar una 'TV movie', el nuevo género que supondrá un «impulso» decisivo a la industria del cine, según sus propias palabras.

Telecinco pide la autorización para poder emitir en TDT de pago cuando hace dos meses dijo que no lo veía viable en los próximos cinco años. Se ve que el hecho de que La Sexta y Mediapro ya lo hayan pedido, les ha podido estimular al cambio de opinión, ya que desde la cadena de Fuencarral les consideran claros beneficiarios. Por ello mantienen las críticas al Real Decreto presentado por el Ministerio de Industria. Por otro lado, dos de cada cinco ejecutivos del sector audiovisual cree que la fecha oficial del salto definitivo a la TDT -el 3 de abril del año que viene- se retrasará, según un análisis realizado por la consultora Barlovento.

Greenpeace, que inicia esta semana una serie de movilizaciones en diversas ciudades españolas para pedir el cierre de la central nuclear de Garoña, ha presentado hoy un manifiesto por el cierre, firmado por las principales asociaciones ecologistas presentes en España y por diversas personalidades como, del ámbito de la cultura, Víctor Erice, Bernando Atxaga, Fernando Colomo, Manuel Rivas o Kiko Veneno; del ámbito político como Hugo Morán o Gaspar Llamazares; o del ámbito científico y ecologista, como Ignasi Carreras, Francisco Castejón o Joaquín Araujo; y todas las organizaciones ecologistas relevantes de España, hasta sumar más de 200 adhesiones. Conociendo a Zapatero, quizá les haga más caso que al informe técnico del CSN o que a los trabajadores de la central, que se desplazaron a Madrid la semana pasada.

Los firmantes argumentan que la ausencia de Garoña no complicaría la capacidad energética de España (se puede compensar exportando menos) ni tendría por qué repercutir en el precio. Y que el desmantelamiento tardaría meses y generaría empleo. Todo eso está muy bien, y sería genial que cerraran la central y nadie perdiera su puesto de trabajo o lo pudiera cambiar por otro. A mí lo que me preocupa es tener un presidente del Gobierno tan terco que tome esta decisión "porque lo dice el programa" o porque le da la gana sin hacerlo como debe: leyendo todos los informes y escuchando a todas las partes, para no ser acusado de tomar decisiones unilaterales sin consenso en un tema tan vital como el de los recursos energéticos de un país, algo que no se puede ni debe hacer a la ligera...

Al final parece que Barack Obama no estará este miércoles viendo el "soccer", ha dicho el presidente de la FIFA, pero sí es probable que acuda al Mundial del año que viene. Menos mal, nos libraremos de ver a algún político español haciéndole la pelota.

La Academia del Cine, desde hace unos días presidida por Alex de la Iglesia, pese a ser una institución privada, ha contado siempre con amplio respaldo institucional. En 2009 su presupuesto ronda los 1,5 millones de euros, de los que el 15 por ciento provienen de las subvenciones (unos 225.000 euros). Sus actividades se desarrollan en una flamante sede, inaugurada en enero de 2007: un antiguo palacio de más de 2.500 metros cuadrados repartido en cinco plantas, que cedió José María Aznar. El Gobierno Zapatero destinó una partida extra de 788.207,56 euros para las «obras de acabado del salón de actos».

Los concursos de teléfono que usan líneas 905 y los mensajes de móviles (SMS) reportan a Televisión Española 4,5 millones de euros al año, según ha revelado en el Senado el presidente de la corporación estatal, Luis Fernández. Casi iguales los textos de El País y El Mundo, al menos en cuanto a datos y también en la forma del relato. Tras una pregunta del PP sobre si estos concursos "merecen la pena" en una televisión pública, Fernández se comprometió a trasladar esta cuestión al Consejo de Administración.

No hay comentarios: