jueves, diciembre 31, 2009

Mal año para la prensa y las libertades

Según las últimas cifras publicadas por el Servicio Público de Empleo Estatal, 5.155 periodistas figuran como desempleados en las listas del paro, 1.908 más que el pasado año, como recoge el Informe Anual de la Profesión Periodística del año 2009 (leer). Los últimos en caer fueron 25 trabajadores de La Opinión de Granada, 4 de la agencia Colpisa y 16 del diario Público. Y, este mismo día 30, siete trabajadores de G+J, según han informado fuentes sindicales a la Asociación de la Prensa de Madrid. El comité de empresa aporta los siguientes porcentajes de despidos en el Grupo G+J durante el último año: el 16% de la plantilla en G y J (de 142 a 119 empleados), el 41% en Motorpress-Ibérica (de 303 a 180) y el 33% en GPS (de 311 a 208).

En el Informe Anual de la Profesión Periodística 2009, elaborado por el profesor de la UMA Pedro Farias, se constata el deterioro de las condiciones laborales de los periodistas durante el último año. Según la encuesta realizada entre mil periodistas, la precariedad laboral y el desempleo se han señalado como la principal preocupación muy por encima del intrusismo como principal problema en la profesión. Asimismo, más de la mitad de los consultados reconoce sufrir presiones en el ejercicio diario de su labor. En la misma encuesta, los periodistas reconocen que a la hora de informar abusan de fuentes anónimas y que las fuentes no se contrastan lo suficiente.

El último gran ejemplo de ataque al periodismo por parte de los poderes públicos en España es, como se ha reflejado convenientemente en este blog, la abusiva e injusta sentencia condenatoria contra el director y el jefe de informativos de la Cadena SER.

"Nadie debería poder impedir expresarse a un periodista", dice la nueva campaña de RSF que acompaña esta imagen. (SAATCHI&SAATCHI)

Y ojalá sólo fuera eso. Reporteros sin Fronteras (RSF) ha hecho público su informe de 2009, en el que detalla que 2.138 periodistas y 213 bloggers (2.351, en total) han sido represaliados en todo el planeta, con 76 casos de asesinato entre los periodistas y 1 entre los bloggers. España figura entre los países que retroceden en el ránking de respeto a la libertad de expresión -es incluida junto a Italia en el grupo de países que agreden a los periodistas- y sube en el de los que pretenden censurar la Red. Relata el informe que los escenarios más peligrosos son las guerras y las elecciones disputadas. Ver cifras, traducción de parte del informe y reflexión en Mangas Verdes, blog del periodista Manuel M. Almeida.

El último caso de profesional fallecido en el desempeño de su labor lo hemos tenido hace muy escasas horas. Una periodista que viajaba en un convoy blindado del ejército canadiense ha fallecido, junto a cuatro soldados, todos ellos de dicha nacionalidad, al explotar una bomba al paso del vehículo en Kandahar, al sur de Afganistán. La periodista fallecida es Michelle Lang, de 34 años, del diario 'Calgary Herald', que según la nota estaba allí desde hacía tan solo dos semanas.

La Red es el nuevo campo de batalla. Se refleja que de un año para otro se ha multiplicado por dos el número de países afectados por la censura en Internet. Para denunciar esta tendencia al refuerzo del control ejercido sobre los nuevos medios de comunicación, Reporteros sin Fronteras organizará el próximo 12 de marzo una movilización en contra de los "Enemigos de Internet".

Postdata: no podemos ni cerrar el año con un mínimo de paz: un periodista y un cámara de la televisión pública francesa 'France 3' han sido secuestrados en Afganistán.

No hay comentarios: