domingo, noviembre 15, 2009

Desastre diplomático

Sigue la complicidad de España con Marruecos y en contra de los saharauis. Miguel Ángel Moratinos justifica que Marruecos expulsase a España a la activista saharaui Aminatou Haidar, alegando que lo que hizo el Gobierno fue "facilitarle su llegada a Lanzarote", pero no aclara por qué entró sin pasaporte, que le fue requisado en El Aaiún por las autoridades marroquíes. Mientras, Coalición Canaria, que no lo olvidemos ha aprobado los Presupuestos Generales del Estado junto al PSOE y PNV, pedirá la comparecencia urgente del ministro de Asuntos Exteriores para que explique el caso. La presidenta del partido nacionalista canario, que se ha desplazado al aeropuerto de Lanzarote para conversar con Haidar, ha señalado que es "inconcebible que España haya permitido, en connivencia con Marruecos, la expulsión sin documentación de la activista saharaui y su entrada en Canarias, pese a carecer de los permisos pertinentes". Y lo peor es que el nombre de Moratinos (que fue a los fastos del 40 aniversario en el poder de Gadafi o que viajó a Guinea Ecuatorial como si tal cosa, aparte de ir a Cuba sin ver a la disidencia) suena como solución de consenso para estar al frente de la diplomacia europea (Alto Representante, el cargo que ahora ocupa Javier Solana). Dios, si existes, ¿por qué nos haces esto? Pues va a ser que no existe...

No hay comentarios: