viernes, octubre 23, 2009

La UE habla de Medio Ambiente y nuestros medios pasan

Esta semana hubo una reunión de los ministros de Economía de la UE (Consejo Económico y Financiero, Ecofin) y otra de los responsables de Medio Ambiente. El cambio climático y la futura Cumbre por el Clima de Copenhague centraron buena parte de ambas. Nuestros medios más tradicionales apenas le han dado la importancia debida a los escasos acuerdos allí alcanzados, que en ambos casos Greenpeace cree insuficientes. Las portadas de nuestros periódicos, radios y televisiones se centran en los casos de corrupción, en la economía doméstica, en las luchas intestinas del PP, y muy poco más.

Greenpeace valora muy negativamente el acuerdo alcanzado en la reunión del Consejo Europeo de Ministros de Medio Ambiente, en el que debían fijarse las bases de la posición europea de cara a la cumbre de Copenhague. La UE no ha conseguido alinear sus compromisos de reducción de emisiones con las recomendaciones científicas. De España se critica que no forma parte del grupo de líderes climáticos europeos y, además, sigue promoviendo una política interna totalmente incompatible con los objetivos climáticos internacionales: sigue primando el carbón y obstaculizando las energías renovables. En cuanto al Ecofin, la organización ecologista considera que los ministros han sido incapaces de llegar a un acuerdo en relación con los aspectos económicos asociados a la posición europea de cara a la cumbre climática de Copenhague y la reunión ha terminado sin, ni siquiera, un texto de mínimos en el que recoger las conclusiones de la sesión.

Ha sido en el diario El Mundo (que al cumplir 20 años cambia la mancheta y estrena edición América en su web) donde he ido encontrando más noticias sobre ambas reuniones. En cuanto al Ecofin, titula que la lucha contra el cambio climático se atasca en la UE por la financiación. No alcanzaron un acuerdo sobre la ayuda financiera que necesitan los países en desarrollo para recortar sus emisiones de dióxido de carbono, e India reiteró su petición de ayuda para recortar sus emisiones. Sobre la de ministros de Medio Ambiente, reprodujo una nota de EFE según la cual acordaron que la Unión Europea (UE) reduzca sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) en 2050 entre el 80 y el 95% respecto a los niveles de 1990, siempre que otros países hagan el mismo esfuerzo. Interesante pega.

La huella de carbono. Lo ha hecho por patriotismo, pero el caso es que José Bono ha ordenado retirar de las máquinas expendedoras del Congreso las latas de este refresco que eran fabricadas en Polonia. Ha sido ecologista, probablemente sin saberlo. Cuanto más cerca se haya elaborado lo que compres, menor es la huella de carbono (se emite menos gas de efecto invernadero).

Figueruelas. Acuerdo entre Magna y sindicatos para reducir a 900 el número de despidos (se barajaron 1.700 al inicio). Llevan varios días negociando, y la Ser ha dicho que ha sido hoy, y sólo hoy, cuando se ha incorporado el ministro de Industria, Miguel Sebastián. Claro, su relevancia en la negociación ha sido escasa por no decir nula, pero para la rueda de prensa en la que anunciar el acuerdo, y así salir en las fotos, para eso sí se apunta en seguida. En TVE ha defendido el acuerdo y dice que los despidos de Figueruelas eran un "sacrificio" necesario.

Un 19,6% de los españoles se encuentra por debajo del umbral de la pobreza relativa según la Encuesta de Condiciones de Vida hecha pública por el INE.

La plataforma Cineastas contra la Orden ha decidido por mayoría absoluta que se asesorará para impugnar la orden ministerial que desarrolla la Ley de Cine, cuyo impulsor es Ignasi Guardans, director general del ICAA. A los nombres ya conocidos de Javier Rebollo, Miguel Albaladejo, Salvador García Ruiz o Unax Ugalde se han sumado hoy Cristina Huete y Fernando Trueba. Para impugnar una Orden Ministerial, la Ley Orgánica del Poder Judicial establece en su artículo 66 que el recurso debe presentarse en la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional.

Sobre el recorte presupuestario en I+D+i, Soitu ha preguntado su opinión al respecto a seis científicos españoles que trabajan en el extranjero. Un médico, una física, un ingeniero, dos matemáticos y un bioquímico. Otro que trabaja allende nuestras fronteras, Ignacio Cirac, acaba de ser reconocido con la prestigiosa Medalla Franklin 2010 en Física. Según se informa, no sólo Cirac ha recibido buenas noticias esta semana. Tres biólogos que trabajan en España han sido nombrados miembros de la prestigiosa Organización Europea de Biología Molecular (EMBO). Reconozco no tener ni idea de ciencia, pero sí sé que sin ella un país que quiere dárselas de avanzado no va a ninguna parte, y para mí eso es suficiente como para que me aterren los recortes en esta partida.

No hay comentarios: