domingo, marzo 28, 2010

Carbón

A mi anterior entrada sobre el modelo del mercado eléctrico, añadir lo dicho en el artículo de opinión "El colapso eléctrico", escrito para la edición del viernes del diario Público, por Joaquim Sempere, profesor de Teoría Sociológica y Sociología Medioambiental de la Universidad de Barcelona. En ese post, recordaba yo el empeño del Gobierno, del ministro de Industria, ordenado por el presidente del Gobierno, obligado éste por su promesa en Rodiezmo, de impulsar el consumo de carbón nacional, industria obsoleta y deficitaria. El famoso decreto para la quema de este carbón por las eléctricas hasta 2012.

Recordemos, en palabras del eurodiputado David Hammerstein en febrero: "
sin la opinión y el obligado permiso que ha de otorgar la Comisión Europea antes de dar ayudas a la electricidad producida por la quema de carbón, el Gobierno español ya ha aprobado un Real Decreto que otorga cuantiosas ayudas públicas para incentivar la extracción y quema del combustible más contaminante de la atmósfera: el carbón. (...) El carbón en España produce menos del 15% del total de la luz eléctrica, pero este mortecino combustible fósil multiplica su capacidad destructiva ya que escupe a la atmósfera hasta el 27% de las contaminantes emisiones de CO2. Además, el carbón español no sustituye nuestra funesta dependencia del petróleo sino que se suma a la misma. (...) El Presidente Zapatero prefiere que las empresas españolas de producción eléctrica dependan del consumo del carbón español y menos de las energías renovables mediante una temeraria política energética: que el Estado continúe subvencionando y reflotando una caduca minería extractiva sin viabilidad económica y la quema de un carbón nacional barato por las centrales térmicas productoras de electricidad".

Hammerstein se ha hecho eco en su otra página de una noticia, que ha pasado muy desapercibida, aparecida el día 22 en El País: El Supremo condena por fraude al mayor empresario minero del país. Victorino Alonso pagará 13 millones por falsear la calidad del mineral, después de 16 años y largos y farragosos litigios interpuestos por Unión Fenosa en juzgados de León y Madrid. Hablamos por supuesto de carbón.

Y llegamos a una noticia fechada el viernes 26 en la web de Greenpeace y de la que, oh sorpresa, y que no debería sorprendernos, no ha habido demasiado reflejo o revuelo en los medios: la noticia sobre la retirada del Decreto 134/2010, que aprobó el mes pasado el Consejo de Ministros, para apoyar la quema de carbón nacional en las centrales térmicas españolas. La decisión ha sido adoptada tras conocer la oposición de la Comisión Europea a la medida. Una referencia creo que a dicho Decreto, creo, en el Diario de León. La opinión sobre el Decreto 134/2010, en Ecologistas en Acción. Y otra referencia a dicha retirada, en un, para mí, desconocido blog económico, diciendo que en realidad no se han quitado las ayudas al carbón sino al gas. Otras referencias a la retirada del Decreto en Energía Diario, Agroinformación (con simple copia y pega de la nota de Greenpeace) y, ¡milagro! Si en Google, por noticias busco mediante la combinación "Decreto 134/2010", aparecen referencias, ¡por fin! Quince artículos informativos. ¿Ven como Google sí es útil?

Pero vemos que las versiones difieren según el medio, su ámbito de publicación y por tanto en aquello en que dicha noticia le afecta.

En Expansión, "Bruselas obliga a España a rehacer el decreto del carbón".

En La Nueva España, "Industria ya cambió el plan de ayudas al carbón como exigió la UE para agilizarlo. El sector minero aplaude que Bruselas considere legales las primas, que critica la patronal del gas al "distorsionar el mercado". Industria ya ha realizado los cambios que exige la Unión Europea en el real decreto que prima la producción eléctrica con carbón autóctono y el nuevo borrador obra ya en poder de la Comisión Nacional de la Energía, desde principios de semana, para su valoración. Mientras el sector minero mostraba ayer su satisfacción, la patronal de las térmicas de gas hacía pública su protesta, pues puede ver disminuir su actividad en favor del carbón".

En Diario de León, "Industria se felicita de que la UE acepte el incentivo al consumo de carbón. Bruselas rechaza pagos a centrales por lucro cesante contemplados en el decreto porque no se justifican por motivos estratégicos de autoabastecimiento nacional. El Ministerio de Industria ha mostrado su satisfacción porque las autoridades europeas acepten el sistema de incentivos propuesto para quemar carbón nacional, ya que considera que se da por buena la esencia del Real Decreto propuesto por el Gobierno para acabar con la polémica que mantiene retenidas en Hunosa cientos de toneladas de mineral que las eléctricas no están dispuestas a quemar al precio actual".

En El País: Industria cambia el decreto del carbón por presión de Bruselas. La Comisión tumba las compensaciones a las eléctricas. El Ministerio de Industria ha enviado a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) una propuesta de real decreto que modifica el aprobado en febrero para incentivar el consumo de carbón nacional en las centrales térmicas. (...) Bruselas, en definitiva, no quiere oír nada sobre lucros cesantes y compensaciones a empresas por decisiones gubernamentales".

Las otras fuentes, algunas con la versión de la Asociación Española de Gas (Sedigas): La Vanguardia, Ideal, LaRioja.com, Europa Press sobre Gas Natural, Europa Press sobre "satisfacción" del Ministerio, de nuevo Diario de León, La Nueva España, Cinco Días, La Crónica de León, El Periódico de Aragón.

¿A qué carta me quedo? ¿Por qué todos cuentan la misma noticia de formas tan diferentes? Unos dicen que se han rechazado las ayudas al carbón y otros que se autorizan. ¿Cuál de estos periódicos ha contado la versión más aproximada a la verdad? ¿Qué ocurrirá al final? ¿De qué se alegra el Ministerio? ¿Alguien entiende algo? Lo importante, con lo que me quedaría, es que al parecer el Gobierno ha retirado el Decreto 134/2010 y lo ha tenido que modificar. Seguramente por la página de Greenpeace nos enteraremos del nuevo redactado del texto y si esta vez se ajusta a la legalidad, eso espero.

No hay comentarios: