jueves, mayo 13, 2010

Recortar. La cuestión es de dónde.

Vale. El Gobierno se ha pasado tres pueblos regalando dinero y cortan el grifo. Los perjudicados, los de siempre, los trabajadores, los pensionistas, las futuras madres, los dependientes y también los funcionarios, de entre los cuales hay bastantes que no cobran precisamente una millonada y muchos son interinos. La cuestión es si el Gobierno ha escogido bien de dónde coger el dinero y de dónde hacer los recortes. También salen perdiendo bastantes inversiones del Ministerio de Fomento y, cosa que pocos he visto que comenten, 600 millones en el capítulo de ayuda al desarrollo. Populismo. Ineptitud. Improvisación. Embustes. Y además, no se va a generar empleo, no se va a crear ocupación.

Tenemos editoriales como el de El Mundo, que como justificación a las medidas apenas dice que "Si un Gobierno del PP se hubiera atrevido a sacar adelante unas iniciativas similares, no es exagerado afirmar que España habría ardido por los cuatro costados. Dicho esto, hay que reconocer que ajustes como los anunciados por Zapatero son, en buena parte, necesarios e inevitables en una situación de profunda crisis como la que atravesamos. Lo que se le puede reprochar es haber llegado indolentemente a esta situación hasta tener que adoptar, como dijo ayer Rajoy, medidas «impuestas» e «improvisadas»". Pero, sin embargo, tiene un enfoque mucho más neoliberal el editorial de El País, con barbaridades tales como éstas: "El discurso del presidente estuvo a la altura de las circunstancias. Lo que, en sentido contrario, implica que no lo ha estado durante los dos últimos años. Sustituir las difíciles decisiones que requerían la economía española y la defensa del euro por una retórica maniquea, y no sin ribetes populistas, en defensa de políticas calificadas de sociales y de izquierda, aunque estuvieran lejos de serlo, ha hecho perder un tiempo que ahora hay que recuperar con urgencia y haber corrido riesgos sólo aplacados de momento. [...] El Gobierno ha optado por un recorte drástico, rápido y capaz de recuperar la credibilidad perdida. [...] Ninguna de las medidas anunciadas por Zapatero es injusta ni ilógica, incluyendo la no revalorización de las pensiones, a excepción de las mínimas y las no contributivas, o la bajada del sueldo de los funcionarios. [...] Los agentes sociales, en especial los sindicatos, no deberían enturbiar el ajuste con suspensión de negociaciones, huelgas y protestas. Tampoco el PP puede desentenderse del esfuerzo al que, por fin, ha convocado el Gobierno. Una recesión tan profunda como la actual exige una pérdida global de rentas, y la anunciada ayer es el sacrificio mínimo necesario para mantener la solvencia en las finanzas públicas. En resumen, el editorial de El Mundo es una bolsa de dulces golosinas comparado con el alambre de espino del de El País. Si algún ingenuo se seguía pensando que el periódico del Grupo Prisa era aún de izquierdas por alguna parte (o algo del grupo, como la SER), más le vale caerse de la cama.

También están subiendo impuestos en Portugal o recortando pensiones en Rumanía. Las medidas absolutamente radicales implantadas en Grecia tienen como uno de los objetivos rebajar la deuda que este país mantiene con el FMI por el dinero que éste les prestó. Pero es curioso que mientras, como ha declarado el eurodiputado de los Verdes, Daniel Cohn-Bendit, "Francia le ha vendido 6 fragatas a Grecia por 2.500 millones de euros. Helicópteros por 400 millones [...] Alemania le ha vendido a Grecia otros 6 submarinos por otros 1.000 millones. ¡Más transparencia! ¡Si somos unos absolutos hipócritas! ¡Les prestamos dinero para que nos compren armas! [...] Creo que aplicar estos recortes es más eficaz que recortar sueldos de menos de mil euros". Y sí, si suprimen todas esas compras de armas ya tendrían 3.900 millones. Cohn-Bendit calificó hoy como "irracionales" las medidas anunciadas ayer por el presidente del Gobierno español. Tras reunirse esta mañana con el secretario general de ICV, Joan Herrera, el eurodiputado criticó que el Gobierno opte por un recorte social en lugar de una reforma fiscal "en clave ecológica y social que contemple intervenir en el sector financiero".

La verdadera cuestión que quiero plantear hoy es, como dije más arriba, si no había otros sitios de donde recortar. Como expresa hoy Ignacio Escolar en su columna: "Pero lo peor es de dónde sale el dinero, un tijeretazo liberal, sin ni siquiera un mínimo gesto simbólico de izquierdas, que está siendo criticado incluso desde el Gobierno, donde muchos se enteraron de las medidas a la vez que el resto. Puestos a recortar el gasto público, ¿de verdad no había otro sitio mejor donde meter la tijera?".

El propio Escolar creó ayer una etiqueta (hashtag) en Twitter llamada #tijeretazo para que la gente dijera de dónde recortarían ellos para que los de siempre no andemos pagando la factura creada por otros. Ayer el presidente del Gobierno, desde la tribuna del Congreso, nos volvía a pedir sacrificios. ¿Más? Han dejado caer que van a plantearse una reforma fiscal que afecte a las rentas más altas, pero vuelven a dar sensación de improvisación y de que no tienen ni idea de lo que hacer. Así, en Público leemos que "El Gobierno se plantea qué hacer con los que más ganan" o que "Chaves apunta a medidas «a corto plazo» sobre las rentas altas, mientras Salgado responde que aún no hay «nada sobre la mesa»", mientras en El País se dice que "El PSOE pide a sus cargos que «no entren en detalle sobre las medidas del Gobierno», que es como decir que no tienen ni idea y que mejor callarse no sea que nos pillen en un renuncio y luego tengamos que rectificar. Dice que "la dirección socialista intenta atajar las especulaciones sobre la subida de impuestos a las rentas más altas". Lo triste es que ya hace unos meses el ministro de Fomento dijo que barajaban que pagarían más los que más tienen y al final vino la subida del IVA prevista para julio, que afecta más a los que menos tienen. A ver cómo explican esto los que se han cansado de decir que la crisis no la iban a pagar los trabajadores.

Y encima resulta que como de costumbre Zapatero pasa olímpicamente de la mayoría de su gabinete a la hora de la toma de decisiones y se enteran por la prensa o a la vez que el resto de la ciudadanía, lo que vendría a dar más razón aún a las voces que reclaman una reducción del actual número de ministerios. Así, Arsenio Escolar cuenta en 20 Minutos que "Distintos miembros del Gobierno con los que he hablado me aseguran que se enteraron de las medidas concretas del ajuste al mismo tiempo que todos los ciudadanos, cuando el presidente las ha anunciado esta mañana en el Congreso, y no ocultaban su malestar con el presidente, por las formas y por el fondo. [...] Un miembro del Gobierno decía incluso que las medidas «hubieran tenido que debatirse en un Consejo de Ministros Extraordinario, y no decidirse sólo por el pequeño grupo de personas que lo hicieron». El «pequeño grupo», según las fuentes que he consultado, lo formaban Zapatero, la vicepresidenta económica, Elena Salgado; Alfredo Pérez Rubalcaba, que se está convirtiendo en el mayor apoyo de Salgado, y el jefe de gabinete del presidente, José Enrique Serrano. Otras fuentes aseguran que la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, y José Blanco, titular de Fomento y vicesecretario general del PSOE, también habrían intervenido, pero que habían sido muy críticos con algunas de las medidas finalmente adoptadas". Pues en tal caso sobran 13 carteras, o 12 si se decide a hacer ministro de una vez por todas a José Enrique Serrano, que lo parece pues siempre está en el ajo y manda más que un ministro de verdad (leer último párrafo aquí).

Para que las medidas que va a aprobar mañana el Consejo de Ministros tengan algo de credibilidad deberían acompañarse de algunas de las propuestas que los usuarios de Twitter han ido dejando en la etiqueta #tijeretazo (leer aquí). Yo pongo las mías:

- Vuelta de las tropas de Afganistán y Líbano.
- Cese de la financiación del avión militar A400M.
- Si me apuras, reducción drástica del presupuesto de Defensa y renuncia a las misiones internacionales. El dinero justo para la autodefensa.
- Renegociar los tratados con el Vaticano por los que el Estado le paga cada año 6.000 millones de euros a la Iglesia Católica.
- Renuncia a los más de 600 asesores del presidente del Gobierno.
- También eliminación de todos los cargos de libre designación posibles en la administración estatal, autonómica y local.
- Supresión al máximo de los parques móviles de vehículos oficiales.
- En comunidades autónomas, eliminación de las costosas embajadas turísticas y culturales (más de una treintena en los casos andaluz o catalán), y supresión de las televisiones, un despilfarro que sólo sirve para hablar bien del ejecutivo de turno y mal del de enfrente.
- Revisión y en su caso eliminación de las subvenciones a la Iglesia, a los sindicatos y a los partidos políticos. Como entidades privadas, deben autofinanciarse con las cuotas de sus afiliados.
- Revisión y en su caso eliminación de muchas subvenciones concedidas con carácter irregular en el Plan Avanza y Red.es, dependientes del Ministerio de Industria.
- Eliminar las pensiones vitalicias de ministros y senadores. O de quien sea que tenga pensión vitalicia en las altas esferas de Gobierno sólo por haber jurado un cargo.
- Revisión y en su caso eliminación de muchas de las subvenciones del ICAA (Instituto del Cine) que se dan a gente ya consolidada, limitando las ayudas, como mucho, a los nuevos creadores. Pueden ver aquí las diferentes subvenciones y ayudas convocadas por el ICAA.
- Subida de impuestos a las rentas más altas a través del SICAV, una reforma del IRPF para los tramos más altos, eliminar la rebaja del Impuesto de Sociedades o el regreso del Impuesto sobre el Patrimonio (leer).
- Más inspectores para la lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida, en lugar de destinar cada vez menos medios a esta labor.
- Fiscalidad verde, tasas sobre nivel de contaminación.
- No más ayudas a la compra de vehículos. Es un artículo de lujo. Lo que se debería potenciar es el transporte público eficaz.
- Supresión de la vicepresidencia tercera y de los Ministerios de Ciencia y Tecnología (integrarlos en Educación e Industria, respectivamente), de Vivienda, de Igualdad, de Cultura (integrarlo en Educación, de paso adiós Sinde) y de Sanidad (integración en Asuntos Sociales). Por otro lado creo que Trabajo o Medio Ambiente deberían tener carteras específicas.
- Aumentar el presupuesto dedicado a Ciencia y a I+D+i en vez de reducirlo.

No es mucho, pero igual da para no tener que aplicar alguna de las cosas anunciadas ayer. Y también, políticas públicas de estímulo a la creatividad e innovación netamente empresarial no especulativa.

Por supuesto, creo que la huelga de funcionarios convocada por UGT y CCOO no servirá de mucho. El pasado 1 de mayo sólo lograron convocar a menos de 6.000 personas en la manifestación de Madrid, según los datos procesados informáticamente por Lynce y difundidos por Efe, o 7.000 en Barcelona según la Guardia Urbana. Con más de cuatro millones de parados, ¿no se han parado UGT y CCOO a analizar su cada vez menor poder de convocatoria? ¿Tienen ellos también crisis de credibilidad? ¿Están respondiendo de forma correcta a la situación? Y, vaya qué casualidad, los grandes medios han vuelto a olvidar que hay más sindicatos en España aparte de UGT y CCOO. Sin ir más lejos, ya ha habido otra central sindical que ha convocado manifestaciones en contra de la reducción de sueldo de la función pública antes que ellos, como es la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), pero claro, no les vamos a dar ni un titular ni un espacio destacado a ellos, ¿verdad? Y eso que CSI-CSIF es en realidad el sindicato mayoritario de los funcionarios, no los otros dos. El arruinaempresas Díaz Ferrán también se ha reunido con Zapatero y, obviamente, ha aplaudido sus propuestas hasta con las orejas.

Algunos textos:

Compilación de tres artículos de Santiago Niño Becerra escritos en su blog La Carta de la Bolsa. "Esos planes del Gobierno de reducir el déficit no son, pienso, ni creíbles ni posibles. No son creíbles porque ya se parte de una posición falsa: la gente olvida muy fácilmente: los presupuestos del año en curso fueron elaborados -y posteriormente aprobados en el Parlamento- suponiendo que el déficit del 2010 sería del 8,1% y del 5,2% en el 2011; también que el PIB crecería el -0,3% en el año en curso, el 1,8% en el 2011, el 2,9% el año siguiente y el 3,1% el que viene después. Esas cifras, pienso, van a quedar a años luz de la realidad, lo que va a desencadenar una caída de la actividad, un derrumbe en los ingresos públicos, una mayor necesidad de gasto. Más. En el cuadro macroeconómico elaborado por el Gobierno se parte de la base de que hasta el 2011 la inversión va a caer, y que la productividad va a caer a lo largo de los próximos cuatro años".

Vicenç Navarro: "Lo que no se dice de la crisis". "La crisis que están viviendo algunos países mediterráneos –Grecia, Portugal y España– e Irlanda se está atribuyendo a su excesivo gasto público, que se supone ha creado un elevado déficit y una exuberante deuda pública, escollos que dificultan seriamente su recuperación económica. [...] Es sorprendente que esta explicación haya alcanzado la dimensión de dogma, que se reproduce a base de fe (el omnipresente dogma liberal) y no a partir de una evidencia empírica. En realidad, ésta muestra lo profundamente errónea que es tal explicación de la crisis. [...] Todos estos países tienen los gastos públicos (incluyendo el gasto público social) más bajos de la UE-15, el grupo de países más ricos de la Unión Europea, al cual pertenecen. [...] Su sector público está subdesarrollado. Sus estados del bienestar, por ejemplo, están entre los menos desarrollados en la UE-15. [...] Todos ellos tienen unos sistemas de recaudación de impuestos escasamente progresivos, con carga fiscal menor que el promedio de la UE-15 y con un enorme fraude fiscal (que oscila entre un 20 y un 25% de su PIB). Son estados que, además de tener escasa sensibilidad social, tienen escaso efecto redistributivo, por lo que son los que tienen mayores desigualdades de renta en la UE-15, desigualdades que se han acentuado a partir de políticas liberales llevadas a cabo por sus gobiernos. Como consecuencia, la capacidad adquisitiva de las clases populares se ha reducido notablemente, creando una economía basada en el crédito que, al colapsarse, ha provocado un enorme problema de escasez de demanda, causa de la recesión económica. [...] Su déficit se debe, no al aumento excesivo del gasto público, sino a la disminución de los ingresos al Estado, resultado de la disminución de la actividad económica y su probada ineficacia en conseguir un aumento de los ingresos al Estado, debido a la resistencia de los poderes económicos y financieros.
Por otra parte, la falta de crédito se debe al excesivo poder del capital financiero y su influencia en la Unión Europea y sus estados miembros. Fue la banca la que, con sus comportamientos especulativos, fue creando burbujas que, al estallar, han generado los enormes problemas de falta de crédito. Y ahora están creando una nueva burbuja: la de la deuda pública. [...] Añádase a ello los hedge funds, fondos de alto riesgo, que están especulando para que colapse el euro y que tienen su base en Europa, en el centro financiero de Londres (...) Como bien ha dicho Joseph Stiglitz, con todos los fondos gastados para ayudar a los banqueros y accionistas se podrían haber creado bancos públicos que ya habrían resuelto los problemas de crédito que estamos experimentando. [...] Mientras la banca está pidiendo a las clases populares que se “aprieten el cinturón”, tales instituciones ni siquiera tienen cinturón. Dos años después de haber causado la crisis, todavía permanecen con la misma falta de control y regulación que causó la Gran Recesión. El mayor problema hoy en la UE no es el elevado déficit o deuda (como dice la banca), sino el escaso crecimiento económico y el aumento del desempleo. Ello exige políticas de estímulo económico y crecimiento de empleo en toda la UE (y muy especialmente en los países citados en este artículo)".

Interesantes dos cartas al director destacadas en la web de El País. Irónica una y resignada y silogística la otra.

Tu2is: "Los surcos en la frente de ZP: las grandes fortunas, reforma laboral, banca y autonomías". "Las profundas arrugas que le surcan ahora la frente se deben a lo que aún le queda por hacer y decidir:

1) Tocar los patrimonios de las grandes fortunas, porque se ha comprometido a que los que son más ricos pagarán más ( y aquí retó a Rajoy a que le dé su apoyo, devolviéndole al líder de la oposición el rejón que le había clavado, al acusarle de haber tocado los derechos sociales de los más débiles, pensionistas y funcionarios)

2) Abordar de una vez la reforma laboral, a la que ha vuelto a poner plazo hasta el 30 de mayo. Antes fue abril, luego mitad de mayo como le recordó Durán i Lleida, que una vez más le rogó que dejara de postergar la solución y trajera la reforma a la cámara (...).

3)Un tercer pliegue es el de obligar a las Autonomís a recortar gastos. [...] Que el gasto de la administración central ronda el 20%, mientras que el de las autonomías esta alrededor del 35%.

4) Decidir como mete mano a las empresas con beneficios que aplican EREs y prejubilaciones; para regular a los hedge funds o fondos de alto riesgo, que ha tenido que ser pospuestos hasta las elecciones en Gran Bretaña".

Isaac Rosa: "Vaya sorpresa: pagaremos los de siempre". "Bueno, pues ya está, confirmado: la crisis, para variar, la pagaremos los de siempre. La seguiremos pagando, para ser más exactos, pues no hemos hecho otra cosa que pagar desde que comenzó, tanto en rescates bancarios y empresariales, como en paro y empobrecimiento. [...] Los causantes de la crisis –que cada uno los llame como quiera: sector financiero, mercados, especuladores, lobos o capitalismo a secas- han hecho un simpa tan descarado como consentido, y a los demás, que corremos poco y tenemos más vergüenza que ellos, nos toca pagar la cuenta".

Jordi Calvo: "Nuestro Chicago Boy". "La prensa conservadora dirá que tenía que haberlo hecho antes, que ahora es tarde, que «ya te lo dije»,. La prensa de izquierdas dirá que eran medidas inevitables, que el Presidente no quería, pero se ha visto obligado. [...] En todo esto, los únicos radiantes de felicidad se encuentran en el FMI, que con un poquito de presión por aquí y un poquito de influencias por allá, han conseguido que un gobierno que se estaba mínimamente comportando como social (dejémoslo en social, socialista sería mucho decir), haya virado a la derecha, a la senda neoliberal, convirtiendo al Partido Socialista en un Partido Liberal más. [...] Con estas medidas Zapatero ha dejado claro que abraza las tesis neoliberales de los Chicago Boys del FMI. Porque es por todos sabido que hay muchas otras partidas del presupuesto donde meter la tijera (como el gasto militar), y hay muchas maneras de equilibrar las cuentas públicas, como reducir el elevadísimo fraude fiscal o aumentando unos puntos lo que los más ricos deben pagar a Hacienda (que por cierto también redujo el gobierno Zapatero). [...] A la gente corriente solo nos queda salir a la calle a protestar -¿para cuándo un huelga general?- y tener memoria la próxima vez que vayamos a votar".

Jesús Maraña: "Por supuesto que no se entiende". "El patriotismo aplicado a las cosas de comer exige unas dosis de credibilidad, coherencia y pedagogía casi imposibles en los tiempos que corren. ¿Cómo van a entender millones de funcionarios y pensionistas que ellos deban ser los paganos de la crisis mientras los causantes de la misma siguen repantigados en su sillón? [...] Si Zapatero pretende que los ciudadanos asuman como inevitables los mismos recortes que aplicaría un gobierno conservador, más le vale darse prisa en la propuesta y aplicación de otras medidas que afecten a las rentas más altas, a los especuladores y a quienes hoy tanto sonríen".

No hay comentarios: