sábado, enero 30, 2010

Machacando al débil

El espectáculo de la prensa deportiva española esta semana ha sido para clausurarlos a todos. As y Marca, pidiendo que le quiten la sanción a Cristiano Ronaldo. El Mundo Deportivo y el Sport, en mas o menos medida, pidiendo que la aumentaran. Dejé entrar al populismo y a la objetividad la dejé en la calle. Pero lo peor ha sido lo de buena parte de la prensa deportiva de Madrid, incluyendo también a radios y televisiones, en lo que ha sido una intolerable campaña en contra del jugador agredido, Patrick Mtiliga, y su club, el Málaga. Que si no tenía la nariz rota, que si se le estaba escondiendo... As ha llegado a publicar que el Real Madrid iba a mandar a un médico para que comprobara la lesión de Mtiliga, puesto en portada. El presidente del Málaga llamó al Madrid y se lo desmintieron, así que me quedo sentado esperando que echen a la calle al que escribió una noticia falsa. Supongo que como en los periódicos deportivos publican tantas mentiras, ese redactor se quedará donde está, porque no ha hecho sino seguir el planteamiento habitual del medio. En Hoy por Hoy de la Cadena Ser se ha llegado a dedicar, con la crisis económica en la que estamos, media hora de debate a la expulsión del "9" madridista, y también uno de los mini debates que se hacen en el espacio Hora 14 a las 15:00 horas, lo que dice muy poco del estado mental y del criterio de los responsables de informativos de la Cadena Ser. No he escuchado más radios, y menos mal, porque me habría cabreado más aún.

Penoso el director de As, Alfredo Relaño, con cuatro editoriales sobre el tema, aludiendo a aquello del "Villarato", y supongo que como director es responsabilidad suya arriesgar el escaso prestigio que les pudiera quedar, a él y a su panfleto, comparando la jugada de CR9 con una protagonizada por Messi para intentar decir, en una teoría insostenible, que se ha favorecido al Barcelona. Más arrastrados por el barro: Pedro Pablo San Martín, empleando su púlpito televisivo en Punto Pelota de Intereconomía para atacar de forma inmisericorde a Málaga y al Málaga. Lo mismo se puede decir de Tomás Roncero, tratando de justificar lo injustificable, en el mismo programa. Otro tanto de inmundicia se puede achacar a quien yo hasta ahora tenía por un comunicador coherente, Josep Pedrerol, presentador y moderador de dicho espacio, que también se metió en el cubo de la basura lanzando dudas sobre el estado de Mtiliga y la actitud del Málaga, al punto que el presidente malaguista, Fernando Sanz, al que incluso habían tenido invitado el domingo pasado tras el encuentro, tuvo que llamar en directo al programa para defender a su club de la campaña de acoso y derribo de que estaba siendo objeto. La víctima convertida en culpable, lo nunca visto. Y el Málaga, sin comerlo ni beberlo, en el ojo del huracán. En el conjunto de As y Marca, se pueden contar con los dedos de una mano los articulistas que han dicho lo contrario a la versión oficial: esto es, que CR9 estuvo bien expulsado y la sanción es justa. Ya enlacé alguno en mi anterior post sobre el tema. Los más sensatos de todos, en el diario digital Sportyou, publicando que el portugués "se autoexpulsó" (ver portadas de los días 25, 26 y 27).

Luego tenemos la actitud victimista del Real Madrid, que tiene todo el derecho a solicitar una revisión de la sanción, pero no puede andar diciendo que la expulsión es injusta o que hay que proteger a Cristiano Ronaldo porque es un jugador de ataque y que da espectáculo. Ni el jugador decir que eso no era roja. Anda que si la cosa llega a ser al revés, estarían pidiendo la perpetua para Mtiliga. Y menos con un antecedente como el del partido contra el Almería. El Madrid con estas cosas tira su histórico señorío por los suelos y sólo logra ser más odiado en el conjunto de España. Lo que tendrían que hacer ahora es acatar la sanción y estar tranquilitos, en vez de andar diciendo que aún esperan una rebaja de un partido. Y ahora todos los medios citando la ausencia del luso para esta noche, olvidando que tampoco estarán ni Lass, ni Garay, ni Higuaín, ni Van der Vaart... Pero claro, ellos no costaron 96 millones. Si te gastas más de 300 millones en fichajes, no te pongas a llorar por un solo jugador porque eso revela que tienes 'Cristiano-dependencia'. Y van y venden como bueno que vayan convocados cuatro chicos del filial. Cuando resulta que van para cubrir las bajas. No como apuesta decidida como en el Barcelona.

Dicen que dice Cristiano: "No entiendo por qué me odian tanto en España. No he hecho nada para que me reciban tan mal en todos los campos", y cree que los rivales han abierto una campaña para sacarlo de los partidos. "En todos van a provocarme y yo sólo intentó jugar. Pero si te dan porque sí, como pasó ante el Almería, ¿qué haces?". Para responderle por qué le odian en todos los campos, le diría que mirase cuánto costó su fichaje y que se viese en vídeo. En cuanto a lo de provocarle, pues si lo hacen es porque saben que va a picar. Si los rivales ven que un jugador es muy propenso a perder los nervios, irán a por él para intentar dejar al rival con 10. Y el problema es que a este chico se le ve venir de lejos. El club debería recetarle valiums en vez de disculparle. Claro que el propio Real Madrid también debería hacérselo mirar, porque éste no es el club honorable que construyó Santiago Bernabéu.

No hay comentarios: