sábado, octubre 03, 2009

Madrid

"Gallardón fracasa por segunda vez en su sueño de conseguir los JJOO. Las rentas políticas que le hubiera reportado lograrlos, se han evaporado como si se tratase del cuento de la lechera". En la introducción de "Gallardón tenía una cabezonada". Y 7.000 millones de deuda. Estaba claro que iba a ser Río si los evaluadores le pasaron por alto las deficiencias en seguridad, infraestructuras y alojamiento. El mapa de Lula con ninguna celebración olímpica en América del Sur fue el remate. ¿Y 2020? Ciudades que han confirmado que se presentan, Tokio y Venecia. Se rumorean Roma, París y Berlín. Posibilidad muy alta de que ahora la RFEF se anime a presentar la candidatura conjunta con Portugal por el Mundial de fútbol 2018. Y eso sí, ya que las instalaciones del Madrid olímpico están hechas a un setenta por ciento, por favor que las acaben. Que en el estadio de la Peineta no mueven un ladrillo hace años y sólo tiene hecha una grada. Que ahora por el varapalo de ayer no fueran a culminar los proyectos, como el que busca remozar la Ribera del Manzanares, tendría muy poca gracia. Ya que están, que las acaben. Claro que, entre la deuda y que sin Juegos se caen los posibles inversores, igual se va todo a la ruina más absoluta.

¿Y para qué critican ahora parte de la prensa y los responsables de Madrid 2016 la decisión del COI? Brasil asumió desde el principio la candidatura de Río como una cuestión de estado, con implicación directa desde el minuto 1 del presidente de la república, mientras que en Madrid se ha tomado como una cuestión municipal hasta hace apenas dos semanas, que es cuando se han involucrado las demás administraciones. La única persona que vi ayer convencida de lo que estaba diciendo era Mercedes Coghen. Y si no les gusta que no se presenten.

Río de Janeiro tiene varios clubes de fútbol, pero que como muchos equipos en Brasil son polideportivos y surgieron a partir de clubes de regatas, denominación que conservan en el nombre. Como el Botafogo, que aparte del fútbol tiene secciones de remo, voleibol, baloncesto y deportes acuáticos. O el Flamengo, con deportes acuáticos como la natación, el waterpolo y el remo; judo, baloncesto, fútbol sala, voleibol, gimnasia y por supuesto fútbol. El Vasco da Gama, con gimnasios, complejo de piscinas, pistas de tenis, tatamis para artes marciales, y un centro náutico para remo. El Fluminense tiene atletismo, baloncesto, gimnasia, balonmano, judo, natación, tenis, voleibol...

¿Qué tiene Madrid? El Real Madrid, sólo con fútbol y baloncesto. El Atlético de Madrid. El RC Canoe, con natación, waterpolo, baloncesto y rugby. El CRC Madrid y el recién creado XV Sanse de rugby. El Club de Campo, donde destaca el hockey hierba. El Alcobendas de balonmano. El Inter Movistar de fútbol sala en Alcalá de Henares. Que yo sepa, nada en voleibol. Demasiado poco y muy disperso. Una encuesta realizada mientras Javier Lozano, antiguo seleccionador y actual presidente de la LNFS, era director de la cantera del Real Madrid, demostraba que una gran parte de la masa social blanca era partidaria de una sección de fútbol sala. El Real Madrid tiene una cierta colaboración con el CRC de rugby pero no se decide a dar el paso de crear una sección propia (la tuvo en los años 20). Lozano estimaba que el Madrid debía ser una entidad polideportiva. Potencial tiene para ello y parece la única entidad deportiva de la Comunidad de Madrid con la capacidad para dar un salto semejante. Si se animase sería un paso muy relevante para la posibilidad olímpica. Lo de que Madrid tenga mar es otra historia, claro.

¿Qué tenía y tiene Barcelona, y su área metropolitana? El Barcelona, con fútbol, balonmano, atletismo, fútbol sala, baloncesto... El Joventut, el Manresa, los clubes de hockey hierba de Terrassa, tenía el Granollers de balonmano, muchos clubes de waterpolo y natación, el Sabadell por nombrar uno, y por supuesto mar y la tradición de la vela. Y que se ganó la elección la quinta vez que se presentaba. Madrid no tiene tradición polideportiva, se ponga como se ponga. Un último ejemplo es el de Australia, con poco más de veinte millones de habitantes pero con una gran locura por el deporte, sobre todo los acuáticos (natación, vela, surf) y el rugby. ¿Tiene Madrid esa pasión por algo aparte del fútbol? Puede, pero muy poco. A ver si mejoran porque si no, sigo pensando que no se logrará. Espero equivocarme. Esta vez acerté, ya que pensaba desde el principio que iba a ganar Río. Si quieren saber mejor por qué ganó Río o por qué perdió Madrid, lean los dos posts más recientes (2 y 3 de octubre) del blog de Ramón Trecet, alojado en la web de Marca.

No hay comentarios: