lunes, septiembre 28, 2009

Un poco de lectura

Zapatero: "aprobaré el Estatuto que salga del Parlamento de Cataluña" y "no subiré los impuestos". Pues mira tú...

Un post y dos artículos.

Jordi Calvo: Diario de un altermundista. Extracto: "Aumentan los impuestos a los de siempre, no a los ricos (mientras las SICAV siguen intocables); aumentan las tropas españolas en la guerra de Afganistán; el G-20 sigue en sus derroteros neoilberales, como era de esperar… Lo peor de todo es que hacen lo que deben, escuchar a quienes más protestan. No lo hacen tan mal, porque se podría decir que en eso consiste la democracia. En todo esto, los sindicatos siguen sin convocar una huelga general, la izquierda se invisibiliza cada vez más y los ciudadanos estamos cada vez más paralizados, o idiotizados. Si no protestamos más fuerte, si no salimos a la calle, si no paralizamos el país y decimos basta de engaños, basta de discursos de izquierda y politicas de derecha, basta de parches esperando que pase la crisis… el Gobierno seguirá haciendo lo que ha venido haciendo hasta ahora, contentar a los banqueros y grandes empresarios que le lloran".

Almudena Grandes, una persona nada dudosa de ser progresista -de las de verdad-, se posiciona en contra de la discriminación política en la Ley del Cine. Frases: "La discriminación positiva fue concebida para apoyar los talentos de las minorías en campos donde existía una discriminación negativa previa. En cualquier otro caso -la creación en España, por ejemplo-, equivale a reconocer una minusvalía tácita en los miembros del colectivo al que, en teoría, se pretende proteger. (...) En la práctica, al no existir razones que justifiquen tal protección, simplemente se le sobrefinancia. Los resultados de esa medida afectarán al conjunto de la cultura nacional. Porque no sólo es injusto, también es indigno. Y, lo que es peor, además es contraproducente. (...) dentro de nada tendremos películas de mujeres a porrillo. Su calidad será intercambiable con la que consigan los hombres. Las buenas serán pocas. Las malas, muchas más, demasiadas para haber jugado con tanta ventaja, suficientes para arrastrar el desprestigio de todas".

Enric González, mostrando su ironía, dado que su periódico alertaba de la gravedad de la crisis, esto fue tomado como una pataleta, y ahora resultar que el debate no es que nos vayamos a pique, sino la ropa de las hijas de Zapatero: "Vale, es verdad: este periódico se equivoca. Hemos errado, y yo el primero. Lo sentimos. (...) Los datos dibujaban un panorama de absoluta crisis: recesión, desempleo rampante, déficits disparados. (...) También se detectaban síntomas de debilidad política. (...) ¿Qué cabía deducir? Pues que la gente estaba harta. (...) Y, en cambio, ya ven. (...) un batacazo fiscal como el que propone el Gobierno habría hecho saltar chispas. No se hablaría de otra cosa. (...) España, sin embargo, no está tensa. España, contra lo que pensaba este periódico, contra lo que pensaba yo mismo, mantiene ese humor plácido y benevolente que ha venido distinguiéndola a lo largo de su historia. (...) España, en un día como hoy, habla de moda juvenil. Ropa negra, botas, colgantes, anillos, cosas de esas. El estilo gótico, dicen. (...) lo del otoño caliente se refería a la ropa oscura, que abriga más. Qué confusión, qué tontería".

Como se dice en estos casos, no hay más palabras señoría.

Éste otro artículo de E.G. es más genial aún: "Noticia bomba".

Manuel Vicent defiende la continuidad de El País y su identidad recordando cómo nació, en la pieza titulada "El regalo".

Vistos los dos últimos enlazados como recomendación en el blog de Rosa Jiménez Cano, que recuerda en un post relámpago que uno de los dos días de la visita de Barack Obama a España, en mayo, coincidirá con el Día del Orgullo Friki, "así que no le resultará extraño si se encuentra con grunge, punks, darks y demás tribu urbana", dice. Bueno, así la próxima vez las hijas de Zapatero no desentonarán con el entorno. Hablando del entorno, ¿es real el compromiso del Gobierno de España contra el cambio climático, será verdad la ley de economía sostenible? Las organizaciones ecologistas no lo tienen nada claro.

No hay comentarios: