sábado, febrero 13, 2010

RTVE sigue en llamas

Este viernes el Consejo de Ministros (ver referencia) aprobó mediante real decreto los servicios mínimos que rijan en RTVE de cara a la convocatoria de una huelga general para el día 3 de marzo y paros parciales para el próximo día 17 de febrero. Si hace un par de días era La Gaceta la que alertaba de las graves irregularidades detectadas en la auditoría que la Intervención General del Estado (dependiente de Hacienda) estaba efectuando a la Corporación, en el año 2008, una vez concluida es hoy ABC el que, a partir de dicha auditoría, publica que RTVE contrató ese año 100 millones en publicidad sin el debido control, que "se cedieron espacios sin cargo alguno", las órdenes de venta no aparecen o se modificaron contratos "sin dejar constancia". Una auditoría de todo menos bonita. Ante esto, ¿qué más da su única buena nueva, que según OJD el portal rtve.es haya conseguido consolidar su liderazgo entre los medios audiovisuales españoles en Internet?

Y el torrente de irregularidades sigue fluyendo por más que Alberto Oliart, que está tratando de pararla a contrarreloj con reuniones a espaldas del Consejo de Administración, dijera que no ve "razones objetivas" para la convocatoria de huelga. El Comité de Huelga ha anunciado que las movilizaciones convocadas se mantienen porque la Dirección se mantiene inflexible ante las demandas de mayor producción interna, financiación estable y recorte en el número de directivos. Además, insiste en pedir mayor flexibilidad laboral a cambio de negociar el convenio colectivo. La última carga de profundidad la ha soltado El Mundo, al desvelar que los decorados de Televisión Española dependen en exclusiva de dos firmas, escogidas en los últimos tres años para su diseño y construcción, sin que se haya realizado "concurso ni licitación pública alguna" vulnerando "los principios de publicidad y concurrencia, así como el derecho a la libre competencia", según denuncia la sección de CCOO de RTVE. Esta exclusividad les reportó en 2009 la nada desdeñable cifra de 1.661.405,83 de euros. Estos contratos que denuncia CCOO coinciden con la llegada de Luis Fernández a la presidencia de RTVE. Si esto pasa en el gigante nacional, en materia de decoración o la asignación de producciones externas, ¿qué podemos esperar, por ejemplo, de las televisiones públicas de las autonomías y de algún ayuntamiento, que además siguen teniendo publicidad?

No hay comentarios: