jueves, febrero 11, 2010

Espadas en alto en TVE

No es que La Gaceta sea un dechado de honestidad, pero sí resulta interesante mencionar su noticia de portada de hoy sobre la auditoría que la Intervención General del Estado estaría realizando a RTVE, porque tenemos varias noticias recientes sobre el curioso modo de gestionar la Corporación a cargo de su nuevo presidente, Alberto Oliart, ese que creía que la parrilla era sólo para asar carne.

Así, dice el rotativo del Grupo Intereconomía, que ha tenido acceso a un adelanto de dicha auditoría, que sobre las cuentas públicas del Ente de RTVE de 2008 ha realizado la Intervención General del Estado. El mismo que el Consejo de la Corporación conoció ayer, dice. La auditoría relata irregularidades de toda clase en muy diversos departamentos y negocios de RTVE, siendo lo más llamativo todo lo relacionado con la operación de compraventa de la nueva sede de RTVE y la enajenación de las actuales. Que el anterior presidente, Luis Fernández, llevaba al Consejo la aprobación de algunos contratos después de haberlos firmado ya, o que se habrían detectado irregularidades en relación al proyecto de la nueva sede, cuya oficina tenía a Pedro Pablo Mansilla al frente. La noticia indica que el Consejo pudo saber algo ayer que desconocía hasta ese momento: que el contrato de Mansilla se terminó el mismo día en que cesó Fernández sin que éste diera cuenta al Consejo.

De la marcha de Mansilla menciona algo también El Mundo, ya que el consejo ha pedido explicaciones al presidente acerca de cuánto ha supuesto la indemnización de Masilla.

El presidente de la Corporación manifestó una vez más, tras reunirse con representantes de UGT y CCOO, su decisión de profundizar en la producción interna. Al parecer Oliart pidió a los sindicatos flexibilizar los horarios para incrementar la producción propia y les mostró su preocupación por las movilizaciones de los trabajadores, para las que cree que no hay motivo. Todos los sindicatos presentes en RTVE se han reunido con la Corporación en el comité de huelga sin llegar a ningún acuerdo en torno a los motivos de las movilizaciones y los servicios mínimos. Así las cosas, los sindicatos han decisido continuar con las movilizaciones.

TVE tiene contratos con 53 productoras. Prácticamente, todos los espacios de ficción, buena parte de los programas de entretenimiento o de los magacines de actualidad están en manos de empresas privadas. Para evaluar el estado de la externalización (de programas o de servicios) Oliart ha solicitado un estudio para revisar estos espacios al nuevo director de TVE, Santiago González, que elaborará un catálogo sobre los servicios prescindibles.

En Alternativa RTVE tienen ustedes la "PLATAFORMA DE OBJETIVOS Y MOVILIZACIONES PROPUESTA POR EL CGI" (Comité General Intercentros) para su aprobación en las asambleas de cada centro. No parece que Oliart vaya a ser capaz de detener las protestas que están anunciadas y en marcha.

Recordemos que el Comité General Intercentros ha aprobado un calendario de movilizaciones para "frenar y eliminar la externalización de la producción de programas y servicios", que culminan con una convocatoria de huelga general para el 3 de marzo. Además se prevé celebrar paros parciales a partir del 17 de febrero y se llevará a cabo una manifestación estatal el sábado 20 de febrero.

O refresquemos el dato de que Oliart, que amagó con dimitir nada más llegar, ha contratado a su sobrina como directora de Coordinación de Contenidos.

Lo último de Alberto Oliart es que se levantó en medio del último consejo de administración, cuando iba a tomar la palabra un consejero de CiU, al parecer porque se iba a reunir con el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho. Y eso después de cambiar la hora de la reunión. Existe un gran malestar dentro del consejo por su actitud.

¿Por qué este gobierno cada día me da un nuevo motivo para el sobresalto? Hoy el diario Público dice que el Ministerio de Industria "untó" a la asamblea de pueblos con instalaciones nucleares para que Ascó y Yebra se presentasen a querer acoger el ATC, comprometiéndose a aumentar hasta 8,25 millones de euros cada año la suma que reciben, algo que ha negado el departamento dirigido por el señor de las bombillas, Miguel Sebastián.

2 comentarios:

John Constantine dijo...

En fin, Pedro, te aconsejo que te pases por "La pagina definitiva" porque vas a encontrar ahí más información y opinión que en cualquier medio...

John Constantine dijo...

En fin, Pedro, te aconsejo que te pases por "La pagina definitiva" porque vas a encontrar ahí más información y opinión que en cualquier medio...