jueves, noviembre 05, 2009

No: donde estoy yo, no

Ayer el diario El País, que ya sabemos que lleva un tiempo de capa caída, al igual que el grupo empresarial al que pertenece, aprovechó la gala de los Premios Ondas para presentar su nueva campaña publicitaria, pocas semanas después de la destinada a reforzar su suplemento dominical. La campaña lleva por título "El País está donde estás tú", e incluye un vídeo musical con el grupo "Calle 13" que tiene por objetivo recordar los soportes en que se puede consultar el medio: versión escrita, de Internet, e-book, PDA y teléfono móvil. Esperemos que si hay espot televisivo sea más cortito, porque ver el vídeo entero me ha resultado infumable. La campaña de marras incluye una página web en la que puedes proponer -previo registro, ahí ya fallan- tus propias versiones de la letra y del vídeo de la misma. Para lo del vídeo, además, piden disponer de cuenta en YouTube. Como no me da la gana de registrarme -que igual lo estaba pero perdí las claves, vete a saber- pondré aquí mi propia letra, que no rimará, pero me da igual, no nací para poeta, cantautor ni trovador:

El diario El País, que cambió de timón. Que alabó a Zapatero y ahora le pone de julandrón (*), y aún así justifica su reversión. Embustero periódico, con Bolivia, Cuba, Venezuela y el mundo latino por entero. Que quitó el anuncio de Le Monde Diplomatique en Babelia porque éste le criticó. Que denuncia la prostitución callejera pero tolera en sus páginas la impresa. Que quitó El pequeño País y convierte su suplemento en un puro mercadeo de vajillas, regalos varios y marcas de lujo. Que carga contra las descargas y censura a un articulista porque creen que se mete con quien manda en la empresa. Que no trata estos dos temas en los artículos de su ¿Defensora del Lector? porque no le interesa. Que no habla de lo que no sean PP y PSOE. Que apoya golpes de estado. Que empezó de izquierdas y se ha vuelto liberal sobre todo en lo económico. Que se vende al mejor postor y ha perdido el rumbo desde que se fue Jesús de Polanco. Que sigue teniendo sección de toros. Que ya no es el que leía, y que solo cojo los sábados por El Viajero y Babelia. El País hace tiempo que no está donde estoy yo.

(*) julandrón s. m.
1 vulg. desp. Hombre homosexual.
2 vulg. desp. Persona incauta o insensata.
3 vulg. desp. Aquel que aplaude demasiado aunque el torero este haciendo mala faena, y pretende sacarlo a hombros de la plaza.
La DRAE sólo recoge el primero. Yo aplico aquí el segundo.

La televisión en abierto del grupo, es decir, Cuatro, también anda de estreno. La cadena celebra sus cuatro años con Play Cuatro, un servicio gratuito para ver sus mejores espacios en directo en la Red. Llega un poco tarde con respecto a otras cadenas, sobre todo TVE.

Por cierto que en una reunión o congreso reciente, los mandamases de Prisa dejaron caer que podrían volver a poner de pago la página web de El País, experimento que ya les salió mal una vez, acogiéndose al ejemplo de Rupert Murdoch, que lo pensaba aplicar a sus cabeceras on line. El periódico publicó un artículo al respecto, con toda la intención, titulado "Rebelión contra el gratis total en la red". Ahora el propietario de News Corp. dice que aplaza sus planes, al parecer por impedimentos de carácter técnico.

1 comentario:

RGAlmazán dijo...

Pues sí, El País actual es tal cual tu lo cantas. Un engendro empresarial al servicio de la obtención de beneficios y cambiando la libertad de expresión por los intereses de PRISA.

Salud y República