jueves, julio 02, 2009

Primeras consecuencias

Sin que aún no se haya producido el anuncio oficial de Miguel Sebastián anunciando la prórroga de Garoña hasta 2013, Greenpeace ya se ha pronunciado para anunciar que, de confirmarse, "Zapatero ha incumplido de forma clara su compromiso electoral, programático y de investidura", y que su primera medida será la de acudir a los tribunales para recurrir la decisión.

Clave 1 para la prórroga: las diez toneladas de residuos que se generan, que no hay adónde llevar, y que la central aún esté llena de uranio hasta 2011. Encima luego dicen que se tarda otros dos años en enfriar el reactor. Es que, cerrar una central sin haber ejecutado el almacén de residuos (ATC), es lo que tiene.

Clave 2, el plan de recolocación para los cerca de mil trabajadores, entre directos e indirectos, que evidentemente no se puede llevar a cabo en el plazo de dos años. El municipio más cercano a la central ya ha mostrado su negativa ante un proyecto del que no les han dicho nada.

El secretario de Medio Ambiente del PSOE, Hugo Morán, habla de "cierre programado", ya que no habrá más prórrogas.

Está claro que al Gobierno le ha pillado el toro del reloj, porque no han planteado este tema con el tiempo y la perspectiva debidos: el plan para recolocar a los trabajadores no puede estar listo para 2011 y esa puede ser la verdadera razón de la prórroga.

Dos artículos en Cinco Días.

Manuel Ibáñez Giner. Ingeniero industrial, jefe del Departamento de Asuntos Nucleares de Unesa, a favor de mantenerla hasta 2019 como avaló el CSN. Por el aval de éste y otros organismos, que atestigua la profesionalidad de empresa y empleados, porque el equivalente al CSN en EEUU ha dado más tiempo de actividad a centrales del mismo corte, porque se evitarían emisiones de CO2, porque genera electricidad a un menor coste y eso evitaría subir los recibos y por los puestos de trabajo de la zona, entre otros motivos.

Natalia Fabra. Profesora de Economía en la Universidad Carlos III de Madrid y miembro del Center for Economic Policy Research, partidaria del cierre con el justificante de que ha completado su ciclo económico, esto es, está amortizada. Dice que sus altos beneficios provienen del hecho de que carece de competencia: "¿De dónde provienen entonces sus beneficios? Provienen de la propia regulación que ignora que Garoña no puede tener competidores que disputen sus beneficios supranormales. Por ello, no tendría sentido prolongar la licencia de Garoña sin contrapartidas para los consumidores. Con o sin Garoña, el precio horario del mercado eléctrico sería sensiblemente el mismo".

Todos dan por hecho que el ministro de Industria anunciará a las 18:00 h. la prórroga de la vida de la central hasta 2013. Si no lo hace será un sorpresón.

No hay comentarios: