jueves, julio 02, 2009

Los tiros en el pie o los goles en propia puerta

Entre la dimisión de Saiz y la decisión cangrejo sobre Garoña, el Gobierno se ha vuelto a pegar un tiro en el pie al relegar a un segundo plano el descenso del paro. En el caso de Garoña: Nuclenor irá a los tribunales. Los ecologistas irán a los tribunales. Los trabajadores irán a los tribunales. Todos descontentos con la solución, todos la recurrirán. El PSOE, muñeco de pim-pam-pum. La muerte política de Zapatero, lenta, pero inexorable.

Tiene el Gobierno la primera noticia buena en meses, como es el descenso del paro en más de cincuenta y cinco mil personas, y ellos mismos se encargan de eclipsar la buena nueva con la dimisión -supongo que cese encubierto- de Alberto Saiz al frente del CNI y la controvertida decisión sobre Garoña, con la que Zapatero ha logrado poner de acuerdo a los dueños de la central, a los trabajadores y a los ecologistas: todos en su contra. ¡Bravo! Un récord difícil de igualar. Si quiere usted que lo más sencillo se vuelva un jeroglífico indescifrable, llame a Zapatero. Si quiere poner de acuerdo dos posturas aparentemente enfrentadas e irreconciliables, llame a Zapatero. Es el hombre milagro, que siempre logrará que todos se pongan del mismo lado, frente a él.

Como cuando el encuentro con Obama se fastidió por la filtración del cambio de Gobierno en plena Semana Santa. Este Gobierno no sabe gestionar los tiempos y formas de transmisión de la información. Las buenas noticias no les duran ni cinco minutos. La secretaria de Estado de Comunicación desde el 14 de abril del año pasado es la periodista Nieves Goicoechea, hasta ese momento en la sección de Nacional de la SER, de la que fuera responsable, y en el instante del nombramiento encargada de seguir la agenda del Ejecutivo. ¿Es ella el topo?

Nueva Ley Hadopi (Hadopi 2) en Francia: no habrá ningún órgano administrativo con potestad de cortar la conexión a Internet. Sólo lo podrá hacer un juez.

El descenso del paro es estacional e irreal. El empleo de verano en la hostelería y el repunte en la construcción por el Plan E en los ayuntamientos han salvado las cifras de paro. Los contratos temporales crecieron un 30%, pero la mayoría concluye en otoño. De modo que el paro volverá a subir. Nos hallamos ante una "bajada fantasma".

No hay comentarios: