miércoles, abril 07, 2010

Aliados de pacotilla

Zapatero retiró a las tropas de Irak pero para no enfadar a EEUU más de la cuenta las mantuvo en Afganistán, y ahora que el inquilino de la Casa Blanca es amigo, las aumenta. Cuando, aún en la oposición, no se levantó al paso de la bandera de las barras y estrellas en el desfile del día de las Fuerzas Armadas, seguro que hubo quien le consideró un héroe. Ahora que alguien me diga en qué se diferencia de Aznar. Y que no me vengan con la excusa de que lo de Afganistán está amparado por la OTAN, porque ahí se dice lo que le apetece a EEUU. El accidente más terrible acontecido al Ejército español en tiempos de paz fue ese despropósito lleno de calamitosas incompetencias llamado Yak 42 (el ministro de Defensa de la época es portavoz de Justicia del PP en el Congreso). Se estrellaron en Turquía cuando venían, no de Irak, sino de Afganistán, que es el país donde han perdido la vida más soldados españoles, incluyendo a algunos de origen sudamericano que se alistaron para tener un porvenir y que han muerto demasiado jóvenes "en nombre del país y de la bandera" (sigh) que les "acogió". ¿No son aún razones suficientes para largarse de ahí?

Y sí, se ha desvelado un montante de 50.000 folios del sumario del caso Gürtel según el sumario que se está instruyendo en Madrid (en Valencia se archivó) y el PP sigue dando largas o la callada por respuesta. Si contestan algo, no esperen que sea nada bueno ni que admitan la culpa de nada. Esperemos que no les dé a los abogados por imprimirlos todos porque pobre Amazonia. Y el mismo día que esto pasa, el Ayuntamiento de Valencia, gobernado por una persona que sale como receptora de regalos en esos papeles, va y derriba cinco edificios más de El Cabanyal. Los antidisturbios de la Policía Nacional cargaron contra los ciudadanos que protestaban contra el derribo. ¿Alguien pensaba aún que la Policía tenía como función proteger a la gente?

Total, pensando en las próximas elecciones generales: si gana el PSOE, malo, y si gana el PP, peor (o al revés, que se parecen demasiado aunque se empeñen en negarlo).

No hay comentarios: