lunes, marzo 22, 2010

Ley de la Ciencia

El segundo borrador de Ley de Ciencia presentado en medio año sigue siendo deficitario, según los colectivos afectados. Por poner un ejemplo, no convence ni a CCOO ni a la Plataforma por la Investigación, que agrupa a seis asociaciones de investigadores. Juan Luis Vázquez, catedrático de Matemática Aplicada, sentencia: "Es una colección de buenas intenciones y grandes esperanzas, pero que no pone los medios para solucionar los problemas de la ciencia en España". Según la ministra, el Anteproyecto de Ley se está elaborando "con consenso". Vázquez pertenece a la Confederación de Sociedades Científicas de España (Cosce), una organización que agrupa a 67 colectivos científicos y representa a 30.000 investigadores españoles, y que rechaza el borrador, los recortes en los presupuestos o la caída de las ayudas directas.

Algunas de las quejas consisten en denunciar que no se fomenta un cambio en el sistema productivo, que mantiene a los investigadores en situación de precariedad, que no garantiza la contratación, que aunque obliga a la contratación de personal investigador en formación (mientras realiza el doctorado) en las convocatorias del Estado, permite que las Comunidades Autónomas, fundaciones, entidades locales y empresas privadas puedan seguir contando con becarios. También se ven afectados investigadores, técnicos y personal de gestión. CCOO estima que la propuesta de ley excluye de la carrera profesional al 70% de los trabajadores en investigación.

La ministra Garmendia descarta proponer un Pacto de Estado en materia de Ciencia por considerar que éstos pueden "generar titulares" que, precisamente, "suponen barreras para el verdadero pacto". ¿Esta señora no sabe mucho de política, verdad?

Un reciente artículo del prestigioso investigador Salvador Macip para El Mundo trataba de dar algunas claves de por qué España no es un país puntero en ciencia pese a contar con bastantes científicos de reconocida valía (como él mismo o Joan Massagué, por citar alguno).

España inaugura este lunes el sincrotrón Alba en Cerdanyola y Ramón Pascual, físico de la UAB y presidente del consorcio que lo gestiona, ha declarado que "durante muchos años, los políticos nos dijeron que el sincrotrón no se haría nunca" y que una de las causas del retraso es la falta de inversión, ya que, indica, "Europa invierte casi un 2% del PIB en investigación y España no llega al 1,4%". El Ministerio de Ciencia e Innovación dejó sin gastar en 2009 el 22,4% de su presupuesto (1.582 millones de euros).

No hay comentarios: