lunes, diciembre 07, 2009

Un gobierno débil

Este Gobierno es débil porque se pliega a lo que le dice Estados Unidos: que ha de acabar con las descargas. Porque los piratas del Índico atacan a nuestros pesqueros sabiendo que vamos a pagar el rescate y que la Armada tiene orden de no intervenir si no recibe un ataque previamente. Porque ni le rechista a Marruecos por lo acontecido con Aminatou Haidar (y encima comete la ilegalidad primigenia de dejar pasar a territorio nacional a alguien sin pasaporte). Y dice Zapatero que no es necesaria la intervención del Rey. Yo pienso que sí, y veo que no soy el único. Y débil con Gibraltar por no dejarle claro que carece de aguas territoriales: la escala de las últimas semanas ha culminado esta noche con la retención por parte de la policía del Peñón, durante dos horas, de cuatro guardias civiles que perseguían a unos narcotraficantes. Encima somos nosotros los que pedimos disculpas, y se han quedado sin armas y sin barco.

Por cierto que el ministro principal de la colonia, Peter Caruana, calificó en un comunicado de "inaceptable, inapropiado en la práctica y legalmente imposible" el plan conjunto de España y Reino Unido propuesto por la Unión Europea (UE) para las aguas que rodean el Peñón. En ese mismo texto ya amenazaba con que "el incumplimiento de la ley de El Peñón en aguas gibraltareñas conduciría al arresto y persecución del infractor, a la discreción de la Policía de Gibraltar y otras autoridades". Dicho y hecho. Como nuestro Gobierno es un blando, todos nos toman el pelo.

No hay comentarios: