jueves, diciembre 10, 2009

Gabilondo, ayudando al bipartidismo

El comentario de este miércoles de Iñaki Gabilondo ha versado sobre el bipartidismo y aquello del "o conmigo o contra mí".

Transcribamos el texto y destaquemos lo que quiero comentar:

“Es como en la Guerra fría. O con los rusos o con los americanos. Comodísimo. Pasara lo que pasara, fuese cual fuese su complejidad, se tenía a mano un método sencillo y eficaz para tener un punto de vista. Bastaba un acto de alineación y todos los enigmas de la vida pública, nacional o internacional, quedaban resueltos.

En España, además, las circunstancias nos ahorraban reflexiones. Se estaba con el franquismo o contra él. Pues bien, parece que ahí seguimos, incapaces de captar la menor complejidad, no digamos matiz, de cuanto ocurre. Como todos sabemos, hoy tenemos un chupete analítico, una piruleta, unas gafas de colores, para seguir en la infancia mental. PSOE o PP, a eso se reduce todo. Una nueva Guerra fría que nos ayuda a entender y explicar todo lo que pasa. O un nuevo tebeo, con los buenos frente a los malos, siendo los buenos los nuestros. Tan burda simplificación es un insulto a la inteligencia pero ha cuajado en todos los sectores, desde el más conspicuo al más cerril.

Y con esa clave se descifra ya en España todo asunto, por enrevesado que sea. Por eso, repasar la actualidad es llorar. El caso de Aminetu Haidar no es la supuración del irresuelto asunto del Sahara occidental, no tiene apenas que ver con la cerrazón de Marruecos. El caso Haidar es cosa de Moratinos. Si estuviese Aznar, hubiera puesto firmes a Mohamed VI.

Los cooperantes catalanes han sido secuestrados porque España tiene una política exterior vacilante, ha dicho la antaño madura María Dolores de Cospedal. Cuestiones tan enmarañadas como las del Tribunal Constitucional y el Estatuto de Cataluña, tan delicadas como la regulación del aborto o tan difíciles como la energía nuclear, se convierten en puré PSOE o puré PP, que puedan tragar los niños. Si, como decimos, la educación nacional es importante, los principales partidos deberían dar ejemplo. No pueden pretender que, después de traducir todo del español al analfabeto, no se entienda cómo se extiende al analfabetismo real”.

Los dos dirigentes del PP que han abierto la boca hoy son González Pons y Dolores de Cospedal, y han tenido la respuesta de Pajín -ha visitado el panteón de Pablo Iglesias, qué mal habrá hecho el pobre- y Zapatero.

Mi opinión es que el Gobierno sí ha cometido severos errores en política exterior que se podrían haber evitado, y que por supuesto el PP se sube enseguida al carro como vea que hay el más mínimo atisbo que le permita criticar al Ejecutivo. De oposición constructiva, poco.

Entrando al comentario de Gabilondo:

"Como todos sabemos, hoy tenemos un chupete analítico, una piruleta, unas gafas de colores, para seguir en la infancia mental. PSOE o PP, a eso se reduce todo".

Pues yo votaba al PSOE pero ahora no soy ni de uno ni de otro. Gabilondo cae en el reduccionismo y ningunea a los demás partidos y coaliciones. Yo de un tiempo a esta parte estoy leyendo con asiduidad blogs de simpatizantes y militantes de Izquierda Unida, que existe, por si a alguno se le había olvidado. Bueno, ¿a quién le puede interesar que olvidemos que existe IU...? Seguro que ustedes saben la respuesta.

"O un nuevo tebeo, con los buenos frente a los malos, siendo los buenos los nuestros".

La realidad muchas veces no es ni blanca ni negra, sino llena de matices de grises. Gabilondo se equivoca en parte, porque sí es cierto que hay muchos que se creen eso de "yo soy el bueno y el de enfrente el malo". Lo que hace que estos convencidos recalcitrantes huyan de toda autocrítica y enseguida tachen de traidor a su causa a toda persona de su bando que la realice. ¿Que alguien supuestamente de izquierdas critica la política del Gobierno? Pues ya está, le ponemos en el bando de enfrente, mira qué fácil. Ver posts del senador Félix Lavilla y del director general David Cierco sobre el Manifiesto y la LES, convenientemente respondidos por Enrique Castro, que claramente es del PSOE pero que algunos serán capaces de decir que no lo es por aquello del "si no estás conmigo es que estás con los otros". Igual que tampoco puede que les guste un reciente texto de Santi Benítez.

"Tan burda simplificación es un insulto a la inteligencia pero ha cuajado en todos los sectores, desde el más conspicuo al más cerril".

Cayendo él pues en la misma simplificación que dice criticar.

"El caso de Aminetu Haidar no es la supuración del irresuelto asunto del Sahara occidental, no tiene apenas que ver con la cerrazón de Marruecos. El caso Haidar es cosa de Moratinos. Si estuviese Aznar, hubiera puesto firmes a Mohamed VI".

Yo no sé lo que habría hecho Aznar, pero que Moratinos se equivocó consintiendo la llegada de Haidar a Lanzarote, y que ahora se vuelve a equivocar otorgando a la activista la responsabilidad de lo que le ocurra, es decir, eludiendo la suya propia, lo vería hasta un niño de siete años. España tiene una deuda pendiente con los saharauis y es absurdo de este Gobierno querer quedar bien con todo el mundo, sobre todo cuando una parte muy amplia de la población española, y sobre todo del electorado del PSOE, es favorable a la causa saharaui.

"Los cooperantes catalanes han sido secuestrados porque España tiene una política exterior vacilante, ha dicho la antaño madura María Dolores de Cospedal".

Pues mire, aun siendo conscientes de que las declaraciones de Cospedal son oportunistas, yo sí creo que nuestra política exterior es débil y lo ven desde fuera igual que muchos lo vemos desde dentro, y ello no implica o no tiene por qué implicar estar alineado con el PP. Puedes haber llegado a la misma conclusión que dicho partido sin la necesidad de simpatizar con él.

Si Gabilondo nos acusa (me acusa) de simplificar, pienso que él ha caído en el mismo simplismo que dice denunciar. Estar en desacuerdo con la labor del Gobierno no quiere decir estar de acuerdo con las tesis del PP.

2 comentarios:

Victor dijo...

¿Oposicion constructiva?.¿que es eso?
¿Quien ha hecho alguna vez oposicion constructiva?. La opocició está precisamente para eso, para atizarle al gobierno, sino se duerme en los laureles. cuanto mejor lo haga el gobierno menos oportunidad tendrá la opsición. Pero como actualmente tenemos el peor gobierno de la historia de este pais pues eso, se lo ponen en bandeja a la opocición.
¿O es que ya no nos acordamos de la oposición tan constructiva que hizo el pesoe con el pretige,el yak,el 11M,etc,etc...

Jorge Sánchez dijo...

Básicamente, un triste eufemismo.