martes, mayo 04, 2010

No me extraña...

... Que El Mundo dedique la atención gráfica de su portada a un montaje fotográfico, dado lo expertos que son en el tema, ya me entienden... Pero hombre, ¿tan relevante era la noticia como para darle toda la parte superior? Me parece a mí que no. Si esto fuera lo más importante de la actualidad relativa a la Casa del Rey, y no cómo se gasta los dineros, éste sería un país de fábula. Las fotos son, por cierto, de Dany Virgili, que también realizara las más recientes fotos oficiales de los Reyes. Leer también el texto de la "noticia" para completar los datos.


Se podía esperar que el periódico que por tradición más ha apoyado a la institución monárquica, el ABC, también les diera espacio, pero no. Su foto es para los acusados de ser los responsables del atentado de ETA en la T4, que acabó con la última tregua trampa de los terroristas, en diciembre de 2006. Mi pero es el de siempre en estos casos: ETA siempre busca publicidad, la que sea, y yo me resisto a darle más de la necesaria.

Quien en cambio sí les dedica buena parte de la portada es La Razón, en su cruzada por suplantar el lugar de ABC como soporte de los, ejem, discutibles "valores tradicionales" de la "patria" española y cañí.


Este rotativo dice que la foto en la que los príncipes de Asturias aparecen posando de pie pretende "resaltar su trato de igual a igual" y ofrecer la imagen de una "pareja muy equilibrada". En televisión se ha dicho que quieren dar una imagen "más cercana" a la realidad, "como muy normal". A ver. Voy a ser muy políticamente incorrecto. No puede hablarse de un trato igualitario cuando la única función de la princesa de Asturias es la de dar a luz a un heredero, y si acaso cuidarlo por si una fatalidad diese lugar a una regencia. Punto. En cuanto a lo de imagen cercana... Teniendo en cuenta que tienen casa y manutención pagados por todos los españoles, que al padre del príncipe le designó un dictador en su momento y que en los dos referendos que validaron su figura no se pudo votar de forma separada por la forma de estado, que el rey es más que los demás por mera cuestión de nacimiento, o que su monárquica figura es intocable jurídicamente, pues sí, quitando esos pequeños detalles, los príncipes parecen muy cercanos, desde luego.

No hay comentarios: