jueves, abril 15, 2010

Los hechos suelen hablar por sí solos

Propiedad intelectual

En un informe que analiza el momento actual del libro electrónico publicado (ver pdf) por el Observatorio de la Lectura y el Libro, organismo vinculado con el Ministerio de Cultura, se subraya "la obligación por Ley de que las entidades de gestión de derechos hagan efectivos los derechos de remuneración aún en el caso de que el autor decidida regalar su obra o no cobrar". Es decir, alienta al cobro de derechos aún en el caso de las licencias Creative Commons (CC), que implican que el autor cede o dona de forma gratuita el uso compartido de su obra a condición de citar la autoría y de que no haya ánimo de lucro por parte de quien luego aloja o hace la difusión de ese contenido.

La Biblioteca Nacional acaba de acoger el seminario La Digitalización del material cultural. Bibliotecas digitales y derecho de autor. El programa (ver pdf) y algunos de los conferenciantes y "moderadores" son para mear y no echar gota, otros no tanto. Algunas de las conclusiones de la primera jornada del seminario fueron para echarse a temblar.

Israel y España, buenos amigos

Una empresa española está comercializando en Israel alta tecnología para aviones militares no tripulados, un modelo que el ejército israelí ha utilizado en los "ataques selectivos" llevados a cabo sobre Gaza o Líbano y que han causado la muerte de decenas de civiles, como consta en los informes refrendados por Naciones Unidas, Human Rights Watch o Amnistía Internacional. Cualquier operación de exportación de material de Defensa necesita la aprobación de una comisión del Gobierno que decide en función de la ley española de exportación de armas, que prohíbe explícitamente la venta de material a países en conflicto.

El acuerdo que no implica ninguna exportación concreta sino "una alianza" que preparará el camino para futuras ventas. Por tanto, el Gobierno no tiene por qué tener conocimiento oficial del acuerdo. Ahora bien, aunque esta colaboración entre Aries (de España) y Goldtech (de Israel) no tiene la autorización explícita del Ejecutivo, sí hay un permiso implícito: "existe un marco bilateral entre los ministerios de Defensa de España e Israel por el que las empresas de ambos países podemos hacer alianzas en materia de Defensa e I+D sin tener que consultarlo", dicen desde la empresa Aries a preguntas del portal Periodismo Humano, que es donde se ha publicado esta noticia. Se refieren a acuerdos bilaterales en vigor desde 1997 y 2004. Este mismo año, el pasado 16 de marzo, la ministra de Defensa española, Carme Chacón, y su homólogo israelí, Ehud Barak, firmaron en Madrid otro documento que profundizaba en este entendimiento.

Quede constancia de una cosa: si en vez del PSOE fuera el PP el que estuviera en el gobierno, e hiciera tres cuartos de lo mismo que están haciendo Zapatero y sus muchachos, lo criticaría igual o más. Está claro que el gobierno socialista lo está haciendo de pena (y quien no quiera verlo, allá él/ ella), pero por suerte siempre surge una declaración extemporánea de Rajoy, Cospedal, Arenas, Trillo, Mayor Oreja o Aguirre para darte cuenta de quién está en la bancada de enfrente. Los del PSOE son malos y los del PP, también (2. Dañoso o nocivo a la salud, pero también 7. Desagradable, molesto).

Por ejemplo, hablemos del PP. El Ayuntamiento de Valencia ha dicho que acata la decisión del Tribunal Constitucional, que ha admitido el recurso presentado por el Gobierno para detener los derribos en el barrio de El Cabanyal aduciendo expolio de bienes culturales, y suspende las demoliciones. Ya se sabe cuál es el discurso del PP: vituperan a las instituciones pero luego dicen que son quienes más las respetan. Y es que el primer teniente de alcalde
ha responsabilizado a "socialistas" y "grupos radicales" de la suspensión de las obras. Igualito que su alcaldesa, que dijo que era todo obra de una minoría de violentos. La única violencia que hemos visto en El Cabanyal ha sido la ejercida por la Policía, principalmente la Nacional. En cuanto al recurso, lamentar que, si el Gobierno lo hubiera presentado antes, quizá se podrían haber evitado los derribos que ya tuvieron lugar, y, por añadidura, también el abuso policial. No es posible saberlo.

Libertad de expresión

Un concejal socialista del Ayuntamiento de Madrid, según reflejaba yo ayer, está en vías de ser expulsado de su partido por criticar en su blog al secretario general de la formación en la comunidad, esto es, a Tomás Gómez, y contravenir las normas internas de comunicación del partido. Pasó lo mismo con un blog colectivo en Cadiz, que cerró en octubre. Pueden ver aquí su carta de despedida. Parece que la legítima discrepancia interna bien entendida, la mejor, es la que no existe.

Pero en todas partes cuecen habas. Hace unas semanas el PP presentó una especie de "Blogosfera" donde un grupo de escogidos se comprometía a ir escribiendo con la debida asiduidad. El primer día se vio por dónde iban a ir los tiros: nada de desviarse de la línea oficial. Creo que todos menos uno escribieron sobre Cuba (la huelga de hambre y posterior muerte del preso Orlando Zapata estaba en todo su apogeo). Uno de los 'blogueros' seleccionados era y es Ignacio Uriarte, presidente, pese a estar ya en la treintena, de Nuevas Generaciones, y al que he criticado varias veces por tener un accidente de tráfico y dar positivo por consumo de alcohol.

Pues resulta que Uriarte se ha topado, no con la Iglesia, sino con esa también sacrosanta y debida obediencia a la línea doctrinal oficial del partido. El PP ha encontrado un nuevo objeto de crítica exacerbada en el supuesto incremento patrimonial de los bienes del socialista José Bono, a la sazón presidente del Congreso y tercera autoridad del Estado. Uriarte no tuvo mejor ocurrencia, en mala hora para él, que escribir una entrada en la que proclamaba la "honradez", o al menos la presunción de inocencia del político castellano-manchego, y la necesidad de presentar pruebas por parte de quien crea que ha podido cometer alguna irregularidad. Y, aunque Uriarte ha escrito que la decisión ha sido exclusivamente suya, el caso es que dicha entrada fue suprimida horas más tarde y sustituida por otra. Fuentes: El Mundo, Público. Por más que lo niegue es evidente que han existido presiones. Así entiende el PP la libertad de expresión.

El diario conservador ABC ha publicado un breve texto de opinión, sin firmar, sobre este particular. Quizá funcione como los "minieditoriales" de El Mundo, no lo sé. Vean el final: "[Uriarte]
justificó el contenido del anterior bajo el argumento de que su pretensión es defender siempre la presunción de inocencia así como que «la generalización de los tópicos está destrozando la vida a mucha gente honrada». Quizá todo ello porque lo ha vivido en carne propia". ¿Comprensión de su situación o directo al estómago? No lo sé.

Episodios de este tipo también han ocurrido con blogueros de, por ejemplo, Izquierda Unida o el PNV. Que yo sepa. Mi condena en todos los casos.

No hay comentarios: