viernes, febrero 19, 2010

Se veía venir

Tal cual anticipaba el catedrático Enrique Bustamante en su texto para LMD: "... en 2006, entre más de 80 entidades y asociaciones consultadas por el Consejo de la Reforma, ninguna pidió el fin de la publicidad sino su control. Con la sola excepción de Vocento, de Telecinco y de la UTECA que, al mismo tiempo, reclamaban el fin de las subvenciones, sin ocultar su afán depredador y destructor del servicio público completo". (...) La UTECA ha clamado ya varias veces en pocos meses contra su aportación financiera (a RTVE), al criticar la captación final de publicidad por RTVE en el último trimestre de 2009 (...). En probables escenarios de futuro... los grupos televisivos privados arreciarán en su rechazo al pago y presionarán para bajar la audiencia pública. Si además, TVE consiguiera mantener o incluso incrementar sus audiencias con el atractivo de la ausencia de publicidad, no faltarán las voces que exijan su reducción de presupuestos y de audiencias bajo amenaza de dejar de pagar (...). Pues dicho y hecho, y en tiempo récord. Lean lo que ha dicho ayer el presidente de Telecinco y de la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA), Alejandro Echevarría, sobre la actual situación de Televisión Española, cuya audiencia ha crecido desde que carece de anuncios: "No es lógico que la televisión pública se transforme en una televisión comercial sin publicidad" y "La televisión pública tiene que ir evolucionando hacia contenidos más públicos y menos comerciales, como hacen otras del resto de Europa". Según una enmienda de CiU a la Ley General Audiovisual, los operadores de televisión pública autonómica no podrán realizar "actividades que den lugar a falseamientos desproporcionados de la competencia que no sean necesarios para el desempeño de la misión de servicio público".

La segunda petición tanto de UTECA como de CiU coincide con una de las quejas de Bustamante, que a raíz de la decisión adoptada por RTVE de que "el nuevo canal Cultura (...) [fuera] "lanzado finalmente bajo el símbolo del cocinero Ferran Adriá" y de salir de Euronews por ahorrar apenas dos millones de euros al año, decía que eran "efectos sólo explicables por la escasa conciencia de servicio público de unos directivos de currícula comercial, pero que podía esperarse que fueran paliándose con el tiempo". La desaparición de dos espacios como Metrópolis y La Mandrágora de la parrilla de La2 viene a confirmar los peores temores sobre la merma de contenidos de verdadero servicio público en RTVE.

Añado a este post una información sobre las protestas contra la externalización y que aparece en las páginas del número 120 de Diagonal, titulada "La privatización encubierta de la cadena de todos". Denuncia que en programas como España Directo, de los 180 trabajadores que trabajan en él sólo cinco son de la casa. Mediapro se encarga del programa y su filial Overon realiza los enlaces que son necesarios para los directos. Algo parecido pasa con Esta Mañana, donde de 120 trabajadores, sólo 47 son de RTVE. Precisamente fueron dos de los espacios que sufrieron de forma más directa los paros parciales convocados para el pasado miércoles 17, de 13:00 a 15:00 y de 19:00 a 21:00 horas. Ahora mismo se mantiene la huelga de 24 horas para el 3 de marzo. La información de Diagonal cuenta con un artículo relacionado, "En una empresa sin futuro", firmado por un trabajador de RTVE, que dice que entró a trabajar allí en septiembre del año 2000 mediante una oposición para la categoría de reportero gráfico (ENG).

No hay comentarios: