viernes, febrero 19, 2010

Por fin es viernes

Y estas informaciones son ciertas:

Israel posee uno de los servicios secretos más despiadados y eficaces del orbe: el Mossad. Ahora pesa sobre ellos la acusación de haber asesinado a un líder de Hamás en Dubai, pero les han pillado con el carrito del helado porque se ha descubierto que usaron pasaportes británicos, franceses, alemanes e irlandeses. Puede que, como casi siempre tratándose de Israel, que tiene carta blanca para todo, el asunto quede en nada, pero al menos Londres ya se ha quejado. Rusia congela una entrega de armas a Irán tras la visita de Netanyahu a Moscú.

El Ayuntamiento de Valencia quiere tirar el barrio marinero de El Cabanyal para hacer una gran avenida en vez de rehabilitar la zona, el Ministerio de Cultura le dice que es un expolio contra el patrimonio ya que el barrio tiene protección como BIC, la Generalitat recurre y aprueba un decreto ley ad hoc y elimina la consideración de BIC, el ministerio lo rechaza, acude al TC y éste admite el recurso, pero el Ayuntamiento de la capital del Turia dice que eso sólo afecta al decreto ley y que el derribo puede seguir adelante. Artículos de opinión muy recomendables: Por el interés general de El Cabanyal, de Vicente Gallart, arquitecto y vicepresidente de la Asociación de Vecinos Cabanyal-Canyamelar; y Valencia contra sí misma, de Rafael Rivera, arquitecto: "El plan para escindir el Cabanyal con un paseo que llegue al mar es muy costoso social y económicamente y afecta a un barrio hermoso y con solera. El empeño de Rita Barberá es manifiestamente decimonónico".

El Ministerio de Industria ya lleva cuatro años acordando con Ascó y Yebra que se presenten para acoger el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares, y se demuestra que compromete una cantidad anual a la asociación que agrupa a todos los pueblos con instalaciones nucleares para asegurar estas dos candidaturas. Miguel Sebastián se atreve a decir que temer la energía nuclear es como tenerlo a los eclipses y que acabará por ser considerada como "una renovable más". El presidente de Castilla-La Mancha sigue decidido en contra del almacén. Muchos de los pueblos que se han presentado lo hacen porque no tienen industria ni turismo y el éxodo rural les ha dejado casi sin población. "Han ido ofreciendo el oro y el moro, una lluvia de millones, a pueblos deprimidos", ha afirmado José María Barreda. En el blog de Greenpeace, "Cementerio nuclear: Los engaños y omisiones de un sorteo macabro". No creo que haya que oponerse por sistema al almacenamiento de este tipo de residuos, en mi opinión, porque aunque ahora se cerraran todas nuestras centrales nucleares, en algún sitio hay que guardarlos, sino y pero sobre todo al torticero, fraudulento y alevoso procedimiento empleado por el Ministerio de Industria en el proceso.

Precisamente hace no mucho salió un reportaje en televisión sobre las zonas más despobladas de España, que se concentran en Galicia y alrededores. Muchos pueblos pequeños apenas tienen un puñado de habitantes, las casas están en estado semiruinoso y hay cerca de 900 pueblos que incluso han desaparecido. Una posible solución: repoblar con inmigrantes o con parados a cambio de trabajo, consistente en reparar y restaurar las infraestructuras dañadas de las casas, ocuparse de los campos y del ganado y comprometerse a residir en el pueblo por equis tiempo. La recompensa, al menos en el caso de los inmigrantes, la residencia legal en territorio español. Si al final a alguien se le ocurre esta situación para paliar el despoblamiento del interior, que le avisen y me pague los royalties.

1 comentario:

Helen Maran dijo...

Feliz fin de semana, Shabat Shalom,saludos desde Israel.