miércoles, noviembre 11, 2009

Ganas de fastidiar

Una denuncia del ex cantante Ramoncín a cuenta de dos vídeos en los que se habla de él, así como una denuncia previa de la cadena estadounidense Fox por usar imágenes de Los Simpson han precipitado que el portal de vídeos por Internet YouTube haya cerrado el canal que allí mantenía la revista satírica "El Jueves". Se ve que YouTube practica la misma política que Flickr o Facebook: el cierre inmediato de perfiles ante la menor denuncia formulada, ya sea por un abogado, o bien por otro usuario, sin dar opción al afectado a defenderse. Ahora los vídeos de la revista estarán colgados en el portal Dailymotion. La revista ha reaccionado llevando el tema a portada y a adornar la noticia con un vídeo que pueden ustedes ver aquí y que supongo que al "rey del pollo frito" no le habrá hecho demasiada gracia. Intentarán colgar cada semana un vídeo satírico sobre el cantante en la anterior plataforma.

Los derechos de autor, y por ende las descargas, por otra parte, siempre son tema de actualidad en España -para quien quiera hablar de ellos, claro, y en según qué tono-, y por ello también contribuyen a aguzar el ingenio. Así, El Mundo publica que el colectivo Derivart ha tenido la ocurrencia o el atrevimiento de defender "el libre acceso a la cultura" desde el propio portal de la SGAE, el más acérrimo enemigo del intercambio de archivos musicales en la red. Así, "han desarrollado" un complemento del navegador Firefox, de libre uso desde su página web, que transforma el repertorio de la sociedad de autores en un portal de descargas. "Instalado "El Inspector", al lado de cada una de las canciones que lista la SGAE aparece un sombrerito. Es el enlace a su descarga vía torrent". Resulta útil para quien tenga una boda o una celebración, vaya a poner música, y no sepa si las canciones que suenen son susceptibles o no de cobro de derechos. Uno puede, o calcular lo que va a tener que pagar, o simplemente saber cuáles no ha de poner para no correr peligro (y así ganar una posible demanda, no como ese pobre peluquero).
Este texto coincide con la publicación en el diario Público de un artículo sobre los métodos que se pueden emplear para el intercambio de archivos P2P (para descargar, vaya) para ocultar la dirección IP y escapar así de una posible sanción administrativa si son descubiertos.
También en materia de derechos de autor, grupos civiles han remitido una carta a Barack Obama, presidente de los EEUU, en protesta por el secretismo con que se están llevando a cabo las negociaciones para promover un acuerdo comercial mundial (ACTA) que autorizaría a las empresas y propietarios de derechos a exigir a los proveedores de acceso a Internet la vigilancia sobre el tráfico de sus clientes y actúen contra los que intercambien obras protegidas, lo que en la práctica es violar el secreto de las comunicaciones sin autorización judicial. Esta vigilancia provocaría que muchos usuarios de Internet se dieran de baja de sus proveedores de acceso.

El diario El País le presta su cada vez menos honorable espacio al escritor y ocasional cineasta Vicente Molina Foix para que éste cargue contra los Partidos Pirata sueco y español, defienda la desconexión forzosa a quienes se bajan contenidos de la red y compare a los que esto hacen con proxenetas. Por supuesto que este señor puede escribir lo que guste, pero sus formas dejan, a mi gusto, bastante que desear. Y que se tranquilice porque no creo que nadie se vaya a bajar un libro o película suyos. En 2007, también se manifestó a favor del canon digital -que considera al usuario culpable a priori, aunque vaya a guardar fotos personales, por ejemplo- y en contra de los políticos que se oponen al mismo. Molina Foix fue el protagonista de una fuerte polémica en el mes de septiembre, cuando escribió un artículo en la revista Tiempo titulado "Dibujos animados", en el que decía cosas tan agradables como calificar a los historietistas de "dibujantes de monigotes" y al tebeo como un entretenimiento "muy menor", de tal manera que "coleccionar sellos revela más sensibilidad que coleccionar tiras cómicas". Un insulto pues a Hugo Pratt, a Moore y Gibbons, a Moebius, a Goscinny y Uderzo, a Stan Lee, a Hergé, a Miyazaki, a Disney, a Tezuka, Eisner, Raymond, etc, etc, etc... Las contestaciones no se hicieron esperar, en especial en Internet pero también en la prensa escrita. La ficha dedicada a Molina Foix en Wikipedia cita hasta cinco ejemplos de textos sobre la cuestión, que él contestaría después en la misma revista. También, y eso no lo recoge Wikipedia, surgieron viñetas, como la de Chica de Serie B o la de Alexmh (Spooky). Yo en buena parte debo a los cómics mi afición por la lectura y quizá el haber aprendido a leer. Qué pena me da este hombre, debió tener una infancia cuando menos bastante aburrida. O quizá nunca fue niño. En fin, como decía aquél, "hay gente p'a tó".

No hay comentarios: