martes, octubre 27, 2009

Sigue imparable la caída

Crisis de la prensa. Tras 22 meses de existencia, cierra Soitu.es. Su director, Gumersindo Lafuente, publica una carta de despedida, y hasta nos invitan a ir a su capilla ardiente. Parece que van a intentar irse con una sonrisa en la boca. BBVA tenía el 49% de la propiedad del medio y parece que no han terminado de confiar en el proyecto pese a su millón y medio de usuarios únicos y los dos millones de sus widgets. "El problema es que la publicidad se ha derrumbado. Teníamos, pero a precios imposibles", comenta su director. RTVE apunta al abandono de BBVA y la consiguiente falta de inversores.

El blog FayerWayer apunta otras razones similares y compara su caída con la de Mobuzz.tv, ya que el sitio tenía audiencia pero no era capaz de convertirla en dinero contante y sonante, dice así: "no pareciera tratarse de un problema de audiencia sino en el gran desafío de Internet: cómo rentabilizar el tráfico presente para financiar el día a día y los proyectos futuros". Sobre el accionariado, comenta: "Puede que el error de soitu.es haya sido confiarse demasiado en la billetera de su principal inversionista, el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), dueño del 49% de la compañía. Puede que se haya tratado del clásico error de concentrarse demasiado en costos fijos, como ya lo vimos en el reventón de las punto com". O sea, que debió intentar diversificar. Eso y la aparente falta de paciencia de la entidad bancaria para apostar por algo tan arriesgado en el momento actual, aún con la crisis económica echándonos el aliento: "También contamos desde el principio con el apoyo de nuestro accionista de referencia, BBVA, al que tenemos que agradecer que hiciese posible este sueño, a pesar de que en los últimos meses no hayamos sabido convencerles de que los proyectos que nacen en sectores inmaduros y crecen en momentos de turbulencias necesitan paciencia para encontrar su sitio", extraído del texto de despedida.

La prensa escrita tampoco tiene mejor aspecto: los grandes diarios caen un 17% en el último año, caída en picado para varios en septiembre, y sólo suben algo ABC, Público y La Vanguardia. Sin embargo, El Mundo crece en su versión online y a pesar de su descenso en líneas globales monta un fiestón, que barato no ha podido ser, para celebrar sus 20 años de existencia, cuando acaba de pasar por un ERE. Y Prisa compra el 12% de una televisión hispana en EEUU pese a tener una deuda de 5.000 millones y estar pendiente de una posible fusión Cuatro-Telecinco. Y parece que planean más movimientos en América Latina, según informan Cotizalia y El Mundo, que recogen unas declaraciones de Manuel Polanco al Financial Times. Parece que tampoco le va bien a El Economista, aunque su directora de comunicación haya negado tal extremo.

Los que han bajado intentan disimular. ABC se alegra de crecer y de recortarle a El Mundo, que también dice que creció. El País se vanagloria de reforzar su hegemonía. Hasta La Razón anuncia que ha crecido en el último mes, a pesar de que se derrumba con una pérdida de casi un 40% de su venta respecto al año anterior y más de un 33% de su difusión total. En realidad Público sería el único con verdaderas razones para alegrarse de su aumento de difusión. El que no se consuela es porque no quiere. ¿Crisis? ¿Qué crisis? Pues Enric González no le halla explicación: "Otra cuestión ilógica: han bajado las ventas de los periódicos españoles, entre ellos éste de ustedes, pero siguen vendiéndose a centenares de miles. Da igual que pueda leerse todo el diario, más las actualizaciones, de forma gratuita en Internet: mucha gente sigue comprándolo y, al mismo tiempo, sube la difusión de las ediciones digitales. A eso le llamamos "la crisis final de la prensa". Por favor, que alguien me lo explique".

También cae la difusión de la prensa en Estados Unidos. Podría ser por la caída publicitaria y de las suscripciones, sumadas a la crisis. Juan Varela, que colaboraba en Soitu.es, analiza las crisis estadounidense y española en su blog. Como apunta, "Internet no salvará a los diarios ni a los medios digitales si no se reinventan". Asimismo explora las lecciones que se pueden sacar de la caída de Soitu. Ya cayó ADN.es y se prepara la huelga en 20minutos.es.

Y eso sin contar cuando los gobiernos atacan a los medios o cuando los propios medios minan su prestigio. En el primer caso, Marruecos vetó la distribución de El País el domingo por reproducir dos caricaturas que provocaron la misma medida aplicada a Le Monde y el cierre de un diario de Casablanca. En la segunda circunstancia, hay que recurrir a la expresión "metérsela doblada", que consiste en hacerse eco los medios de cualquier cosa que les llegue sin haberla contrastado. Se lo tragan todo. Ha pasado con el falso ovni de Ribadeo, el falso meteorito de Letonia o el niño globo de EEUU que estaba en su desván. En el tema del falso meteorito, El Mundo reproduce dos notas de Efe desde Moscú. La primera, cuando se creía que realmente era un meteorito. La segunda, con el desmentido y anunciando que era un montaje publicitario. Dos errores: el primero, publicar la primera nota sin preguntar antes; y el segundo, no borrar esa primera nota una vez publicada la segunda. Y esa primera nota con la noticia falsa sigue en la web del periódico. Ambas se publicaron con tan sólo cinco horas de diferencia. Las ganas de primar la inmediatez, de ser los primeros, antes de contrastar las fuentes, han vuelto a dejar a unos cuantos en ridículo. En una categoría aparte debemos incluir a los tabloides británicos, que como muestra un documental de próximo estreno publican cualquier cosa sobre personajes conocidos que los lectores les digan por teléfono.

Deberían revisar algunas de las "22 ideas para ser mejor periodista" que ha elaborado Dan Gillmor, de The Guardian. Como por ejemplo:
4. Crear un servicio para informar a los lectores de los errores cometidos y de las lecciones aprendidas.
6. Ocupar el tiempo y el espacio necesario para probar que algo es verdad o mentira.
12. No utilizar fuentes anónimas a no ser que sea imprescindible y justificado.
20. Aclarar a los lectores / usuarios quiénes están detrás de las cosas que suceden y hacer notar que algunos medios no actúan de esta forma.

Tecnología, Cine e Internet:

Cómo engañar al Ministerio y a la Generalitat para que te subvencionen, contado por Hernán Migoya.

El Gobierno ha gastado más de 330 millones en el DNI electrónico y ahora casi regala los dispositivos de lectura. Sólo hay que pagar 2 euros de gastos de envío. Por ejemplo en Tractis.

El software espía de las telecomunicaciones, Sitel, existe y De la Vega maneja sus hilos. Ojo con lo que decimos por el móvil. El Gobierno utiliza desde 2004 este software, en principio capaz de pinchar todos los teléfonos de España al mismo tiempo, pensado para ser usado por la Policía y la Guardia Civil.

Paquete Telecom. Recordemos: el Parlamento Europeo ha eliminado la enmienda 138, que impedía el cierre de conexiones sin orden judicial. Los "lobbies" de la industria del copyright estarían tras ello.

No hay comentarios: