lunes, octubre 26, 2009

La ciencia no quiere migajas

Nada de limosnas. La información de que las enmiendas a los Presupuestos negociadas por PSOE, PNV y Coalición Canaria incluían una ampliación de la partida destinada para ciencia e I+D+i en alrededor de 130 millones, pero repartidos sin aparente lógica, sino de forma más bien semejante a como se reparten las ganancias unos atracadores de bancos o unos jugadores de póquer, no convence a los científicos, que por el contrario reclaman un plan estructural, sin bandazos e improvisaciones. Si la medida se acordó con el objeto de acallar las críticas, éstas se han redoblado. Lejos de perseguir un mayor apoyo a la causa científica, la extraña distribución de las cantidades se ha entendido como unas prebendas o estipendios a los dos partidos nacionalistas a cambio de su apoyo en la votación de las cuentas.

Así, Joan Guinovart, presidente de la Federación de Sociedades Científicas de España, criticaba la forma de distribución de dicho aumento, mientras que Felipe Martínez, presidente de la Federación de Jóvenes Investigadores, apuntaba a que "todo responde a intereses políticos y no a una política seria de I+D".

El desglose publicado por El País arroja el siguiente balance, ciertamente críptico: "Las partidas para investigación, desarrollo e innovación se elevan hasta 134 millones, repartidas de la siguiente forma: 50 millones en una enmienda del PSOE y del PNV destinada al Ministerio de Ciencia e Innovación; otros 60 millones de los 85 pactados con el PNV para Investigación en el País Vasco; 4 millones en una enmienda del PSOE y de Coalición Canaria, exclusivamente para las Islas; Y 20 más fruto de enmiendas de diputados socialistas para centros específicos de investigación en Extremadura (Cáceres) con 500.000; Cataluña, Galicia, Asturias y Madrid, entre otros".

Es decir, sólo cincuenta millones para el Ministerio de Ciencia, del que dependen los OPIS, Organismos Públicos de Investigación, algunos de los cuales sufren drásticos recortes, como el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), con un 26% menos, y el CSIC, con un 20%, según denunció recientemente la secretaria confederal de I+D+i de CCOO, Salce Elvira, en compañía de la profesora del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Alicia Durán. Espero que por lo menos los cuatro millones para Canarias se destinen al Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), unos de los OPIS y en el que participa el Gobierno de las Islas.

Ampliando lo dicho por Salce Elvira, El País citaba recortes de un 16% del Fondo de Investigación Sanitaria (sobre el presupuesto de 2009) y de un 3% del Fondo Nacional de Investigación, un recorte del 37% en las becas y contratos de formación de personal investigador (FPI), dependientes tanto de Educación como de Ciencia, y otro de un 25% en el programa Ciber (del Instituto de Salud Carlos III), que supone eliminar entre 400 y 500 contratos. El Ciber financia la investigación de enfermedades y coordina los avances de los investigadores de los hospitales y centros públicos.

Para Público habla precisamente el director general del Instituto de Salud Carlos III, José Navas. Este año, el ISCIII recibirá un 10% menos de fondos debido a los recortes en I+D.
Pregunta: ¿Se ha exagerado el impacto de la reducción de presupuestos en I+D?
Respuesta: No se ha exagerado. Como país teníamos el objetivo de alcanzar en 2010 el 2% del PIB para I+D. Claramente no se alcanzará. Estamos aproximadamente en 1,3%. Hay que seguir creciendo.

Extractos: "No disponemos de más remanentes para aguantar una situación como esta a partir de 2011". "Si realmente el Gobierno y la oposición creen que pueden mover partidas menos comprometidas y cubrir los 300 millones que necesitaría el sistema de I+D, tienen una gran ocasión para aprobarlos". O sea, más del doble de la partida acordada hasta ahora por PSOE, PNV y CC.

Más: un total de 2.703 firmas de 104 instituciones nacionales e internacionales se han sumado en pocos días a una iniciativa espontánea, Manifiesto por el avance de la investigación en contra del recorte. El documento y las firmas se han enviado a los presidentes de ambas cámaras del Parlamento. La iniciativa del manifiesto, que han firmado también numerosos jefes de laboratorio, partió, a título individual, de un puñado de jóvenes científicos y ha crecido al margen de asociaciones de cualquier tipo.

Extracto del reportaje "Más talento, menos trabajo", sobre el futuro laboral de los jóvenes españoles, sus virtudes y carencias: Las tasas de paro juvenil más altas de Europa. Una situación especialmente dramática entre los jóvenes licenciados porque, en nuestro país, como explica Cristina Bermejo, secretaria confederal de juventud de Comisiones Obreras, "la principal mano de obra que requiere la economía, sustentada sobre el sector servicios y el ladrillo, es de baja cualificación".
No hay perspectivas de cambio en el horizonte. "No hay más que ver que los presupuestos de I+D+i, que podrían fomentar el empleo de calidad, han sufrido recortes. Tenemos trabajos de altísima temporalidad. Aquí lo típico es que el joven que tiene un máster entre de botones en la empresa", añade esta sindicalista.

El bochorno es de proporciones bíblicas. Según ha desvelado la cabecera de Prisa, la nueva Ley de la Ciencia, cuyo primer borrador encargó el Ministerio de Ciencia e Innovación a un grupo de expertos hace un año, está en punto muerto, en segundo o más bien tercer plano, tapada por la cacareada y también incógnita Ley de Economía Sostenible. Hasta que no salga ésta no saldrá la otra, al parecer. Todo más parado que un tren en vía muerta. La ministra Garmendia dijo que el borrador definitivo de la ley es ampliamente conocido en la comunidad científica y en las organizaciones del sector, pero por ejemplo CCOO denunció que sigue esperando dicho borrador. Ni Joan Guinovart, ni los expertos de la comisión inicial consultados, ni la Federación de Jóvenes Investigadores poseen copia alguna del supuesto borrador. Aquí es donde el cuerpo me pediría ser maleducado y soltar un "ole sus..." y lo que sigue.

No, señores del Gobierno: el truco no ha colado. Basta de conejos y chisteras. O se apuesta por la ciencia y la investigación, o no se apuesta (con lo cual adiós a la pretensión del cambio de modelo de crecimiento). Pero lo que ustedes están maquinando oscuramente son parches de chichinabo que irritan aún más al sector.

No hay comentarios: