lunes, septiembre 21, 2009

Publicidad con calzador

Tal como dice El País este lunes, en vistas de que la publicidad tiene los días contados por ley en TVE, están intentando emitir toda la que puedan antes de la fecha límite para su desaparición, el 1 de enero de 2010. Hasta el punto de saturar el 'prime time' de anuncios. Y algunas noches la 2 ha llegado a incluir más minutos de publicidad que Telecinco o Antena 3. Yo lo sufrí el viernes viendo Harry Potter y el prisionero de Azkaban. Dos cortes de seis minutos y otros dos más donde no se anunciaba el tiempo que restaba para volver, que no me equivocaría mucho si dijera que se acercaban a los diez minutos. Y eso en una película para público juvenil y un viernes. Me pillé un cabreo considerable pero aún así aguanté hasta el final, más allá de las doce de la noche. Si llega a ser una infantil un día laborable o de clases, pobres niños al día siguiente. A pesar del despropósito, la tercera película de las aventuras del alumno de Gryffindor fue líder de audiencia frente a la oferta de corazón e higadillos.

No hay comentarios: