lunes, julio 26, 2010

Haga usted el ridículo: es gratis

Que venía el señorito Obama, decían. Lo vi primero en La Sexta Noticias, lo vendían como una exclusiva en el previo y como una muestra de la excelente relación entre ambos países. Vamos, que alguien había intentado hacerle un favor a Zapatero para mejorar su imagen. ¿Qué han hecho los demás? ¿Contrastar la noticia? ¿Confirmarla? ¡Por favor! Esto es España. Por supuesto que NO. Vean ustedes la portada de la primera edición de El País en pdf. Por si cambian el enlace ya me he guardado el escaneado, que incluye foto de toda la familia presidencial.

Por si acaso en el desarrollo, ya disponible en la web, dicen una cosa y su contraria: "Fuentes gubernamentales no descartan que el presidente Obama acuda a España para reunirse con su familia, sobre todo teniendo en cuenta que el próximo día 4 cumple 49 años, pero subrayaron que la Casa Blanca no ha dado ninguna indicación al respecto. Un alto funcionario de la Administración Obama aseguró, según la agencia Efe, que 'el presidente no tiene planes para ir a España en agosto". Claro, doy las dos versiones y evito mojarme las manos. Fiable en grado sumo, vaya. Y además no lo firman ni David Alandete ni Antonio Caño, los dos delegados en Washington.

Otros medios dicen que sólo viajarán Michelle Obama y las dos hijas, o bien sólo una de las hijas. El Mundo dice que "el presidente podría acompañarles" y que su presencia "es más incierta". Ver portada y artículo. Sin embargo, el texto que dirigía a esta noticia en el apartado de "Noticias más leídas" nos desvela la primera versión: había seguridad en cuanto a que también vendría el presidente de los EEUU. Pone "el matrimonio Obama":
El diario Sur de Málaga que, por razones obvias, debería saber más que el resto, se suma a la tesis de la esposa y las dos hijas. Apunta que no parece que vaya a venir el cabeza de familia, pero que "en la Costa del Sol, sin embargo, no se descarta" que finalmente venga. En este caso parece más un deseo, para colocar a Marbella en el foco de la prensa mundial, y de cara a dar un empujón al turismo procedente de EEUU, que una realidad.

El Diario de Sevilla reflejaba las dos versiones: no desmiente la posibilidad de que venga Barack Obama pero incluye la fuente de un alto funcionario de la Casa Blanca que lo niega. ¿Cómo nos cubrimos las espaldas por si hemos metido la pata? Añadiendo esta última frase: "Asimismo, no se descarta que hasta se pueda cancelar dicha reserva puesto que la Casa Blanca pedía discreción". Claro, claro...

ABC dice que vendrán todos. Tanto en la portada como en la página web. Y con todas las letras: "Marbella espera la visita de Barack Obama la primera semana de agosto". Lo aseguran con un "99% de posibilidades". Como no venga, la metedura de pata será bien gorda. Y alguien le debería decir al redactor de este periódico que Obama va a cumplir 49 años. no 50. Según la web de la Casa Blanca nació en 1961.

La Razón también lo cita en pequeño en la parte superior de su portada. En la web dan la versión última, de la esposa y la hija. Claro, que peor fue la portada que este medio llevaba este domingo, montando en cólera por la posible supresión de las corridas de toros en Cataluña, y el titular "Estocada a la Fiesta". ¿Nadie les ha dicho que Canarias las quitó en 1991 y no ha pasado nada? Ah, pero... "Nunca dejes que la realidad te estropee...".

Mientras, el diario Público, que comparte accionariado con La Sexta, da más primacía al desmentido, y destaca: "El presidente de EEUU, Barack Obama, no viajará a España en agosto, según indicaron este domingo fuentes de la Casa Blanca, tras difundir varios medios españoles que tenía previsto pasar unos días en Marbella". Entre ellos vuestra cadena, amiguitos... Eso sí, no lo lleva en portada.

O sea, primero ponemos la noticia sin confirmar, y luego, cuando desde la propia Casa Blanca lo desmienten, cambiamos la noticia como si tal cosa. Encima, aún aventuramos que podría darse la visita y por si acaso decimos que sí, que iba a venir, pero que como lo hemos descubierto, ahora lo anula... Venga ya.

Supongamos por un solo momento que Barack Obama acaba viniendo. Entonces probablemente veremos a cierto presidente del Gobierno suplicando ser recibido en audiencia para sacar aunque sea una foto que lucir para hacernos creer que nos codeamos con lo más de lo más y no tenemos más de un 20% de paro. Se le conoce como "perder el culo".

Ah, pero el que sí va a venir, en viaje relámpago, es el Papa en noviembre, y nos va a costar una pasta gansa. Quiero hablar de la presencia del rey JCI en Santiago, de las cosas de Israel en Gaza y de los Mossos, esos adalides del buen rollito. Pero a ver si encuentro un hueco.

No hay comentarios: