jueves, septiembre 17, 2009

No hay peor ciego que el que no quiere ver

El durísimo editorial de El País de este miércoles, "El rumbo del Gobierno 1: En la pendiente" ha levantado polvareda. A las 0:30 del jueves llevaba 1889 votos y 1207 comentarios. Es indudable que no todos serán a favor del artículo. La empresa editora de El País ha corrido un grave riesgo con este giro, que continúa este jueves con la segunda parte, llamada "El embrollo fiscal", editorial en el que desaconseja por inoportuna, en este momento preciso, la subida de impuestos que planea el Gobierno, y que la indefinición causa alarma. Saben que esto les puede hacer perder lectores por la izquierda, los más irreductibles fieles al PSOE, se supone que han medido las consecuencias.

Igual de duro ha podido ser el editorial de Iñaki Gabilondo en Noticias Cuatro justificando la toma de posición de El País: "El grupo PRISA está enfadado con Zapatero por la TDT pero eso no quiere decir que sus análisis no sean certeros. El presidente haría mal en desdeñar las observaciones que le hace el diario El País, reduciéndolas a una simple vendetta. Que es lo que sin duda le está recomendando su entorno" (...) "Aunque hoy crean otra cosa en la Moncloa, el problema de Zapatero no es PRISA. El problema de Zapatero es Zapatero". Ya le dijo a su hermano, el ministro de Educación, que si un día tenía que criticarle, lo haría. De momento ha cargado contra el que le dio la cartera.

Justo el mismo día en que Zapatero, en la sesión de control, insistía (una vez más) en que "lo peor de la crisis ha pasado", pero la previsión hecha pública por la OCDE ha vuelto a hacer saltar en pedazos su "optimismo antropológico", al prever una tasa de paro rondando ya el 20% para 2010, tal como había pronosticado el ministro de Trabajo, lo que se traduce en 2,7 millones más de desempleados, por más que ese aumento sea a menor ritmo. Lo peor no ha pasado, se empeñe como se empeñe Zapatero. Se le acabó la 'baraka'.

Después del texto de El País, el editorial de ABC sobre el lío interno del PSOE parece que ha quedado para lectura de ursulinas. Tan gorda es la que se está armando que hoy (por el miércoles) han tenido que desmentir la desunión no menos de tres ministros y tres diputados en los pasillos del Congreso tras la sesión de control. Le han preguntado a Zapatero si se siente solo. Votantes, diputados y bases descontentas, y un apoyo mediático menos, parece.

En un nuevo ejemplo del descontrol, los votos favorables del PSOE han resultado claves para la reelección del portugués Durao Barroso al frente de la Comisión Europea, y López Aguilar aún trataba de justificarlo apelando a la gobernabilidad y la estabilidad en este momento de crisis. Para el líder de los Verdes, el alemán Daniel Cohn-Bendit, "Danny el Rojo", esto es como si Zapatero votase a favor de Rajoy. Nota: los eurodiputados del PSC, Maria Badia y Raimon Obiols, no han votado con el PSOE y se han abstenido.

Otra que debería irse a su casa es Carme Chacón, que niega la protección a los atuneros en el Atlántico y les dice que se paguen seguridad privada, porque si Defensa les diera cobertura el coste sería de 75 millones de euros anuales. ¿Y cuánto cuestan las misiones en el Líbano y en Afganistán? A ese polvorín, por cierto, quiere la ministra mandar 220 soldados más. Hace poco el coordinador de IU, Cayo Lara, recordó el artículo CE 8 .1: "Las Fuerzas Armadas (...) tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial (...)". ¿Es aquello territorio español? Claro que, partiendo de que no se cumple el CE 47, "Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada (...)", todo lo demás parece pedirle peras al olmo.

Más: ¿cómo aguantó Zapatero el ridículo que le hizo pasar Berlusconi la semana pasada? Javier Pradera lamenta en El País que "resulta incomprensible que Zapatero, las dos ministras de su séquito y el secretario general de Presidencia no preparasen las respuestas para salir al paso de las previsibles intervenciones zafias y prepotentes de su anfitrión". Esa preparación de respuestas debería ser tarea de la Secretaría de Estado de Comunicación, que lleva, es un decir, Nieves Goicoechea, antes en la Cadena Ser encargada precisamente de la información derivada de La Moncloa. En Hora 25 han desvelado sus antiguos compañeros que a la pobre mujer no le dejan hacer absolutamente nada. Eso explica episodios tan esperpénticos como el viaje de Chacón a Kosovo para anunciar la retirada del contingente sin que lo supiera Moratinos. El próximo embajador de EEUU en España ha criticado la decisión.

O sea que ni hay política económica ni hay política de comunicación. Lo de la económica es normal si se marchan por la puerta de atrás los economistas formados que tenían. Y de Solbes ha dicho que se merecía "un descanso", en tono despectivo. Ha dicho que seguirá "escuchando" al ex ministro de Economía. Hace tiempo que dejó de escucharle o hacerle caso y, si le oye -no escucha-, pues le entrará por un oído y le saldrá por el otro.

¿Y lo de comunicar? La comunicación es errónea cuando no se concretan las subidas fiscales, no se saben explicar o cada día sale un miembro del PSOE o del Gobierno diciendo algo diferente, como el lamentable espectáculo ofrecido por Pepe Blanco hace un par de semanas. Y tampoco se quiere o se sabe explicar para qué se suben los impuestos, justificar la subida, y el momento escogido, que puede provocar una bajada del consumo.

Otro error de comunicación se ha dado en proyectos que deben de contar sin remisión con el concurso de las comunidades autónomas, mayormente sufragando una parte de la inversión necesaria para ponerlos en marcha, pero que se han comunicado a la opinión pública antes de hablar con las autonomías. Son los casos de la ayuda a la compra de vehículos, de los ordenadores para quinto de Primaria o de los 420 euros para desempleados sin prestación.

La marcha de Solbes tampoco se ha gestionado de forma correcta. Era el número 2 de la lista electoral por Madrid, detrás de Zapatero, e iba a ser el titular de Economía. Por respeto a los votantes debería haber explicado por qué se iba. Los ex ministros Sevilla y Molina sí se explicaron, el primero en su blog y el segundo en una entrevista para la edición gallega de El País.

Sesión de control al Gobierno. Rajoy le ha preguntado a Zapatero qué impuestos van a subir, que sea claro y lo explique para no generar incertidumbre. La realidad es que el presidente del Gobierno no ha contestado a las preguntas de Rajoy. No ha aclarado qué impuestos tocarán, igual es que no lo sabe ni él. Que los aumentos serán "limitados" y "temporales en algunos casos". ¿En qué casos serán temporales? ¿Es que algunos serán permanentes? Se habla de una subida del IVA de dos puntos.

Zapatero asegura que la mayoría de los españoles "está de acuerdo" con la subida de impuestos por "solidaridad". A mí no me ha preguntado. Ha tachado a Rajoy de insolidario (ha querido colgarle esa etiqueta) esgrimiendo el imprescindible gasto en prestación social. Nadie, tampoco el PP, ha discutido el gasto en materia social. Zapatero ha querido agitarlo como antes se agitaba el fantasma de las pensiones. Recalcó que dicha subida tributaria es lo que en estos momentos "necesita España". Toma ya.

Rajoy ha atacado diciendo que la política social de Zapatero son los 4,3 millones de parados. Está mal explicado así, sería mejor decir que la mejor política social es encontrarle trabajo al que no lo tiene. ¿Puede ese aumento de impuestos generar empleo? No parece.

Rajoy ha puesto de manifiesto que la subida contradice lo dicho por Zapatero desde que arrancó la legislatura hasta hace nada, así como a su programa electoral. Que no subiría los impuestos. Pero en primavera se subieron los impuestos especiales, y en junio el Secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, descartó mas subidas de impuestos en 2009. Que por cierto parece que ha dicho que éstos serán sus últimos presupuestos, otro que huye.

Veamos, Zapatero llama "insolidario" al PP por no querer la subida de impuestos -tampoco la quiere CiU-. Sería insolidario si la subida fuera estrictamente necesaria. ¿Lo es o se puede aumentar el déficit un par de puntos más? ¿Es efectiva la política económica? ¿Tiene el Gobierno política económica?

Cándido Méndez (UGT), prevé un otoño caliente, y no ha dicho nada de una huelga general, pero su lenguaje ha sido lo bastante enigmático como para especular. Todo dependerá de la respuesta de la patronal en la negociación colectiva, dice. O sea, la posible huelga sería contra los empresarios, contra quien puede generar empleo -despidos también, claro-, pero no contra el Gobierno. No, claro, su amigo Zapatero no tiene la culpa de nada, qué va. Y de reformar el mercado laboral ni hablemos.

Vemos la descoordinación y la pérdida de iniciativa del Gobierno, a las que parece que asisten aterrados muchos socialistas, nobles y de base, causadas sólo por el afán presidencialista de Zapatero, que ejerce de verdadero ministro de Economía y con los ministros ejerciendo de comparsas, monigotes, títeres, guiñoles o cualquier sinónimo parecido. Como están a lo que diga el jefe, carecen de inventiva, de iniciativa, de ideas propias.

En la misma sesión de control, Elena Salgado ha vuelto a hablar de las bondades de la futura Ley de Economía Sostenible. Se promete algo que carece de contenido. Además esa Ley necesita una fuerte inversión en I+D+i y la participación de los Ministerios de Industria e Innovación, y ya se sabe que precisamente en estas dos áreas se van a producir los mayores recortes presupuestarios, con lo que esa ley nacerá herida de muerte. Y la Ley de Economía Sostenible implicará sacrificar la de Ciencia, cuyo borrador lleva meses encallado.

Este jueves un nuevo artículo de opinión en El País, y ya sería el tercero en un breve plazo, critica la inconsciencia de ese recorte en materia científica, en el área que, bien dotada, sí debería servir para sacarnos del agujero y cambiar el modelo. Aventuro que no será con este gobierno. Se habla de un retroceso de más del 30% de la inversión en I+D prevista para el año próximo. El precio de seis Cristiano Ronaldos. Hundir la ciencia de un país es hipotecar su futuro, pero al cortoplacismo y la cortedad de miras de Zapatero y sus aduladores parece que les da igual.

ERC presentará una moción sobre la prostitución y se abrió un debate paralelo sobre la posible prohibición de los anuncios de contactos y prostitución en los medios de comunicación.

Las ONG CEAR, Red Acoge y Cáritas han presentado más de cien enmiendas al proyecto de Ley de Extranjería, que afectan a la práctica totalidad de los artículos. Afirman que la situación de crisis "no es excusa" para retroceder en derechos y libertades, ya que la reforma "criminaliza" a los inmigrantes y los trata "como mercancía". Denuncian que exigirá a los inmigrantes ser residentes legales para poder inscribirse en el padrón municipal, lo que automáticamente les cerrará las puertas a la sanidad y a la educación y que permite internar 60 días a los sin papeles, endurece la reagrupación familiar y multa a quienes empleen a personas sin permiso de trabajo. Por desgracia parece que CiU y Coalición Canaria van a ayudar al PSOE a pasar el primer trámite este jueves en el Congreso, una enmienda a la totalidad.

No hay comentarios: